15 productos indispensables para tu maquillaje de novia

Como es tendencia hace algunos años, la mayoría de las novias tiene a su maquillador o maquilladora contratado para hacer de su matrimonio el día perfecto, pero ¿qué pasa si por algún imprevisto éste no puede llegar o no tiene horas disponibles? O que simplemente estás invitada a un matrimonio pero tu presupuesto no alcanza para un maquillador.

Muchas veces también, el maquillador está reservado solo para la celebración religiosa o para la fiesta de matrimonio, pero ¿acaso no quieres verte perfecta también para la ceremonia civil?

Para esos casos, a continuación te enseñaremos a hacer un maquillaje simple, bello y durable paso a paso utilizando solo 15 productos.

Los elegidos son: agua termal, crema hidratante, primer de párpados, gel de cejas, sombras, máscara de pestañas, delineador líquido, delineador en lápiz color nude, corrector, base, polvos matificantes, polvos de contorno, rubor, iluminador y labial.

  1. Agua termal

    Si no cuentas con un tónico, utiliza agua termal a modo de éste, para refrescar tu piel y prepararla para los productos que utilizarás.

  2. Crema hidratante

    Usa una crema hidratante indicada para tu tipo de piel. Si el matrimonio es de día es importante que tenga spf, Fabiola Oyarzún nos dice que hay que cuidar la piel de la radiación y por lo mismo incluso, debe repasarse si es necesario para lo cual existen ciertos bloqueadores en spray que no corren el maquillaje aún cuando se apliquen después de éste.
    De todas formas, cuida que sea un spf con filtro químico, o sea que no tenga dióxido de titanio ni óxido de zinc porque reflejan la luz y hacen que te veas blanca en las fotos. Si el matrimonio es de noche, el spf es prescindible.

  3. Primer de párpados

    Hará que tu maquillaje de ojos dure más y que las sombras no se quebrajen con el pasar de las horas y, si tiene un poco de color, también va a ayudar a emparejar el tono del párpado. Deja que se asiente un poco en los ojos y luego maquíllalos.

    Créditos: The Love Hunter
  4. Gel de cejas

    Si nunca has maquillado tus cejas, el día del matrimonio no es el momento de experimentar con polvos ni lápices. De todas formas, es necesario preocuparnos de ellas porque son el marco del rostro, por eso ¡opta por un gel de cejas! Los hay con color si es que tus cejas son poco pobladas, y transparentes si solo quieres fijarlas para que queden en su lugar durante todo el matrimonio. Paula Yolin recomienda que si vas a escoger un gel con color, éste debe ser medio tono más oscuro que el color natural de sus cejas, nunca más claro y que en el caso de que quieras rellenar, con un pincel se logra bien la cantidad de producto de manera que se vea natural y no recargado.
    Cualquiera sea el que escojas no te olvides de este paso porque es sumamente importante para que tu maquillaje se vea pulido.

  5. Sombras

    ¡Con solo tres sombras puedes hacer maravillas! Primero toma una sombra color vainilla mate y aplícala tanto en el párpado móvil como en el párpado fijo, para emparejarlo y que las siguientes sombras que apliques se trabajen de mejor forma. Luego, aplica alguna sombra mate en una tonalidad media (por ejemplo, un café fría o un gris) para marcar la cuenca del ojo. Utiliza un pincel de difuminar y siempre muévelo en el mismo sentido para que no se noten cortes. Luego, aplica el mismo color con el que marcaste la cuenca, un poco más cargado (puedes mojar el pincel con agua termal para aumentar la intensidad) en la esquina del ojo, formando una “V”, difuminándolo e integrándolo con el otro color para que se vea todo más profesional. Después, con un pincel tipo lengua de gato pequeño, aplica a toquecitos un color satinado (puede ser algún beige claro, rosa o un gris también dependiendo de la combinación que hayas elegido) en el párpado móvil, hasta el lagrimal, de manera tal de iluminar la mirada. Por último, con un pincel delgado, toma el mismo color que utilizaste para marcar la cuenca y aplícalo bajo la línea de las pestañas.

    Créditos José Castaño
  6. Delineador en lápiz

    Cuando maquillamos los ojos, buscamos que no se note el cansancio. Entonces, si lo que buscamos es iluminar, Yasna Castillo nos cuenta que lo mejor es aplicar delineador en lápiz color nude, champagne o vainilla en la línea de agua inferior, de manera tal de dar la ilusión de que están más abiertos y de lograr el efecto de iluminación.

  7. Delineador líquido negro

    Yasna Castillo nos cuenta que lo mejor es aplicar delineador líquido porque otorga más definición, pero también podrías optar por delineador en formato en gel o en plumón si te acomoda más; lo importante es que sea a prueba de agua para que dure toda la noche. Procura hacerlo lo más cercano al nacimiento de las pestañas, para que dé la ilusión de que hay más y que no se note separación alguna entre el maquillaje y las mismas. Si es que para aplicar máscara necesitas encrespar primero, hazlo antes del delineado, aunque si es que sientes que es demasiado difícil ten mucho cuidado y espera a que esté completamente seco antes de encrespar.

  8. Máscara de pestañas negra

    Las hay para todos los gustos, para alargar, dar volumen o incluso para ambos propósitos. Acá lo importante, al igual que con el delineador, es que optes por una máscara waterproof para que te dure todo el día. Si no tienes la suerte de que tus pestañas sean naturalmente curvas, ¡encréspalas primero!, como truco puedes calentar un poco el encrespador con el secador de pelo (cuida que sea solo tibio y que tu mano pueda aguantar la temperatura perfectamente). Luego, aplica la máscara con movimientos zig zag, sin manchar tus párpados.
    Consejo: Yasna Castillo nos cuenta que no se debe bombear la máscara porque al hacerlo entra aire y en consecuencia se empieza a secar.

    Créditos: Enzo Borzacchiello
  9. Base

    Ahora es el turno del rostro (algunos prefieren primero aplicar base y después maquillar los ojos, pero es mejor maquillar los ojos primero por si caen restos de sombra o te equivocas en algo, puesto que simplemente limpias con un cotonito o una toalla húmeda y quedará como nuevo). Aplícala ya sea con tus manos, con una brocha tipo mofeta o lengua de gato o incluso con esponja húmeda (va a depender de lo que para ti sea más cómodo) y recuerda las orejas y el cuello, porque no es la idea que parezca una máscara.
    ¿Qué base aplicar? Fabiola Oyarzún recomienda bases con mayor cantidad de agua, porque en general las novias no quieren sentir la piel pesada, aunque de todas formas siempre podrá elegir una base más densa. En el caso de la piel seca, se debe preparar la piel con tiempo para darle hidratación, por lo menos unos 3 meses antes del matrimonio limpiándola, tonificándola y aplicando crema y bloqueador. Además si la piel es mixta recomienda usar un primer matificador para atenuar los brillos en la zona T, y si es grasa además del primer llevar polvos traslúcidos en la cartera para retocar, agua termal para fijar e incluso blotting papers que son unas toallitas especiales que secan el brillo que se ve en la piel sin sacar mucho maquillaje.

  10. Corrector

    Debe ser de un tono un poco más claro que la base. Aplícalo en la zona de las ojeras en forma de triángulo de manera de iluminar. También puedes aplicarlo y difuminar con el dedo sobre ciertas imperfecciones como granos o manchitas que la base no cubrió.

    Créditos: Milusca Zabaleta
  11. Polvos traslúcidos

    Idealmente los polvos deben ser transparentes (se ven blancos en el envase) o del mismo tono de la base, de manera tal que no cambie el color de todo el maquillaje que ya aplicaste. No es necesario que apliques los polvos en todo el rostro, sino solo en los lugares que aplicaste corrector, de manera de sellarlo y sobre las zonas del rostro que tienden a brillar (usualmente la nariz y la frente). Usa una brocha gorda para que el acabado sea lo más natural posible.

  12. Polvos de contorno

    Existe contorno en crema y en polvo, pero según la maquilladora María Luisa García para una principiante es mejor utilizar contorno en polvo; además éstos siempre deben ser mates y ojalá lo más alejado al naranja. También explica María Luisa García que la forma de aplicar contorno es en la sien, bajo el pómulo y en la quijada. Eso sí, es importante dejar claro que esta forma de contorno es para un rostro más bien redondo, ya que si el rostro es alargado y de pómulos salientes no debe aplicar contorno bajo el pómulo, sino solo rubor e iluminador sobre éste y para acortar un poco la cara aplicar contorno bajo la barbilla.
    Difumina el contorno para que se funda con el maquillaje y dé dimensión al rostro y no quede solo “una raya”. También puedes contornear la nariz y el mentón si es que así lo deseas.

  13. Rubor

    Dependiendo de tu preferencia, puedes usarlo de acabado mate o satinado (si prefieres satinado, puedes ahorrarte el siguiente paso si quieres). Sonríe y aplícalo en las manzanitas usando una brocha de rubor. Es preferible ir tomando poco producto y agregando más si hace falta y no arriesgarse a que quede “efecto Heidi” en el rostro.

  14. Iluminador

    Aplícalo con moderación y difuminando hacia arriba, en la parte alta del pómulo. Puedes también aplicarlo en el tabique de la nariz y en el arco de cupido (no es recomendable esto último si el iluminador tiene shimmer o si tu piel es grasa y tiendes a brillar naturalmente).

    Créditos: Miluska Zabaleta
  15. Labial

    Si eres más osada puedes usar un labial rojo o rosado fuerte; si no, opta por un nude o un rosa viejo.
    Para la temporada de verano, Paula Yolin recomienda un rosa fuerte casi fuccia, porque queda bien tanto a morenas como a blancas, también en el caso de las morenas un labial coral resalta su color de piel.
    Además Paula nos entrega dos tips: usar labial de larga duración para que la novia no tenga la preocupación de estar retocando toda la noche (lo que sí, los labios deben estar sumamente hidratados y bonitos, para lo cual la noche anterior deben exfoliarse con una pasta de azúcar con limón); si no quieres usar labial de larga duración, también puedes delinear primero los labios con un color parecido al del labial y rellenarlos con el mismo delineador, luego aplicar el labial y “sellarlo” suavemente con una brocha con polvos matificantes sueltos y finalmente aplicar labial nuevamente, de forma que se mantenga el color mucho más tiempo.

BONUS **Agua termal: El agua termal además de servirte como tónico, si lo aplicas luego de todos los productos en crema y polvo, ayudará a que éste se integre de mejor manera a tu rostro, dando un aspecto más natural. Fabiola Oyarzún nos cuenta que también aumenta la duración del maquillaje actuando como un buen sustituto a fijadores de maquillaje por lo que puede ser útil si es que no tienes (es mucho más económico que un fijador y tiene más de un uso). Además te aconsejamos tenerla a mano durante la noche de la fiesta, porque posee la cualidad de refrescar el maquillaje y la piel y evitar que se corra el maquillaje.

¿Ves? Solo utilizando estos 15 productos tu maquillaje se verá pulido, hermoso y estarás perfecta para disfrutar toda la noche sin miedo a los imprevistos.

¿Te faltan accesorios?, ¡entonces revisa esta selección de las 50 joyas de novias para brillar en tu día!

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información