CL Login
CL

Cómo guardar tu vestido de novia. ¡Sigue los consejos de las expertas!

Soñaste con él más de una vez, lo buscaste por todos lados, lo diseñaste a tu medida y te sentiste la más linda del mundo el día que te lo pusiste por primera vez. Hablamos nada más y nada menos que de tu vestido de novia.

No hay nada como la sensación de probarte por primera vez tu vestido de novio. Después de tanto tiempo, por fin pudiste usarlo y lo disfrutaste al máximo. Termina la fiesta y después de haberlo pasado increíble, te das cuenta de que hay una que otra mancha en la falda, los botones están sueltos, la basta está negra, el velo quien sabe dónde, pero aún así es un vestido especial, por lo que quieres conservarlo para siempre. Por eso, te damos algunos consejos que te ayudarán a mantenerlo en perfectas condiciones, tal como cuando lo usaste por primera vez.

Pajaritos en la CabezaConozca más sobre “Pajaritos en la Cabeza”
Créditos: Pajaritos en la Cabeza

Lo primero que debes hacer al sacártelo es tener cuidado con los detalles, especialmente los botones, el encaje y la pedrería. Al sacártelo, es recomendable que lo dejes estirado sobre una silla o sobre una mesa amplia donde puedas evaluar bien el daño y lo que necesitarás pedirle a quien lo limpie.

Luego, al otro día o días posteriores al matrimonio, debes llevarlo a la tintorería para que le realicen una limpieza profesional. Mientras antes lo hagas, mucho mejor ya que evitarás que las manchas se adhieran. Las chicas de Divino Vestido, sugieren hacer especial énfasis en la parte inferior del vestido ya que es donde se junta mayor cantidad de suciedad. Ellas además de tener diseños para todo tipo de novias, ofrecen un servicio de limpieza donde por $60.000, dejarán tu vestido como nuevo.

Ignacio NavarroConozca más sobre “Ignacio Navarro”
Créditos: Ignacio Navarro

Si tu vestido no posee pedrería o accesorios delicados, puedes lavarlo a mano o a máquina en un programa delicado y con jabón neutro sin dejar pasar más de 12 o 24 horas para que las posibles manchas no se fijen en las fibras. Después, dejarlo secar al aire libre y al sol extendiéndolo por completo, sin colgar, para evitar las marcas. Si deseas plancharlo, debes hacerlo con vapor suave ya que de lo contrario pueden marcarse algunas líneas, las manchas que no salieron del todo pueden impregnarse aún más o peor aún, puedes quemarlo.

Lised MarquezConozca más sobre “Lised Marquez”
Créditos: Lised Márquez

Las chicas de Blanca Bonita sugieren que para evitar que la tela pierda su tono original y se ponga amarillo con el tiempo, es recomendable guardarlo en el porta trajes en el cual te lo entregaron o en una caja de cartón envuelto en una tela azul. También, es muy importante guardar tu vestido en un lugar fresco y seco, evitando la humedad ya que esto puede dañar considerablemente las telas y además dejar un olor poco agradable en tu vestido.

Si tu vestido es grande, posee cola y quieres evitar que ocupe demasiado espacio en tu clóset, puedes guardarlo en una bolsa herméticamente cerrada. Para eso, una vez limpio debes doblarlo con mucho cuidado en una bolsa a la cual, una vez introducido el vestido, le sacas el aire, lo cual lo puedes hacer con la ayuda de una aspiradora. De esta manera, queda protegido y ocupando poco espacio en el lugar donde se guarde.

También te recomendamos tener cuidado con las telas naturales tales como los encajes, el algodón y la seda, ya que eso atrae la atención de visitantes indeseados que pueden afectar tu vestido. Para eso, pon en la bolsa de tu vestido una bolita de naftalina y así evitarás la presencia de polillas y otros insectos que puedan dañar su confección.

Pajaritos en la cabezaConozca más sobre “Pajaritos en la cabeza”
Créditos: Pajaritos en la cabeza

Finalmente, te recomendamos que lo saques de su caja o bolsa por lo menos una vez al año para airearlo y ponerlo al sol por un momento breve.  Así se evita que las marcas y dobleses se impregnen demasiado en la tela, arrugándola o dañándola por el paso del tiempo. También puedes aplicar un poco de spray aromatizante para telas para sacar el olor a encierro que puedan tener las telas, siempre con mucha precaución de no mancharlo.

Es muy importante que sigas estos consejos o bien, te asesores con personas entendidas en el tema en caso de que quieras conservar o vender tu vestido en el futuro. Las telas, los encajes y los detalles son los primeros en dañarse con el paso del tiempo, por eso debes   ser muy precavida en la manera en cómo lo conservas. Con estos consejos, ya puedes tener tu vestido de novia como un lindo recuerdo que puedes volver a abrir y admirar cada vez que quieras.

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información