Cómo superar la primera pelea de casados

Algunas parejas llegan a mi consulta preocupadas por la situación de su relación luego del primer altercado, temiendo se instale entre ellos una especie de cuña difícil de superar. Y es que de las tantas cosas que se desconoce al momento de dar el sí, es la manera de enfrentar los conflictos, resistirse a evadirlos y asumir que no todo será color de rosas.

Ya sea porque la cotidianidad va mostrando las diferencias de costumbres, o de que las prioridades no siempre son las mismas, tarde o temprano surgirá entre los más dulces enamorados la ocasión de medir cómo enfrentarán sus discrepancias.

Deborah Dantzoff Fotografía
Créditos: Deborah Dantzoff Fotografía

Por más desagradable que sea una pelea, éstas son un escenario vital en donde reafirmar la identidad de las personas y, por sobre todo, el de mostrarle al otro sus límites, aquello que para cada cual es fundamental, lo que se requiere respetar y atesorar. Para el caso que te surja el temor de reconocer las desavenencias con tu amado, puedes reflexionar sobre lo siguiente:

1. Aceptar que no existe una verdad única

La particularidad de cada persona hace que interprete la vida desde esa unicidad y con ello, muchas veces se peligra en olvidar que los otros hacen el mismo proceso. El rol fundamental de la comunicación es evitar en caer en juicios absolutos y en generalizaciones para dar paso a una verdad compartida, o en acuerdos comunes.

2. Las diferencias entre géneros

Provistos de pequeñas distinciones, los cerebros masculinos y femeninos tienden a operar desde ángulos muchas veces opuestos. Es lo que sucede con la predisposición femenina a la comunicación vs. la preferencia masculina a conservar el silencio frente a temas emocionales. Reconocerlo pavimenta el terreno en donde sea posible sostener una discusión con propiedad dando el tiempo que cada cual requiere y que cada discusión lo amerite.

3. Los problemas no son la pareja

Al mirar las disyuntivas no se está hablando de la pareja, sino de lo que va sucediendo en el devenir de la relación. Por lo mismo, no temer que cada divergencia signifique poner en jaque el vínculo que ponga en cuestionamiento el nivel del afecto.

Deborah Dantzoff Fotografía
Créditos: Deborah Dantzoff Fotografía

Si además lo tuyo, se relaciona con la manera de cómo expresar tus puntos, recuerda lo siguiente:

  • Siempre cuidar las formas y no caricaturizar ni sacar de contexto lo que se discute.
  • En la medida de lo posible ser claro y focal, no traer resentimientos pendientes o entremezclar cuestiones que puedan confundir de lo que se quiere realmente subrayar.
  • Tener claro cuáles son los temas relevantes en la convivencia para ti, aquello que no quisieras ni tranzar, ni pasar por alto.
  • Especialmente para los asuntos relevantes, establecer conversaciones puntuales en momentos tranquilos, que les den la oportunidad a ambos de expresarse, y con ello, llegar a acuerdos de pareja.

Andrés Mejías
Créditos: Andrés Mejías

Una relación así como se asocia a la dulzura y el romanticismo, también conlleva un nivel de desafío, ya que pone a prueba de manera sostenida, el cómo afirmar una identidad propia con aquellos elementos que son significativos a cada persona. Por lo mismo, aprender a abrazar los espacios de crecimiento sin importar cuán incómodos puedan ser. Confiar profundamente en que el Arte de la Discrepancia es tan valioso y es parte del Arte de Amar.

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Más información

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información