CL Login
CL

Las bodas de oro de Gina y José: ¡un amor que vale la pena admirar!  

Gina y José han recorrido un largo camino juntos y hoy celebran sus bodas de oro de una manera excepcional, una sorpresa que su familia preparó para ellos en demostración del amor y el agradecimiento que les tienen. Dale un repaso a esta hermosa historia de amor que muchas parejas deben conocer y admirar. A continuación su nieto nos describe con una gran originalidad el paso a paso de los momentos más hermosos de la historia de Gina y José, acompañamos el relato con las fotografías de LaTorreblanca Fotografía.

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Enamorados en la micro

Texto por cortesía de Carlos Carrasco, amigo personal de la familia: “Hace cinco décadas ocurrieron un sinfín de cosas que hoy ya no recordamos, pero que han marcado nuestras vidas para siempre. El mundo se dividió en dos colores políticos, el hombre llegó a la Luna y se inventó el peso chileno. Algunas personas en esta fiesta aún no nacían y algunas otras apenas daban sus primeros pasos, sin embargo, el arte de la coquetería y el “engrupo” ya existían desde mucho tiempo antes.

Por eso el Pelao, como siempre le han dicho sus más cercanos, le preguntó ese día en la micro a aquella linda quinceañera si quería que le llevara el bolso. La conocía, era una de las niñas que le gustaban, pensó, y quiso hacerse el galán con ella. Según sus cálculos ella debía bajarse mucho más atrás que donde realmente se bajó y fue entonces cuando entendió la confusión.

El destino se encargó entonces de construir un camino de medio siglo, una historia de oro. Arriba de una carreta desde los doce años el Pelao siempre tuvo una inclinación particular por la vida en la calle y las ganas de buscarse la vida por las suyas. Vendiendo frutas y verduras por el barrio, fue que logró mantener esa chispa de enamoramiento fugaz y errático. Hasta el día de hoy ninguno de los dos cede a la pregunta por quién persiguió más la mirada del otro y lo más probable es que esa misma jugarreta coqueta haya sido lo que los mantuvo pololeando durante dos años.

Los encuentros a escondidas a la salida del colegio y el papá de Gina correteando al pretendiente, fueron la tónica de esos años. El Teatro Minerva, entonces en la intersección de Chacabuco con San Pablo, se convirtió en uno de los lugares favoritos de los tórtolos. Barato y durador, aquella sala de “cine rotativo” muy popular entre los jóvenes los cobijó todos los lunes como ritual de cada semana.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Confusión encantadora y oposición del padre de Gina

Texto por cortesía de Matías, nieto de la pareja: “Tal como decía en el texto, mi abuelo, un hombre muy galán y con muchas pretendientes, confundió a mi abuela en un trayecto de micro, “creí que era una de mis tantas pololas”, dijo, luego de ese confuso y fugaz encuentro, José quedó flechado de Gina y pues cómo no, si ella era una hermosa muchacha de diminuta cintura y una sonrisa perfecta. Un día José, quien se dedicaba a vender frutas y verduras por los hogares del sector de quinta normal llegó a casa de Gina, se reconocieron de inmediato y desde ese momento fue cuando comenzó esta historia de amor.

Gina fue la primera polola que fue presentada a los papás de José, estos quedaron cautivados frente a los encantos de esta bella joven, mientras que por otro lado, el padre de Gina lo único que quería era alejar a su hija de este hombre que había conquistado el corazón de su pequeña.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Matrimonio

Texto por cortesía de Carlos Carrasco: “A pesar de los consejos de la tía Zulema, quien siempre le advirtió a Gina “¿cómo te vas a casar con un verdulero?”, el matrimonio en la iglesia de Carrascal fue una decisión que no tenía lugar a cuestionamiento. Pancho, el primero de sus hijos, venía en camino.

Gina terminó el colegio y el Pelao intentó dejar la calle y el fútbol sin mucho éxito. Pero fue allí mismo dónde encontraron una posibilidad para construir un hogar.”

Texto por cortesía de Matías: “El amor fue más fuerte y luego de dos años de pololeo, decidieron casarse a la edad de 19 (José) y 18 (Gina) años, el matrimonio se llevó a cabo el 27 de marzo de 1966.

Del amor de esta pareja nacieron 3 hijos, Francisco, Pamela  y Pablo. La familia creció aún más y fue así cuando unos años más tarde, llegaron a la vida de ellos sus siete nietos.”

Créditos: LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “Créditos: LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

50 años juntos

Texto por cortesía de Matías: “Este año José y Gina cumplieron 50 años de matrimonio, mi mamá Pamela fue la de la idea de celebrar este acontecimiento, ella quería algo sencillo y muy íntimo, pero la verdad es que cuando me contó sobre lo que tenía planeado me emocioné demasiado, quería que esto quedará para siempre en su memoria y en la de todos. No solo era motivo de festejo sus bodas de oro, también queríamos demostrarle todo el amor que tenemos por ellos y regalarles un hermoso momento, reconociendo además todo lo grandiosos que han sido con nosotros, debíamos agradecerles, porque si no fuera por ellos no seríamos quienes somos hoy.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Preparación de las bodas de oro

Texto por cortesía de Matías: “Mis abuelos no tenían idea que queríamos hacerle este reconocimiento, tuve 2 meses para organizar todo el matrimonio, corriendo por todo Santiago, buscando una diseñadora para confeccionar el vestido de mi abuela, entregando los partes a cada uno de los invitados, el lugar debía ser muy mágico, tenía que plasmar la confianza, la paz y el amor que viviríamos ese día, por eso elegimos El Solar de Añasco, un espacio en medio de la naturaleza. Las invitaciones, la torta, la música, la fotografía, no quería que se me escapara ningún detalle, una vez que tuvimos la mayoría de las cosas listas decidimos contarles esta sorpresa, la cual generó un gran entusiasmo en ellos, además les encantó la idea de revivir un momento tan bonito junto a las personas que ellos más quieren.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Ayuda de amigos en la organización

Texto por cortesía de Matías: “Busqué muchas ideas por internet y tuve la ayuda de mis grandes amigos para poder ejecutar algunas que se me ocurrían para sorprender a todos el gran día. Mi amigo Carlos estudia periodismo y le pedí que entrevistara a mis abuelos para recolectar datos de su historia y así poder construir una crónica de su vida para ser leída durante la ceremonia.

Mi amiga Inge estudia diseño y ella me brindó toda su ayuda y conocimiento, hicimos los recuerdos, el ramo de la novia y muchos otros detalles estéticos del matrimonio. Mientras que Anita, amiga bailarina, fue quien me ayudó a construir una coreografía para que todo saliera perfecto, a todos les encantó el baile.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Estilo de la novia

Un estilo tan hermoso no podía dejar de ser descrito, Gina lucía un vestido de gasa con macramé dorado, una confección elegante y sobria creada especialmente para ella, la diseñadora fue Ama Novias. Los zapatos de Diza Shoes iban acorde al estilo con matices de dorado y marcado acabado vintage, eran únicos como todos los detalles impuestos en la celebración. Mientras que el maquillaje estuvo a cargo de Glam Studio by Bernardo Ojeda, en matices marrones y rosas resaltaba su belleza natural.

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Unas bodas de oro fuera de serie

Texto por cortesía de Matías: “No podía pasar por alto un dato muy importante, mi abuelo es un eterno enamorado del rock & roll, por lo que se me ocurrió sorprender a los invitados con un vals interferido el cual terminaría con la conocida canción “rock around the clock” protagonizada por los novios. En cuanto a las invitaciones no les pedí regalos a los invitados, pues mis abuelos tienen de todo, lo que se me ocurrió fue pedir una cuota monetaria para juntar dinero y así regalarles una pequeña luna de miel, los invitados quedaron encantados con la idea, permitiéndoles regalarles unos fantásticos días en las termas de Puyehue, queríamos que los atendieran como nunca antes lo habían hecho y que se sintieran como reyes.

Hace poco volvieron de su linda luna de miel, que por cierto, fue su primera luna de miel, lo disfrutaron tanto que no podían más de la felicidad.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía
LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

Texto por cortesía de Matías: “Me encantó poder realizar este lindo evento, fue muy agotador, pero realmente valió la pena, me llevo la dicha de poder ver a mis abuelos felices, de haber juntado a la familia en un bello momento y vivir la emoción hasta las lágrimas de todos los invitados que asistieron a las bodas de oro de mis abuelos Gina y José. Quiero agradecer a mis papás en primer lugar, quienes fueron los que permitieron que todo esto fuera posible.”

LaTorreblanca FotografíaConozca más sobre “LaTorreblanca Fotografía”
Créditos: LaTorreblanca Fotografía

¿No ha sido una historia hermosa? Gina y José vivieron uno de los momentos más hermosos de su vida gracias a la iniciativa de sus seres más queridos, como si fuera la primera vez cuando se daban el sí frente al altar.

CRÉDITOS:

Fotografía: LaTorreblanca Fotografía | Locación: El Solar de Añasco | Maquillaje: Glam Studio by Bernardo Ojeda | Vestido de novia: Ama Novias |  Zapatos: Diza Shoes |  Torta de matrimonio: Carolina Dulcería

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Comentarios (1)

Erika Basai
September 20, 2016

Tengo la suerte de conocer a Matias, nieto de esta bella pareja, él es una persona maravillosa por lo tanto me puedo imaginar los maravillosos abuelos que deben ser Gina y José.

Responder

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información