Los vestidos de novia de la realeza europea en los últimos 100 años: elegancia y sofisticación

Descubre en este recorrido, los vestidos de novia de la realeza europea en los últimos 100 años. Vestidos que han estado llenos de estilo y sofisticación a pesar del tiempo. Según de qué princesa o reina hablemos, tratamos con diferentes diseños, y es que cada una tiene su estilo, desde Grace Kelly a Mette Marit, una evolución acorde con el paso del tiempo.

Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist. Imagen Gtres Online.

Además de evolución en los estilos, también se produce en las tradiciones de las monarquías. Un claro ejemplo es la última boda real celebrada en Europa, entre Sofía Hellqvist, que trabajó como camarera, modelo y stripper, con Carlos Felipe, el único hijo varón de los Reyes de Suecia. El vestido que lució la novia estaba confeccionado con seda española y llevaba el pelo recogido en un clásico moño bajo adornado por una espléndida tiara, regalo de los Reyes de Suecia. El ramo no podía ser otro que el tradicional ramo con mirtos.

Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist. Imagen Gtres Online / Infografía Zalando.
Carlos Felipe de Suecia y Sofía Hellqvist. Imagen Gtres Online.

Si seguimos hablando de la casa real sueca, Victoria de Suecia vistió en 2010 en su matrimonio, un diseño de satén duquesa de seda en color crema. Fajín en la cintura, cuello barco y adornos en la cola de 5 metros, son las principales características de este diseño. La tiara que lució tiene historia detrás, pues data de tiempos de la emperatriz Josefina, hace más de 200 años, esposa de Napoleón Bonaparte.

Magdalena de Suecia se inclinó en 2013, por un vestido de novia de Valentino, confeccionado en organza de seda y encaje chantilly marfil. Con una cola de 4 metros; el diseño resultó espectacular.  Al igual que todas las novias reales de Suecia, el ramo estaba elaborado con mirtos, una flor tradicional de las novias.

Victoria de Suecia. Imagen Gtres

En 1956, la bella Grace Kelly contraía matrimonio con el Príncipe Rainiero III de Mónaco. Su vestido de novia, elaborado con encaje antiguo de Valenciennes, rosas de puntilla y perlas incrustadas, seda peau de soie, tafetán de seda y tul con aljófares y ocultos en cada una de las tres capas del cancán, diminutos lazos azules, aún sirve de inspiración para muchas novias.

La autora de la obra de ese vestido de novia tan espectacular, fue Helen Rose, diseñadora de vestuario de los estudios MGM, que conocía a la novia gracias a su carrera como actriz.

Infografía Zalando / Grace Kelly y Rainiero de Mónaco. Imagen Gtres Online.

Carolina de Mónaco lució un vestido de novia de Christian Dior. El cuerpo del diseño estaba elaborado con encaje y transparencias, los adornos florales y de encaje en los puños y la falda. En lugar de la clásica tiara optó por aros de flores. Su hermana, Estefanía, llevó para su gran día, un vestido de novia corto, de un diseñador desconocido.

En 2011, Alberto de Mónaco contrajo matrimonio con Charlene Wittstock. La novia lució un vestido de novia de Giorgio Armani, elaborado con seda duquesa y organza de seda blanca. Un lindo diseño adornado con 4000 cristales de Swarovski y 20000 lágrimas de madreperla con una cola de 5 metros.

Tatiana Santo Domingo, se inclinaba en 2013 por un estilo más moderno para su matrimonio civil con Andrea Casiraghi. El diseño que lució era de Missoni y las sandalias elegidas para la ocasión planas en color plata.

Vestidos de novias del Principado de Mónaco. Infografías Zalando

En 1981, el vestido de novia de Diana de Gales estaba confeccionado en tafetán de seda de marfil y más de 40 metros de encaje antiguo. Este diseño es recordado por la cola del vestido que, de 7,62 metros, es una de las más largas de la historia. La tiara que lució fue herencia familiar.

Kate Middleton, años más tarde, en su boda con el Príncipe Guillermo, escogió un diseño de Alexander McQueen, que incluía, como tributo a las tradiciones británicas, encaje elaborado a mano y los emblemas florales del Reino Unido bordados. Su cola no medía más de 2,7 metros y llevaba la tiara “halo” de Cartier.

Kate Middleton. Imagen Gtres
Infografía Zalando.

Máxima de Holanda también se inclinó por el diseñador Valentino en 2002 para su vestido de novia, elaborado con encaje y mikado marfil y una cola de varios metros. Lució una tiara, herencia de la Corona Holandesa, con un velo de tul de seda bordado a mano con motivos florales.

Maxima de Holanda. Imagen Gtres

En el año 2001 Mette Marit se casaba con Haakon de Noruega, sorprendiendo con su look nupcial. Su vestido de novia era de manga larga, una variante minimalista de crêpe de sea color marfil, inspirado en el vestido que lució en su día la Reina Maud, bisabuela de su marido. La cola no era muy larga, de 2 metros, mientras que el velo de tul de seda medía 6.

Te dejamos esta selección de imágenes por Zalando de los vestidos de novia icónicos de los últimos 100 años ¡Inspírate para encontrar el vestido de novia ideal para ti!

La evolución de los vestidos de novia de la realeza en Zalando.es Conozca más sobre “La evolución de los vestidos de novia de la realeza en Zalando.es ”
Zalando presenta 100 años de vestidos icónicos de la realeza

Ahora que ya tienes grandes ideas para encontrar tu vestido novia ideal, ¡no puedes olvidar la noche de bodas! Descubre este video con 100 años de historia de la lencería femenina. Y en dos minutos pueden recorrer lo más representativo de la moda femenina ¡en 100 años!

Si estás buscando tu vestido novia, no dudes en llamar las tiendas especialmente seleccionadas por Zankyou para concertar una cita y poder estar perfecta el día de tu matrimonio.

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información