Publicidad
10 excusas para no asistir a una cita que no te apetece

10 excusas para no asistir a una cita que no te apetece

Tienes una cita y no quieres acudir por nada del mundo. Aquí tienes algunas de las excusas que puedes poner a tu acompañante.

  • Vida en pareja
  • Editor-choice
  • Divertido
  • Humor

Puede que, alguna vez, a alguien le hayas dado tu número de teléfono durante una noche loca, en una despedida de soltera o que te hayas encontrado con alguien en el camino que te haya gustado a simple vista pero con el que luego, no te apetece tener una cita a pesar de su insistencia. Pero, ¿cómo escapar de una cita a la que no te apetece ir para nada? No te preocupes porque te vamos a ofrecer 10 excusas concretas con las que poder escapar de una cita a la que, ni por asomo, quieres acudir.

guardarMademoiselle Do
Créditos : Mademoiselle Do

1. Mi computadora acaba de empezar la actualización de Windows

Publicidad

Después de 20 minutos, la actualización solo va por el 3% y no puede dejar mi computadora encendida, así que es una fuerza mayor el que no puedas acudir a la cita.

2. Tengo gastroenteritis 

La gastroenteritis es imparable y quizá, con un poco de suerte, ¡no querrá verte después de esta excusa!

3. Mi peluquera me falló y no puedo salir con estos pelos

¡Nos vemos dentro de dos años que es cuando me han dado cita! Y es que no todo el mundo no tiene la suerte de llamarse Scarlett Johansson.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

4. Mi hámster ha muerto

Si tu cita es un amante de los animales lo entenderá a la perfección y si no, no te preocupes, ya que para ti, tu hámster es mucho más importante que dicha cita.

5. Estoy encerrado en mi casa. ¡He perdido las llaves!

Puede parecer una absoluta tontería, pero cosas como esta suceden más a menudo de lo que crees… Llegas a casa después de un día duro de trabajo y la puerta se bloquea sin que te hayas dado cuenta y las llaves no sabes dónde las has dejado. Puede parecer un clásico pero es incluso una buena excusa para no ir a trabajar el día siguiente. Así que se podría decir que matarás dos pájaros de un tiro.

6. ¿Era hoy? Pensé que la próxima semana… ¡Lo siento!

Sonará muy típico pero te librarás, al menos por el momento.

7. Demasiado trabajo

Es otra típica excusa pero, quizá, la más real, debido a que hoy en día, se pasan más horas en el trabajo que en casa.

8. Tengo que ayudar a un amigo que está en problemas

Seguro que tienes un amigo que está en una situación de peligro o en problemas. Con esta excusa, jamás volverá a atacar o criticar a tus amigos. Ellos son lo primero.

9. Me quedé dormida viendo una película. ¡No he oído tus llamadas!

Esta es una consecuencia más que lógica de la excusa número siete.

10. Estoy en un atasco

Sin duda alguna, uno de los problemas principales a diario en cualquier gran ciudad y que tú no puedes evitar.

Revisa este post: ¿Cómo debe ser el primer auto comprado como pareja?

guardarMademoiselle Do
Créditos: Mademoiselle Do

Estos son solo algunos ejemplos, aunque lo mejor es que hagas uso de la imaginación para poner la excusa perfecta a esa cita que no quieres tener bajo ninguna circunstancia.

Si por el contrario, has meditado y quieres acudir al encuentro, no te pierdas ¿Buscas una cita única? Estos son los cinco bares más originales del mundo que tienes que visitar o Siete novedosos lugares para tener una cita inolvidable

Publicidad

Danos tu opinión

Lista de novios Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en efectivo!