Capitulaciones matrimoniales en Chile: ¡todo lo que necesitas saber sobre los acuerdos prematrimoniales!

Capitulaciones matrimoniales en Chile: ¡todo lo que necesitas saber sobre los acuerdos prematrimoniales!

Existen muchos mitos y rumores sobre los acuerdos prenupciales, pero este documento cuyo nombre en la legislación chilena es "capitulación matrimonial" puede ser de mucha ayuda al momento de hablar del patrimonio de una pareja y así quitarse posibles complicaciones en caso de divorcio.

Capitulaciones matrimoniales en Chile: ¡todo lo que necesitas saber sobre los acuerdos prematrimoniales!
  • Trámites matrimonio
  • Recomendaciones
  • Novios

Quizás has escuchado o visto la frase “acuerdo prematrimonial” al lado de un bullado divorcio de celebridades por una enorme cantidad de dinero, pero la verdad es que en Chile este tipo de acuerdo, que es conocido legalmente como capitulaciones matrimoniales, está disponible para toda aquella pareja que quiera de manera bilateral establecer antes del matrimonio el régimen patrimonial de sus integrantes en caso de divorcio. Sin embargo, son muchos los prejuicios y malos entendidos que los rodean, si bien no es la parte más entretenida de los matrimonios, estos pueden ayudarles a evitar disputas financieras en el futuro, por lo mismo en este artículo te daremos a conocer todo lo que debes saber sobre ellas para de un modo otro sacarles el estigma y así puedan tomar una decisión informada.

¿Qué es una capitulación matrimonial?

Capitulaciones matrimoniales es el nombre que el Código Civil reconoce los también llamados contratos prenupcialesacuerdos prematrimoniales. Esta es una práctica muy común en lugares como Estados Unidos y Europa, sin embargo en Chile este tipo de acuerdos comenzaron a celebrarse desde el 2004 gracias a la Nueva Ley de Matrimonio Civil. Las capitulaciones matrimoniales fueron concebidas  con el objetivo de plantearse previamente qué hacer con el patrimonio una vez disuelto el matrimonio. Según el abogado Pablo Palma este tipo de prácticas cada vez es más común en nuestro país, sobre todo en esferas sociales de clase alta, sin embargo, sus aplicaciones aun están en pañales en comparación a otros países .

En concreto, las capitulaciones matrimoniales se pueden pactar antes del matrimonio o el mismo día de este, y la pareja puede decidir entre uno de los tres regímenes patrimoniales de los cuales te hablamos en el siguiente párrafo.

guardar
Créditos: Rawpixel vía Unsplash

Regímenes patrimoniales

En Chile una pareja puede elegir entre tres tipos de regímenes patrimoniales:

  • Sociedad conyugal: en este caso el patrimonio de ambas partes se fusiona y es administrado por el marido. Esto incluye tanto los bienes que cada uno tenía antes de casarse como lo que adquieran durante la unión. Es decir, el clásico “lo tuyo es mío y lo mío es tuyo”. Esta se puede pactar antes del matrimonio o el mismo día de este. Si nada se hace, este es el régimen que opera por defecto.
  • Separación total de bienes: en este tipo de régimen el patrimonio de cada cónyuge y su administración se mantienen separados mientras el matrimonio dure. En otras palabras “lo que es mío es mío y lo tuyo es tuyo”. Para pactar por este sistema, se debe hacer antes de la celebración o el mismo día del matrimonio.
  • Participación en los gananciales: en este sistema los patrimonios se mantienen separados, pero si el matrimonio se acaba el cónyuge que adquirió más bienes debe compensar al que obtuvo menos para que ambos queden iguales. O sea, “lo arreglamos 50/50”.  Este también puede pactarse antes de la celebración del matrimonio o en el mismo acto de su celebración

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Las parejas casadas en el extranjero se consideran casadas con separación total de bienes en Chile, a menos que inscriban su matrimonio en el Registro de la Primera Sección de la Comuna de Santiago y pacten cualquiera de los regímenes antes mencionados. Puedes firmar un prenupcial un año, meses antes del matrimonio y hacer las modificaciones que quieras, sin embargo una vez efectuada la boda ya no hay vuelta atrás.

Ventajas y desventajas legales del matrimonio: lo que debes considerar al momento de dar el sí.

guardar
Créditos: Ben White vía Unsplash

Razones para firmar un prenupcial

Para algunas parejas puede parecer un poco frío hablar de acuerdos prenupciales ya que obviamente cuando se hacen la gran pregunta es porque se proyectan para toda la vida, sin embargo para otros “ponerse el parche antes de la herida” es una manera de mantener la relación transparente. Todos pueden optar por pactar una capitulación matrimonial, sin embargo ten presente que van costos asociados a las escrituras notariales y abogados.

Ahora, algunas de las razones más comunes por la que las parejas deciden firmar un acuerdo prenupcial según los abogados consultados para este artículo son:

  • Al menos uno de los integrantes de la pareja se ha casado antes: las circunstancias pueden variar, pero si hubo una mala experiencia este tipo de acuerdo sirve para ponerse “prevenir antes de curar” y así evitar estrés financiero.
  • Si tienen hijos:  en un acuerdo prenupcial se puede determinar qué les corresponde a sus hijos, ya sean de ambos, de solo una de las partes, etc. Esto no reemplaza un testamento pero esto demuestra que la pareja está de acuerdo.
  • Cuando una de las partes es mucho más adinerada que la otra: es el caso más común y los prenupciales lo que hacen es básicamente proteger el patrimonio de cada uno.
  • Cuando una de las partes tiene más deudas que la otra: un caso similar, pero a la inversa.
  • Estuvieron comprometidos poco tiempo: hay parejas que se casan rápido, así que para no lamentar el impulso del momento, puedes tomar medidas previas y evitar dolores de cabeza posteriores.
  • Una de las partes no trabaja o no planea hacerlo: si uno de los integrantes de la pareja decide convertirse en dueño de casa y/o dedicarse a la crianza de los hijos y por lo tanto deja su carrera de lado, un contrato prenupcial puede servir para determinar una compensación económica para dicha parte.
guardar
Créditos: Pablo Heimplatz vía Unsplash

¿Qué se puede incluir en un acuerdo prenupcial?

Las capitulaciones matrimoniales son  convenciones bilaterales que pactan los esposos antes de dar el gran sí. Por lo general los temas que se incluyen en este tipo de contratos de escritura pública son para regular temas de carácter económico. Sin embargo mucho entienden los prenupciales como un rayado de cancha. En Chile, la ley es limitada en cuanto a qué se puede incluir en un acuerdo prematrimonial, obviamente lo que se incluya no debería contradecir las leyes y buenas costumbres del país, así como tampoco pueden pasar a llevar los derechos de los cónyuges ni de terceras personas, por lo mismo todo lo relacionado a hijos y sus respectivas pensiones no se pueden incluir.

Ahora, para responder a la pregunta, en los acuerdos prenupciales se pueden estipular la renuncia de cualquiera de las partes a una compensación económica una vez tramitado el divorcio, sin embargo esto no es absoluto ya que un juez puede permitir su discusión. También algunas personas incluyen, al más puro estilo de Hollywood, multas por un divorcio provocado por infidelidad o maltrato. En el caso de una unión bajo sociedad conyugal se pueden utilizar las capitulaciones para designar dineros que una de las partes puede administrar libremente o montos mensuales, así como también se pueden eximir de la sociedad algunos bienes para que no entren en ella. Sin duda, los puntos que se pueden incluir o no en un prenupcial pueden ser varios, aquí mencionamos algunos, por lo mismo consulta con tu abogado en caso de cualquier duda.

¿Cómo evitar el divorcio? Conoce las 6 principales causas

guardar
Créditos: Bruce Mars vía Pexels

Prejuicios y mitos 

En Chile existe aún una mala fama en firmar un acuerdo prenupcial, ya que hablar de dinero antes del matrimonio para muchos da a entender que lo material pesa más que lo sentimental o de que existe desconfianza, pero para ser sinceros nadie firma uno de estos documentos con la intención de divorciarse, sino que son medidas preventivas en caso de que esto ocurra. No por solicitar una capitulación eso es sinónimo de que el matrimonio está condenado o tiene fecha de expiración, simplemente quiere decir que tomaron decisiones a futuro en caso de un divorcio que incluso puede que nunca tengas que aplicar si siguen casados “hasta que la muerte los separe”. Ahora, según la abogada Porzia Spovera son cada vez más las parejas que se acercan a discutir estos temas, sin embargo todavía hay prejuicios y mitos instalados alrededor de las capitulaciones, algunos de los más comunes son:

  • “Sólo lo pueden solicitar personas con mucho dinero”: si bien es más común en estos círculos, la verdad es que no hay que pensar que las capitulaciones determinan cantidad, sino más bien se encargan de ver cómo administrar bienes, ya sean muchos o pocos. Ahora, hay costos asociados, como de abogados, notarios y etc., pero estos varían.
  •  “Es la única manera de demostrar que me caso por amor y no interés”: esta lectura que se tiene es la más común, sin embargo es errónea en la mayoría de los casos. Lo que hay que entender es que las capitulaciones son de mutuo acuerdo y en ningún caso buscan perjudicar a una de las partes. Y siendo sinceros, hay muchas otras maneras de demostrar amor, así que piensen en las capitulaciones como un trámite y no le confieran sentimentalismo.
  • “Si firmo un acuerdo prenupcial estaré renunciando a lo que me corresponde”: no tiene porqué ser el caso, recuerda que por algo les dicen “acuerdos”, nadie te puede obligar ni menoscabar tus derechos. Además, ya anteriormente explicamos que existen varios tipos de regímenes que pueden decidir en conjunto, así que convérsenlo bien antes de firmar.
guardar
Créditos: Gabby Orcutt vía Unsplash

En fin, se puede decir que las capitulaciones matrimoniales son algo así como “un parche antes de la herida” que buscan prevenir antes de lamentar una disputa económica en caso de divorcio. Sí, este tipo de conversación antes del matrimonio es una lata, pero no hay que atribuirle el mensaje equivocado, véanlo como un trámite y listo. Este tipo de documento no juzga sentimientos, así que dialoguen y decidan si es para ustedes o no, y en caso de que así sea, esperamos que este artículo haya sido de ayuda y ponte en contacto con un abogado de confianza que los guíe de la mejor manera. ¡Mucha suerte!

También te puede interesar: Cinco claves para no discutir por dinero con tu pareja. ¡Evita peleas innecesarias!

Danos tu opinión

Lista de novios Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en efectivo!