¿Cómo controlar a los invitados más "problemáticos" el día de tu matrimonio?

¿Cómo controlar a los invitados más "problemáticos" el día de tu matrimonio?

Aunque parezca increíble, algunos de los invitados de tu matrimonio merecen una supervisión especial. ¿Quieres saber quiénes son y cómo controlar a los más problemáticos y revoltosos?

  • Protocolo
  • Animacion adultos
  • Invitados
  • Humor

¡Nos encantan los matrimonios! Las emociones, los besos, los sentimientos… sin embargo, las horas van pasando y llega el momento de la fiesta, el momento de celebrar con brindis y tragos variados el amor…. ¡y muchos se vuelven locos en este momento!

Estamos hablando del nunca bien ponderado “invitado problemático”, quien más que una persona no deseada en la participación de tu fiesta, es aquella que no se comporta de la forma indicada, el que quiere tomar un protagonismo que no le corresponde. ¿Sabes bien de qué te hablamos, no?

Este tipo de invitado es el que se emborracha, el florerito de mesa, el que quiere incluso aparecer en toda las fotos, una especie de polilla que en cuanto ve el flash se las arregla para estar… Son aquellos invitados que de forma obligada “tienen que invitar”, que incluso son familiares cercanos, hermanos, primos, amigos de infancia o de la vida. Son los invitados que tú y tu novio adoran, pero que pueden ser capaces de arruinarlo todo y hacerles pasar vergüenza frente a otros invitados que son más por compromiso y que efectivamente sí quieren disfrutar de la fiesta, son esos que como se dice en Chile “muestran la hilacha”. Si te preguntas cómo controlar a este tipo de invitados revoltosos, ¡sigue leyendo!

guardarÁlvaro Sancha
Foto: Álvaro Sancha

1. Control en las bebidas alcohólicas

Este es uno de los principales problemas, pues muchos invitados tomarán sin control y eso después tendrá sus consecuencias. Muchos cantarán y bailarán de forma excesiva, otros se convertirán en los grandes habladores del día, y otros tantos harán el ridículo… ¡El objetivo es pasarlo bien pero controlando y siendo conscientes de nuestros actos en todo momento! No se trata de que impongas nada ni de que tus invitados no puedan tomar un trago mientras celebran el amor, pero hay algunos trucos que pueden poner en práctica como las comidas de recena para que tus invitados beban con el estómago lleno, dispensadores de agua para no beber solo tragos… Trucos para calmar los efectos del alcohol.

2. Hay que entretener a los más pequeños

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Aunque como decíamos, hay adultos que se comportarán como niños, y eso resulta difícil de controlar… Lo que sí puedes tener en cuenta es que un niño aburrido terminará por enloquecer y puede montar una escena. ¿No querrás entre tus invitados un niño que no para de llorar? Y es que aunque los pequeños suelen resultar graciosos y alegrarán tu matrimonio, es importante que pienses en ellos y evitar que corran sin control, que chillen, lloren o terminen enfrentándose entre ellos. ¡Es el momento de que te preguntes cómo entretener a los niños!

Para ello, te aconsejamos que contrates a profesionales que estén a su cargo y organicen juegos y diversas actividades para que la diversión esté presente en todo momento. ¡Ellos disfrutarán, y los invitados adultos también lo harán!

3. Controlar a los adolescentes revoltosos

¡Hay edades que son especialmente difíciles! La época intermedia entre la niñez y la madurez suele ser muy complicada y las travesuras están presentes a cada momento. Los jóvenes tienen las hormonas descontroladas y es frecuente que se enfrenten a sus padres y no lleven bien que se impongan ciertas normas, como las que marcan los protocolos en las bodas. Por ello, este grupo también debe estar especialmente controlado, pueden entretenerse en una zona con videojuegos, con cámaras desechables para guardar un buen recuerdo del matrimonio, y sobre todo y más importante, coloca su mesa lejos de las personas más mayores e impresionables.

Te puede interesar: Cómo entretener a tus invitados en la boda. ¡Las ideas más divertidas!

guardarManu Prats
Foto: Manu Prats

4. Ofrecer variedades para los mayores

Las personas mayores y de edades más adultas no son las rebeldes, pero sí pueden poner más impedimentos a la hora de comer o al quejarse por estar cansados. Son personas que están acostumbradas a las bodas tradicionales y a los protocolos más clásicos y quizá se muestren reacias a ciertas modernidades en la cocina, por ejemplo. Por eso, es recomendable contar con una gran variedad de aperitivos, tanto para el cóctel como durante el banquete, opciones novedosas y otras más clásicas que sean del gusto de todos.

Lo que también es cierto es que las personas de mayor edad suelen tener menos resistencia y ganas de fiesta que las jóvenes, ¡aunque como en todo hay excepciones! Lo más aconsejable es colocar espacios para el descanso junto a la zona de baile para aquellos que necesiten reposar unos minutos puedan hacerlo sin perderse nada de lo que ocurre en la fiesta. No olvides que si contratas transporte para los invitados, es importante que tenga disponible varios horarios de recogida para aquellos que vayan cansándose a medida que avanza el día.

5. Delega la atención y la tarea de vigilancia en otros

Pese a todos los problemas que pueden surgir, recuerda que ¡es tu gran día! Esta fecha será recordada por siempre y no es justo que tu único recuerdo tenga que ver con un problema que surgió con algún invitado durante el matrimonio. Tú y tu pareja solo deben preocuparse por disfrutar, comer, beber, reír y hablar con los invitados. ¡Para esta tarea de control cuentas con tu wedding planner! Entre sus muchas labores está la de evitar que surja algún inconveniente, hacer que todo salga como siempre habías soñado… Además, tus familiares y allegados más cercanos también se ocuparán de que solo tengan que disfrutar y nada malo ocurra. Te recomendamos que:

Debes tener contemplado:

  • Pedir con diplomacia a los invitados que se porten a la altura de las circunstancias.
  • Informar a tu wedding planner acerca de quiénes son los “invitados revoltosos”.
  • Autorizar a tus wedding planner para que tomen decisiones en el evento, antes de que la situación se vaya de las manos.
  • Invitar al “revoltoso” a participar de manera activa en la organización de tu evento. Pídele cooperación en cuanto a los detalles, coméntale en qué vas avanzando, que sepa que estás trabajando esmeradamente en el “día de tu vida”.
  • Pide a tus cercanos “bien portados” que estén atentos para que te ayuden a controlar situaciones que puedan hacer pasar un mal rato al resto de los invitados.
guardarErnesto Naranjo
Foto: Ernesto Naranjo

Como bien habrás comprobado, es importante que tengas todo bajo control y organizado y así evites que algún imprevisto de los descritos pueda ocurrir. ¡La vigilancia es clave para tener el matrimonio que siempre habías soñado!

No te pierdas nuestro ebook: “Cómo organizar tu boda“.

Lo mejor de Protocolo