Daniela y Luis Felipe: Cuando la historia ya está escrita

Luis Felipe y Daniela son de esas parejas que uno sabe que estaban destinadas, que pasaron uno frente al otro tantas veces sin saberlo. Y luego de todo, sucedió lo inevitable, pasaron de ser conocidos, a pololos y luego novios planeando su matrimonio en Santiago. ¡Aquí van los detalles!

Luis Felipe es de Santiago y Daniela de Cañete, ella estudió arquitectura en Concepción y se fue a Santiago a hacer un magíster en paisaje. Su hermana Mónica trabaja en el mismo lugar que Luis Felipe y junto a sus amigas del trabajo siempre le trataban de buscar pareja. Muy extrañamente nunca pensaron en la persona que debían, nunca se les ocurrió Daniela. Un día que, tenían la cabeza en cualquier parte, se vieron pero no se reconocieron, así es que no pasó nada. Así fue como, estando Daniela en Buenos Aires y con una extraña curiosidad, lo agregó a Facebook y al mismo tiempo pensó “¿y qué tanto?” Algo imperceptible estaba rondándolos y era momento de saber qué.

Empezaron a conversar, Luis Felipe le recomendaba lugares a donde ir en la capital argentina y a la vuelta se juntaron solos por primera vez. Y por fin, la historia de amor se empezaba a escribir. Mientras más se conocían, más entendían lo parecidos que eran, disfrutaban de las mismas cosas simples, como conocer lugares nuevos o salir a recorrer parques naturales. Luego de un tiempo, se fueron a vivir juntos y ambos se sentían enamorados y comprometidos en el uno con el otro.

El domingo 24 de mayo de 2015, se preparaban para subir el cerro Manquehue, si bien Daniela notó que Luis Felipe estaba actuando un poco extraño, no prestó mayor atención. El ascenso fue agotador y la vista de una ciudad contaminada tampoco resultó el mejor panorama, al bajar Luis Felipe propuso que fueran a comer a un lugar que hace tiempo querían ir, pero estaba cerrado. Todo el tiempo con el anillo de compromiso de MAO en el bolsillo, el día no estaba saliendo como lo había planeado. ¡Pero las circunstancias no podían vencerlo, el objetivo era mayor y debía lograr encontrar el momento correcto para proponerle matrimonio a Daniela! Y así, volvieron al punto de partida, su casa, donde finalmente Luis Felipe pudo pedirle matrimonio a su futura novia. Daniela no dudó en responder y llamar a sus papás para contarles, tampoco pensó que sería tan pronto que se casarían… Bueno, la vida te da lindas sorpresas.

“…se suponía que yo venía a estudiar y me volvía a Concepción… y aquí estoy, casada y con 4 años acá en Santiago.” (Daniela 2016)

La idea era hacer algo semi formal, algo así como un paseo de feria de un día por la tarde, con juegos para niños, quizá un mago y carritos de algodones de azúcar. ¡Y así fue! El objetivo era que los invitados sintieran que ellos eran la parte fundamental de la celebración y que todo lo que habían preparado era con cariños por y para ellos.

“Con la organización reafirmamos el buen equipo que somos y el resultado fue un matrimonio bellísimo, lleno de detalles, fiel reflejo de nosotros (natural sin aparentar cosas que no somos).” (Daniela 2016)

Preparación de los novios

Temprano en la mañana del día 5 de marzo de 2016, Daniela se maquilló y peinó con Sole Donoso. Ella llegó junto a una amiga preparada con sus maletas para transformar a la novia que no suele maquillarse. También maquilló y peinó a la mamá de la novia, quien se entregó a sus manos igual que Daniela. Hizo un trabajo maravilloso, le hizo brillar la mirada y combinó sus labios con los tonos pastel de las flores: “Es increíble el trabajo que hace la Sole, te tranquiliza y te hace brillar como nunca. Me entregué, solo le dije que quería verme natural y que resaltara mis ojos. Ese día no solo me veía, sino que me sentía la más linda… (Daniela 2016) Y al finalizar el peinado, un tocado rosado, blanco y verde adornó el cabello de Daniela, el cual combinaría con su ramo de flores y el bouttonier del novio, todo en la misma línea de estilo silvestre de Azahar Flores de Novia.

En cuanto al vestido, la novia sabía exactamente lo que quería, le fascinaban los vestidos de Ángeles Tormo. El problema era que no quería gastar tanto en un vestido y como toda novia, los pensamientos inundaron su cabeza pensando que quizá podía encargar uno de otro lado y si no le quedaba lo podía mandar a arreglar y así, divagando hasta que su papá la llamó por teléfono y solucionó el problema de raíz, ¡él le regalaría el vestido! El diseño escogido fue un hermoso ejemplar de 2 piezas, con falda a la cintura y media manga de tela de tul. Ángeles supo perfectamente cómo interpretar lo que Daniela quería, ya que Daniela siempre ha creído que el atuendo es el reflejo de uno, y el vestido fue hecho a su medida, adaptándose a su silueta y superando sus expectativas. La novia tiene los mejores recuerdos de ese proceso, pasando a ser una más de las cosas que salían bien.

El atuendo lo combinó con unos zapatos muy onderos, modelo Zevi de la tienda Cambalache que, si bien eran con taco, resultaron ser comodísimos para la novia que nunca usa nada con altura.

En cuanto al novio, él siempre supo que quería casarse de azul, su traje de Sastrería Cubillos, tenía la solapa, los bolsillos y la chaqueta de seda negra. A la sastrería fue acompañado de su cuñada para que le diera su aprobación en lo elegido, igualmente, la sastrería le guió y le recomendó distintas opciones en cuanto a lo que él andaba buscando. Sus zapatos fueron de charol de la tienda Aldo Shoes.

Ceremonia y Sesión de fotos

La ceremonia se llevó a cabo en la parroquia Santísimo Sacramento de Pirque, la novia llegó espléndida en un escarabajo descapotable lleno de estilo. En el altar la esperaba su apuesto novio Luis Felipe, al cual le brillaron los ojos cuando la novia entró del brazo de su padre, mientras de fondo sonaba Pedro Aznar “Cuando me llamó, allá fui. Cuando me di cuenta, estaba ahí. Cuando te encontré, me perdí. En cuanto te vi, me enamoré…” Fue una emocionante interpretación en vivo de una amiga de los novios y de su papá, que viajaron exclusivamente para cantarles en su matrimonio.

Los novios habían realizado un tríptico indicando el orden de la misa y las palabras que se iban a leer, así fue como a la salida, con los recién casados radiante y acompañados del tema “Te Amaré” de Silvio Rodríguez, salieron tomados de la mano, mientras una lluvia de muchos colores los despedía.

La sesión en un entorno silvestre y romántico, estuvo a cargo de la fotógrafa Myriam Rodena. Las fotos son reveladoras; se ven plasmados los colores, las risas, el goce y la complicidad de Daniela y Luis Felipe. Se puede percibir que, en el día de su boda, los novios estaban entregados y disfrutando, tal y como ellos siempre lo habían querido.

“La sesión de preboda la hicimos en el Cajón del Maipo, y Myriam aparte de seca es súper aperrada, nos acompañó a todos los lugares que quisimos e hizo unas fotos preciosas. Durante el matrimonio Myriam sabía exactamente qué hacer, fue una súper partner, sin presiones captó todos los momentos importantes y lindos del matrimonio.” (Luis Felipe 2016)

Banquete y Celebración

Con un sinfín de carteles, mensajes y pequeñas fotos colgadas en el ambiente, daban la bienvenida a la celebración de la unión de “D & LF”. Todo muy campestre, el banquete se celebró en una parcela en Pirque al aire libre y rodeados de vegetación.

Los novios se preocuparon de que hubiese suficiente entretenimiento para niños y adultos, y contrataron para animar al fascinante Mago Rafaello, quien fue súper amable y se dio el tiempo de recorrer los distitnos grupos de invitados, además de juegos inflables, candy bar y carritos con algodones de azúcar de Koalitas.

Por su parte, la decoración y ambientación del lugar, llena de estilo y personalidad, fue hecha por Be Cool Decoración, un emprendimiento de la novia que se encarga, siempre fiel a sus principios, que la ornamentación del evento sea el fiel reflejo de ti, ¡sin modificaciones y sin disfraces! Toda tu esencia materializada en tu matrimonio.

Dentro de los momentos especiales de la boda, en la parte de los discursos, llamó principalmente la atención las palabras del papá del novio en el que citaba al “Principito”, igualmente resultaron muy conmovedoras las palabras de la hermana de la novia (y cupido, responsable indiscutible de la unión de ambos).

¡Y para qué mencionar el baile romántico y apasionado! Si bien en un comienzo pensaron en no bailar debido a una larga lista de ensayos fallidos, los novios se motivaron y dado que se les ocurrió una muy buena canción, bailaron “Amor violento” de Los tres. Lo mejor que, como la mitad de los invitados era penquista, fue coreada por todos.

Para tirar el ramo, la novia optó por el moderno ritual “ramo de cintas”. En éste, el ramo de la novia quedó sujeto en cintas de colores. Daniela con una mano lo sostenía y con la otra sujetaba unas tijeras que cortaban al azar una cinta a la vez. Aquella que consiguió quedarse con la última cinta, ¡será la próxima en casarse!

Como la fiesta siempre fue pensada por y para los invitados, los detalles que éstos recibieron fueron innumerables, todo hecho por los novios, destacan; deja tu huella, fotitos de todos los invitados en formato polaroid con un mensaje de los novios atrás agradeciendo su amistad, individuales que decían “la mejor idea fue invitarte”, una plantita de recuerdo (hierbas para cocinar), máquina de escribir para dejar mensajes (que van a leer cuando cumplan 1 año), grullas de origamis para colgar los árboles, kit de baño, kit antiresaca y una Combi como escenografía para sacarse fotos.

Realmente una fiesta muy novedosa, única y entretenida, llena de ideas para pasar una hermosa tarde con toda la familia y amigos, rodeados de colores, alegría y mucho amor. ¡Muchas felicidades a los recién casados Daniela y Luis Felipe!

Peinado y Maquillaje: Sole Donoso | Ramo, Tocado y Bouttonier: Azahar Flores de Novia | Vestido de novia: Ángeles Tormo | Zapatos novia: Cambalache | Traje del novio: Sastrería Cubillos | Zapatos novio: Aldo Shoes | Anillo de compromiso: MAO | Decoración: Be Cool Decoración | Fotografía: Myriam Rodena | Mago: Rafaello | Carritos algodones de azúcar: Koalitas

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Fabián Corada
Pamela y Felipe: el idilio de una boda de mil flores en primavera
Cuando Pamela conoció a Felipe se negó a darle nada más que su nombre, pero él encontró la forma de contactarla. ¡Una imperdible historia de amor con un matrimonio elegante, clásico y lleno de detalles románticos e inspiradores!
Créditos: Cinekut
Francisca y Felipe, ¡ocho años de amor y una promesa de eterna complicidad!
El amor por los viajes, su compañerismo, complicidad y la convicción de que juntos hacen más que separados, es lo que enamoró a esta pareja que se adora. ¡No te puedes imaginar la sorpresa que la novia le tenía a su amado el día del matrimonio!
Créditos: Totem Weddings
Pía y Felipe, ¡la ceremonia de la luz, el fuego y la eterna unión!
La fe los hizo encontrarse en un momento en el que ninguno se esperaba. Sus creencias los unieron para que abrieran los ojos y se dieran cuenta que el amor estaba frente a ellos, esta vez no lo dejaron escapar y ¡se casaron en una ceremonia soñada!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información