Descubre los 100 errores más frecuentes de los novios al organizar su matrimonio

Descubre los 100 errores más frecuentes de los novios al organizar su matrimonio

Revisa este importante listado con los errores más frecuentes que cometen los novios en las bodas. ¡Aún estás a tiempo de corregirlos!

Descubre los 100 errores más frecuentes de los novios al organizar su matrimonio
Créditos: Álvaro CVG vía Unsplash
  • Protocolo
  • Recomendaciones
  • Novios

Es normal estar nerviosos el día de la boda, además de ser un gran paso a dar en tu vida, también es un evento que has organizado para tus familiares e invitados y no quieres que nada se te pase por alto. Sin embargo, hay algunos errores que suelen cometerse sin darnos cuenta. Si estás a punto de casarte, revisa esta lista de detalles que no puedes dejar pasar. ¡Estás a tiempo de conseguir el matrimonio perfecto!

guardarAndrea Medrano
Créditos: Andrea Medrano

En cuanto al maquillaje de novia

1. A prueba de agua. Es obvio que el día de tu boda vas a soltar aunque sea una lágrima de emoción, por ellos es súper importante usar un maquillaje, y sobre todo un rímel que sea resistente al agua. De esta forma evitarás que se te estropee el maquillaje.

2. Dile no a los exceso. Muchas novias, por creer que deben extra maquillarse el día de la boda, recurren a un estilo muy diferente a lo que ellas son. Olvídate de qué dirán y opta por un maquillaje que resalte tus atributos, no que los distorsione.

3. No olvides tu kit de maquillaje. Súper importante que no dejes olvidado tu kit de belleza para que puedas retocarte después de tanto ajetreo. Recuerda que siempre habrá alguien que quiera tomarse fotos y tu cara debe verse siempre impecable. Un poco de base, polvo, delineador, colorete y un labial serán tus máximos amigos.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

4. A prueba de besos. Procura utilizar un labial que no manche a los invitados y mucho menos ¡al novio!

5. ¿Y la prueba de color? Muchas novias cometen el error de confiar tan sólo en las fotografías del maquillador y no optan por una prueba de maquillaje. Recuerda que ésta te servirá no sólo para ver el trabajo del profesional que has escogido, sino para identificar qué colores se ven mejor en tu piel.

6. No sellar tu maquillaje. Este truco suele olvidarse mucho y a verdad es que resultará de mucha ayuda para aquellas novias que han decidido casarse en la playa o en verano. Aplica un poco y verás que no tendrás que preocuparte por tu maquillaje en un buen par de horas.

7. No prestar atención a los dientes. La vaselina es un producto que evitará que tus dientes se manchen, un detalle al cual no muchas personas sueles prestar cuidado. Aplica un poco y sonríe sin preocupaciones.

8. Día vs noche. Éste también es un aspecto que suele olvidarse mucho, pero es clave a la hora de elegir tu maquillaje, ya que no se usan los mismos colores para una boda de día que para una de noche.

9. No usar pestañas. Aunque no seas de esas novias que les guste recargarse el día de su boda, las pestañas postizas serán un buen accesorio para resaltar tus ojos.

10. Un tono poco adecuado. Debes saber a la perfección el tono de tu piel para evitar que tu cara se vea un matiz diferente al cuello y al cuerpo. Muchas veces sucede que optamos por un color más claro o más oscuro que del que realmente somos.

guardarCréditos: Freestocks.org
Créditos: Freestocks.org

Sobre el peinado de novia

11. No cambies el color. Las novias siempre quieren verse radiantes el día de su matrimonio y sorprender tanto al novio como a los invitados, por lo que algunas optan por cambiar el color de su cabello para este día, ¡pero detente! No es lo más recomendable, es preferible que pruebes con unos meses de anticipación.

12. Peinados poco realistas. Opta por un peinado que se acomode a tu cabello. A veces queremos vernos de cierta forma, pero nuestro cabello no se presta. Y sea rulos, recogido o lacio, adáptalo a tu estilo y sobre todo ¡sé realista!

No puedes perderte: ¿Cómo elegir el peinado y maquillaje para mi matrimonio en solo cinco pasos?

13. Te olvidas del vestido. Debes ser capaz de conjugar todos tus accesorios y detalles con el vestido, después de todo, ésta es la pieza principal. Si tu vestido lleva escote, prueba con un peinado recogido para resaltar tu cuello y verte más alargada.

14. No estar en sintonía con la temática. Lo creas o no, es importante que tanto tú como el novio vayan acorde al tema de la boda, por lo que tu peinado debe ajustarse a lo que sucede a tu alrededor.

15. Excederse con los tratamientos capilares. Si quieres hacer que tu cabello se vea sano y radiante, debes comenzar a aplicar tratamientos con mucho tiempo de anticipación al gran día. NO lo hagas justo antes de la ceremonia, porque lo que lograrás es suavizar demasiado el cabello, evitando que el peinado perdure.

16. No confiar en profesionales. ¡Es tu gran día! Por nada del mundo decidas peinarte tú misma, así hayas practicado muchísimo con ese tutorial de Youtube. Es tu boda, déjalo todo en manos de expertos.

17. El corte del novio. No todos los detalles a cuidar para el gran día son referentes a la novia (aunque sí en su mayoría). Los hombres también deben prestar atención a ciertos pormenores, como el corte del cabello. Lo recomendable es hacerlo una semana antes, pasado este tiempo el cabello toma mejor forma.

18. ¿Y el de la novia? Ya que hablamos de cortes, evita tú también cortártelo justo antes del gran día. Preferiblemente entre 15 y 30 días antes.

19. El color también cuenta. Unos reflejos recién hechos se notan con claridad. Para darle un efecto más natural aplica el tinte con al menos un mes de anticipación. De esta forma se verán más naturales el día de la ceremonia.

20. Olvidar llevar todo a la peluquería. Sólo los profesionales saben ocultar las horquillas como nadie, así que lleva tu velo o tocado a la peluquería para que sean ellos quienes lo coloquen.

guardarFoto vía Unsplash: Sweet Ice Cream Photography
Créditos: Sweet Ice Cream Photography

Estética

21. Depilarse sin anticipación. Nada de afeitarse o depilarse un día antes de la boda. Recuerda que este tratamiento puede ser un poco invasivo y enrojecer tu piel.

Depilación de novias: luce la piel perfecta y cuidada el día de tu boda.

22. El autobronceador, un enemigo. Obviamente vas a querer verte con un tono dorado para la ceremonia, pero NO lo hagas muy próxima al gran día, ya que si no queda bien te pueden quedar manchas en la piel. Además ¿imaginas cómo quedará el vestido?

23. Dietas inalcanzables. Alcanzar el peso ideal para la boda es el sueño de muchas. Sin embargo, lo recomendable es hacer una dieta equilibrada y sobre todo sana. No caigas en extremismos, ya que te irritarás con facilidad y eso no es bueno para una novia.

24. Invadir tu cara. Evita cremas o faciales que lastimen la piel de tu rostro. Recuerda que tú serás el centro de atención y no querrás tener la cara enrojecida o maltratada. Hidrátala y toma mucha agua.

25. Estar a dieta todo el tiempo. Si bien es cierto que el día de tu boda querrás verte perfecta, también es importante que disfrutes todos los procesos, así que pegarle un cachito a la dieta para tu despedida de soltera u otra salida ¡no te hará mal!

26. Excederse con la sal y el alcohol. Importante si quieres estar en tus medidas que evites estos dos, ya que son los principales causantes de hinchazón en los ojos y en el cuerpo.

27. Aplicar un esmalte común. Éste será un día de mucho ajetreo, por lo que debes aplicar un esmalte duradero en tus uñas. Lo que menos querrás es que se te pelen las uñas ¡y se vea en una foto!

28. Abusar del sol. Está bien que quieras verte bronceada, pero evita sobre exponerte al sol, ya que lo que menos querrás es tener los hombros y la cara enrojecidos, o peor aún, que se te despellejen.

29. Estar flaca cueste lo que cueste. Si te estás haciendo algún tratamiento reductivo es mejor pararlos una semana previa a la boda. Ya sabes que estos pueden crear moretones, y no querrás que se te vea alguno.

30. Broncearte de más. Una cosa es darle un tono dorado a tu cuerpo y otra excederte con el mismo. Si optar por un bronceado artificial, procura que no sea una tonalidad muy oscura. Mientras más natural te veas ¡mucho mejor!

guardarIgnacio Navarro
Créditos: Ignacio Navarro

Sobre el vestido de novia

31. Ir demasiado acompañada a escogerlo. Evita ir con demasiadas personas a escoger tu vestido. Muchas voces traerán demasiada confusión. Lo recomendable es acudir con tu círculo más cercano, no más de cuatro personas.

32. Comprar impulsivamente. Para comprar tu vestido debes estar lo suficientemente segura, así que si la boda es dentro de mucho tiempo, no te apresures a comprar el primero que veas. Tómate tu tiempo hasta encontrar el vestido que te haga ver y sentir como una verdadera princesa.

33. No tener un estilo definido. Es importante que vayas a probarte vestidos con una idea medianamente definida de qué quieres, porque sino, comenzarás a probártelos todos y te costará más tomar una decisión.

34. No compres por Internet. No estamos hablando de un vestido cualquiera que te lo puedes poner como te queda y ya. Hablamos de, probablemente, el atuendo más especial de tu vida, así que no lo compres a la ligera.

35. Comprarlo una talla menos. Por más que te encuentres a dieta y que estés plenamente convencida de que bajarás esos kilitos de más, NO compres el vestido ajustado. Hazlo a la medida y si antes de la boda bajas de peso, puedes hacer algunos reajustes.

36. Comprar insegura. Si un vestido no te convence del todo, entonces ¡ese no es el vestido! No dejes que factores externos te influencien en la compra, debes estar muy segura de que te querrás casar usando lo que compraste y asesórate qué tipo de vestido te queda mejor según tu cuerpo.

37. Alejarte del presupuesto. Gran error al momento de ver vestidos. Ve con tu presupuesto definido y no te salgas de él. Nada más decepcionante que enamorarse de un vestido que no podrás pagar.

38. Olvidar los zapatos de repuesto. Aunque seas la mujer más preparada del planeta para aguantar tacos toda la noche, no está de más tener guardados unos zapatos de novia más cómodos que te permitan disfrutar tu noche. Procura que sean del mismo alto de los tacos para no arrastrar el vestido.

39. El lugar sí importa. ¿Te imaginas usar un vestido manga larga en la playa? Es importante que tomes en consideración el lugar donde te vas a casar para saber qué modelo, diseño y tipo de tela escoger.

40. Escoger belleza antes de comodidad. Muchas mujeres cometen este error, y es que por querer verse perfectas, dejan de lado la comodidad, olvidando que usarán este traje toda la noche.

guardarFoto vía Unsplash: Charisse Kenion
Créditos: Charisse Kenion

Al momento de la boda

41. Hacer que los invitados esperen de más. Dejar pasar un lapso largo de tiempo entre la ceremonia y la boda hará que los invitados se fastidien un poco. ¡Coordina los tiempos!

42. Olvidarse de los proveedores. Es importante que tomes en cuenta a las personas que trabajan para ti ese día. No olvides tener comida preparada para el fotógrafo, el DJ e incluso los garzones.

43. Olvidar saludar. Súper importante pasar por cada una de las mesas a saludar a cada uno de los asistentes.

44. Olvidar agradecer. Aprovecha el momento del saludo para que agradezcas a todos los que te acompañan ese día. Puede ser muy protocolar, pero debes hacerlo.

45. No probar bocado. Es tu boda, ¡disfrútala! Permítete sentarte a probar todo lo que hayan preparado y no te olvides del postre.

46. Encargarse de todo solo. Si bien es cierto que es tu boda y quieres que salga tal cual como la planeaste, el día como tal es para ti y tu pareja, así que vívelo al máximo. Pide ayuda para esos asuntos que deban finiquitarse durante la celebración.

47. Mucho alcohol y poca comida. Aunque a todos les encanta una boda con mucho copete, debes procurar servir la misma cantidad de comida para evitar que los invitados se pasen de tragos.

48. Separarse. La idea de celebrar la boda es dar inicio a una nueva vida juntos. No se separen durante la fiesta, procuren saludar y compartir con los mismos invitados.

49. Olvidar a los que están sentados. Recuerda que no todos los invitados son iguales, así que divide tu tiempo para compartir con todos. Déjalo todo en la pista con tus amigos y luego ve a conversar con alguien más a su mesa.

50. No te cures. Nada peor que unos novios borrachos. No dejes que el alcohol haga estragos en ti. Lo mejor es tener a alguien que siempre esté pendiente de que comas un poco para contrarrestar los efectos del copete.

guardarFoto vía Unsplash: Sweet Ice Cream Photography
Créditos: Sweet Ice Cream Photography

Errores en la locación y su decoración

51. Olvidarte de la comodidad de tus invitados. Al escoger el lugar para tu matrimonio, debes tomar en cuenta cuántos invitados tendrás y si caben cómodamente en el lugar.

52. Trabajar a última hora. Hay novias que disfrutan del estilo de hacerlo todo ellas mismas, sin embargo, para una boda no es lo más recomendable. Puedes tener algunas piezas hechas por ti, pero no toda la decoración, y mucho menos hacerlas el último día.

53. Que parezca un entierro y no una boda. Hay sitios que resultan muy sobrios para un matrimonio, así que debes darle vida con la decoración. Opta por colores llamativos y combínalos con el blanco.

54. Arreglos florales millonarios. No es necesario que inviertas todo el presupuesto de tu boda en unas flores. Escoge las de temporada, por lo general son más fáciles de conseguir y hasta son más baratas.

55. No tener plan B. Cuando a una boda se refiere, siempre es recomendable contar con plan b, plan c y hasta z. Toma en cuenta todos los detalles y cómo solucionar cualquier inconveniente.

56. No tomar en cuenta las estaciones. Nada como una celebración con un clima muy frío o muy caliente. Toma en cuenta todos estos detalles al momento de casarte y prevé tener la ventilación o calefacción necesaria, según sea el caso.

57. Una sola decoración. Evita que el lugar se convierta en un carnaval y decora todo bajo una misma temática.

58. Ser poco específico con la dirección. Si es un lugar poco conocido, procura darle a tus invitados un mapa claro y legible para que no se pierdan. ¡Nada peor que una boda sin invitados!

59. No todo sitio es bueno. El jardín de tu tío o la cabaña de tu cuñado pueden ser lugares muy lindos, pero no aptos para un matrimonio. Si vas a escoger un lugar de este estilo, procura que todos tus invitados quepan cómodamente y que haya suficiente espacio para los autos. Los baños también son un factor importante.

60. Un ramo XL. Aunque sea muy bonito y quieras llamar la atención con el ramo, recuerda que éste lo cargarás por mucho rato y si es muy grande te resultará incómodo tenerlo. Opta por algo más sencillo que se complemente con tu atuendo.

guardarDominga Eventos
Créditos: Dominga Eventos

Invitadas o damas de honor

61. Invitaciones por error. Nada más incómodo que invitar a alguien a tu despedida que no esté invitada a la boda. Procura que tus damas conozcan quiénes van y quién no.

62. Celebrar cerca de la boda. Los días previos a la ceremonia serán de mucho estrés y diligencias, procura hacer tu despedida al menos un mes antes para que puedas disfrutarla como se debe.

63. Permitirle todo a tus papás. Si bien es cierto que para ellos también es un momento importante, debes dejar claro que es tu día. Sí, puedes tomar sus consejos, pero no permitas que interfieran de más.

64. Combinar a tus damas de honor, aunque es algo no muy frucuente entre las novias chilenas. Tienes que entender que no todas tus amigas tienen el mismo tipo de cuerpo, por lo que no a todas les favorecerá el mismo vestido.

65. Creerte la súper novia. No organices todos los preparativos de la boda tu sola. Permite que tus amigas y personas de confianza te ayuden. Serán tu mejor apoyo para salir adelante.

66. Pedirle mucho a tus damas. No te conviertas en una novia de terror y le pidas cosas imposibles o inhumanas a tus damas. La idea es que todas la pasen bien.

67. Dejar de lado a los familiares. Si bien es el momento de la pareja, nunca está de más escuchar opiniones y consejos de tus familiares, incluso dales la razón en algo. Podrías dejar que tu papá escoja la canción que bailará contigo, por ejemplo.

68. No reconocer el esfuerzo. Si hay algo que no puedes olvidar es agradecerle a cada una de las personas que te han acompañado en los preparativos de boda. Recuerda que no es un momento estresante sólo para ti, sino también para los que te rodean.

69. No darle cupo de invitados a tus papás. Es muy probable que tus padres estén ayudando a pagar la boda, así que en retribución, lo mínimo que puedes hacer es permitirle invitar a sus amigos, (siempre y cuando no sea un número exagerado).

70. No asignarle roles al cortejo. Es importante que cada uno dentro del cortejo sepa bien qué debe hacer durante la ceremonia.

guardarFoto vía Unsplash: Eric Ward
Créditos: Eric Ward

Las fotografías de boda

71. Dejarlo en manos aficionadas. Todos tenemos un amigo o pariente aficionado a la fotografía, sin embargo, las fotos de tu boda son lo más importante, así que siempre será mejor que las tome un profesional en la materia.

72. No ver trabajos anteriores. No basta con contratar un profesional, hay que pedirle referencias de su trabajo, ver sus fotografías, sus retoques y sus videos. También puedes hablar con algunos de sus clientes.

73. No indicarle al fotógrafo quiénes son las personas importantes. El fotógrafo debe saber quiénes son tus familiares y a quiénes no debe olvidar fotografiar. Suele pasar que no le tomen fotos a las abuelas o a las madrinas.

74. No mostrar lo que quieres. Si ya tienes una idea clara de cómo quieres tus fotos, lo mejor es que le enseñes.

75. No documentarlo todo. Es preferible que tengas horas de material desechable a que se pierdan momentos importantes. Debes tener fotografías de principio a fin.

76. No hacer una pre gira del lugar. El fotógrafo debe ir a terreno antes de la boda, de esa forma estará preparado para todo.

77. No hacer una lista. Comunícale todo a tu fotógrafo. Si quieres tomas del salón o del cóctel, díselo. También menciónale cómo quieres los retratos y de ser posible, hazle una lista.

78. Apurar la sesión de fotos. Si, sabemos que las fotos llevan mucho tiempo y a veces no te permiten disfrutar la fiesta. Pero dales el tiempo requerido para que queden bien.

79. No relajarse. Deja que todo fluya y tome su curso natural. De lo contrario estarás muy tensa y se notará en las fotos, mientras más espontáneas las fotografías, ¡mejor!

80. No tener química con el fotógrafo. Así como debes tomar en cuenta sus trabajos previos, también debes llevarte bien con quien tomará tus fotos. De lo contrario, el momento se hará muy pesado.

guardarSweet Ice Cream Photography vía Unsplash
Créditos: Sweet Ice Cream Photography vía Unsplash

Referente a la música

81. No limitar el volumen. Sí, es una fiesta, lo entendemos. Pero también debes considerar que habrá personas sentadas hablando y que resultará molesto no poder escucharse entre sí.

82. Colocar los parlantes cerca de los más adultos. Debes pensar en todo, eso incluye el posicionamiento de tus invitados con respecto a los parlantes y la pista de baile. Evítales pasar un mal rato.

83. Limitar al DJ. Debes dejarlo que coloque un repertorio musical variado. Puedes guiarlo con algunas canciones de tu preferencia y las que no tanto, pero permítele que le de rienda suelta a su talento.

84. No comunicarte con el DJ. Así como con el fotógrafo, debes dejarle saber al DJ cuáles son tus gustos musicales para que tenga una orientación clara del playlist.

85. No escuchar la música. Aunque el volumen debe ser moderado en ciertas ocasiones, también debes fijarte en tener la suficiente cantidad de parlantes y que todos se escuchen bien.

86. No fijar horas. Debes organizar los tiempos para saber cuándo será el momento del baile, de lanzar el ramo y de cortar la torta.

Música para cada momento de tu matrimonio: 89 temas que ponen el ritmo en tu gran día.

87. Un primer baile interminable. No has que tu primer baile sea eterno. Si la canción que escogieron es demasiado larga, puedes pedirle a DJ que le haga algunos arreglos para acortarla.

88. No llevarlo a ver el salón. Es importante que sepa dónde colocará su equipo de trabajo y que conozca un poco sobre la acústica del lugar.

89. No dejarte asesorar. Si no eres muy buena en el tema musical, siempre puedes pedirle un poco de ayuda para que te guíe con las mejores opciones para aprovechar al máximo tu música.

90. No comprobar quién tocará. Si escoges un DJ muy famoso, debes asegurarte que sea él mismo quien vaya a tu boda y no a alguno de su equipo, ya que todo puede ser diferente.

guardarMitchell Orr vía Unsplash
Créditos: Mitchell Orr vía Unsplash

Algunos detalles extras

91. Tacos insoportables. Asegúrate que tus tacos sean lo suficientemente cómodos para aguantar toda la jornada.

92. Olvidar hacer tus maletas. Si partes a tu luna de miel el mismo día de la boda o al día siguiente, debes dejar tus maletas preparadas con anterioridad para que no olvides cosas importantes.

93. Productos para el baño. No olvides colocar unas cuantas canastas con amenities para tus invitados. Pueden ser de mucha utilidad.

94. No es sólo tu boda. Recuerda que te casas con alguien más y que esta persona debe estar involucrada en todos los detalles de la boda. Inclúyelo en todas las decisiones.

95. Dejar que te consuma. Organizar una boda no es tarea sencilla, pero no permitas que se vuelva en toda tu vida y dejes de lado a tus amigos, familia o tu trabajo.

96. Hacer demasiadas fiestas previas. No planees tantas despedidas de soltera. Menos es más. Recuerda que acudir a más de una celebración más la boda le puede salir muy costoso a tus invitados.

97. ¿Y los anillos? Procuren darle los anillos a alguien de confianza y antes de llegar a la iglesia, asegúrense que los tiene.

98. Invitaciones mal hechas. La invitación es tu carta de presentación a la boda, revisa una y mil veces la ortografía, redacción y datos importantes.

99. Olvidarte de los invitados lejanos. Si tienes personas invitadas que no sean de la misma ciudad, puedes agregar información extra en su invitación, de manera que el viaje se les haga más cómodo.

100. Adicionales. Ten algunos accesorios que puedan ser de utilidad para tus invitados, como sombrillas o abanicos para el sol y el calor, pañuelo para el frío o incluso unas chalas para tus invitadas con tacos incómodos.

guardarDominga Eventos
Créditos: Dominga Eventos

 Aquí tienes un listado completo con los errores o descuidos más frecuentes que cometen los novios al organizar su matrimonio. ¡Toma nota, ten presentes cada uno de estos puntos y tu boda será recordada por todos!

También te puede interesar ¿Cómo organizar tu matrimonio paso a paso? ¡El calendario definitivo!

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Dominga Eventos Banquetería matrimonio
Ignacio Navarro Fotógrafos

Lo mejor de Protocolo