La boda de Alejandra y Francisco, ¡mar, playa, sol y diversión!

Alejandra estaba celebrando el matrimonio civil de una de sus mejores amigas cuando Francisco, en la misma discoteque, celebraba el cumpleaños de un amigo. Cada uno en lo suyo, Francisco sintió que alguien lo miraba, era Alejandra y sin pensarlo dos veces Francisco la invitó a bailar. Desde ese momento, se comenzó a escribir la historia que nos trae hasta este preciso momento, la organización de su matrimonio en la región de Valparaíso.

No era como si nunca se hubiesen visto antes, pues tenían algunos antecedentes el uno del otro. Alejandra lo conocía de un trabajo que Francisco había tenido mientras estudiaba en la universidad y, además, tenían amigos en común, incluso Alejandra le tenía un simpático apodo, que por razones obvias, no se nos fue revelado.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Desde ese día en la discoteque, todo fluyó sin presiones ni expectativas. Ninguno buscaba una relación, entonces no había muchas exigencias, y eso permitió que se conocieran libremente y sin juicios. Comenzaron a salir, turnando la ciudad porque ella trabajaba en Santiago y él en Viña del Mar, así es que se veían principalmente los fines de semana. Pero de esta misma manera, fueron conociendo sus gustos y actividades favoritas. Ella se fue maravillando del gusto de Francisco por surfear, lo acompañaba a viajes y playas con su grupo de mejores amigos y él, por su parte, conocía el mundo de Alejandra rodeado de arquitectura, diseño y amigas. Lo mejor de esta nueva relación que estaba surgiendo, era que ambos sociabilizaban íntegramente con su círculo de seres más queridos, se sentían a gusto y felices.

En el camino del conocimiento mutuo, se dieron cuenta que ambos les gustaba mucho salir y no se sentían muy cómodos quedándose en casa, empezaron a incursionar yendo al teatro, parques, salir en bicicleta o a comer. Y estas actividades compartidas que los fueron consolidando como pareja, las complementaban con sus gustos propios, como el surf, la arquitectura y los amigos.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Llevaban cerca de 6 meses pololeando cuando Alejandra se fue a Europa por 3 meses a estudiar, tiempo suficiente para haberse extrañado y decidir a su retorno, irse a vivir juntos a Santiago. Cuando llevaban 4 años viviendo juntos, en diciembre del 2013, algo cambió…

El futuro novio llevó a su inminente novia a Puertecillo, paraíso natural del surf, y ahí, en un cerrito mágico apodado Machupichu, donde puedes ver la inmensidad y belleza del mar, Francisco le declaró su amor eterno y le pidió matrimonio. Alejandra no lo pudo creer inmediatamente, así es que recurrió a una pregunta infalible; “¿y mi anillo?”. Afortunadamente, el novio estaba preparado y sacó un hermoso anillo que literalmente formalizó su unión para siempre.

“La verdad, fui uno de los últimos del grupo de amigas de Alejandra en pedir matrimonio (ya me estaban empezando a tirar “palos” jajaja). Resolví, súper privada y personalmente, pedirle matrimonio en uno de los lugares que a ambos nos maravilló cuando lo conocimos.” (Francisco 2016)

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

¡Y comenzaba la preparación de la boda! Ambos sabían muy bien dónde querían casarse, pero aún así, estuvieron abiertos a solicitar, junto a una amiga que los ayudó como su Wedding planner, cotizaciones de distintos lugares para contrastar precios y servicios. Así es que, después de todo el trámite, podían decir con absoluta confianza que optaban por Club el Tebo. Lo que no se esperaban era que, debido a la altísima demanda del lugar, iban a tener que esperar un año para poder casarse en el lugar de sus sueños. Bueno, eso les daba muchísimo tiempo extra para organizar la boda, así es que fue algo bastante tranquilo, sin mencionar que el centro de eventos, además de todo, tiene prácticamente todos los servicios incluidos. No había mucho de qué preocuparse, excepto ¡del parte de matrimonio!

Con ingenio y dotada de talento y pasión por el diseño, la novia diseñó las invitaciones a su boda, ambos querían algo especial, que no fuera un papel que terminara en la basura (o peor, en la guantera del auto), entonces se les ocurrió comprar unas botellitas antiguas, imprimir en papel pergamino el parte que diseñó Alejandra y meterlo dentro de las botellas con arena y envueltos en rafia con detalles de conchitas, ¡con mucho estilo playero! Les tomó una semana armarlos, ya casi arrepentidos en el camino, su ánimo y convicción por los detalles repuntó tan pronto como habiéndolos entregado, aparecieron fotos agradeciendo el original parte de matrimonio que habían recibido: “…fue bacán, habíamos cumplido nuestra misión de hacer algo especial. Hasta el día de hoy vamos a casas de amigos y vemos nuestros partes como decoración.” (Alejandra 2016)

Alejandra y Francisco
Créditos: Alejandra y Francisco

Preparación de los novios

Había llegado el día y los novios se preparaban para el gran matrimonio que los esperaba. Paula Muñoz, amiga de toda la vida de la novia, fue la encargada del maquillaje y peinado. Le delineó los ojos negros, matizó el rostro y coloreó sus labios con un tenue color rosado, fue una combinación ideal. Para complementar, el tocado blanco y de perlas de Flor de Tocado, fue sencillamente perfecto, una de las dueñas, Paci, la ayudó a escoger el adecuado para que completara el diseño del vestido y la decisión fue muy acertada.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

El vestido de novia fue un diseño de Karyn Coo, algo relajado, playero, pero a la vez un hermoso diseño con buenas telas, con bordado de cuerdas, plisados y pedrería. La atención fue súper personalizada, en cada prueba estaba Karyn para ayudarla, asesorarla y asegurarse de que todo saliera según como la novia quería. El diseño fue a base de satín de seda y gasas con distinto gramaje, lo que se notaba al caminar, pues se producía un movimiento independiente en cada parte del vestido, muy volátil.

Para completar el look, la novia se puso unos aros Oliver Webber que fueron regalo de su mamá para hacer posible el famoso ritual “something old, something new, something borrow, something blue” (algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul).

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

El novio, quien se preparaba en una habitación contigua, se veía nervioso y ansioso, después de tanta espera, seguro e ilusionado, se casaría con la mujer de su vida vestido con un traje azul marino, zapatos y cinturón café oscuro y una original humita azul con puntos blancos.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

La Ceremonia

En la entrada de la iglesia de Puchuncaví, el novio esperaba sonriente a la novia mientras recibía a los invitados. La novia por su parte, dulce y serena, con un sutil ramo de orquídeas para no quitarle protagonismo a su vestido, entró a la iglesia al ritmo de Jack Johnson con la canción “I got you, I got everything, I’ve got you, I don’t need nothing, more than you…” uno de los cantantes favoritos de los novios y cantada por un maravilloso coro de la V región liderado por Ximena Oddo en conjunto con una de las mejores amigas de Alejandra.

Al finalizar la ceremonia y con una lluvia de pétalos de colores y un túnel con tablas de surf, los novios se dirigieron en un jeep muy playero a tomar el romántico y original bote que los llevaría a la fiesta, los invitados salieron a recibirlos con champaña en mano y sin zapatos, con la canción de fondo “La Vie en Rose” de Grace Jones. Un tema muy ad-hoc a la ocasión, donde como en cuentos de hadas, los novios navegan y desembarcan para empezar esta nueva etapa juntos y enamorados.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

El baile y cóctel

Una vez en el lugar escogido, el Club el Tebo, los novios se disponían a brindar y comenzar la celebración con toda su familia y amigos. A la hora del cóctel, la música estuvo a cargo de Calle Vieja, muy profesionales, saben muy bien cómo prender la fiesta en cualquier momento, especialmente cuando se está comiendo y el ambiente requiere de algo entretenido. A ellos los habían conocido en un matrimonio previo y habían quedado encantados con su presentación, por lo que no dudaron en contratarlos en su propia boda.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Y luego, llegó el momento del entretenido e inolvidable baile de los novios. Tres días antes del matrimonio, habían decidido preparar un baile que los identificara como pareja y así resultó, literalmente como los novios los describen “de locos”, interpretaron “The Time of my Life” de Jeniffer Warnes y Bill Medley. La novia voló con su vestido en manos de su marido y a Francisco incluso se le vio en el suelo impresionando a todos los invitados, y en especial a su esposa. Su espectáculo hizo reír y disfrutar a todos los presentes.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Sesión de fotos y Fiesta

Gonzalo Crawford de Gonzo Fotografía fue el encargado de inmortalizar la boda de esta pareja de enamorados que escogieron la naturaleza como su principal compañera el día de su boda. En las fotos se ven los novios como protagonistas en entornos conmovedores y escenarios irrepetibles. Eran ellos, la naturaleza y el implícito fotógrafo retratando la alegría de Alejandra y Francisco:

“…un fotógrafo demasiado profesional. ¡Seco! Pero además de que sus fotos son increíbles, es una gran persona. Lee constantemente tu comportamiento para capturar los momentos que sabe que, para los novios, son realmente los más bacanes. Realmente un regalo fue el habernos encontrado con él en nuestro camino…” (Alejandra y Francisco 2016)

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Club el Tebo se preocupó de gran parte de los detalles, desde la degustación, hasta el cóctel y los vinos: “La banquetera, las flores, la música (DJ), es del lugar, y todo es increíble. Los dueños son demasiado buena onda, absorben rápidamente lo que necesitas y lo dejan en manos de un equipo de personas muy profesionales, y sobre todo, cercanas que se hacen cargo.” (Alejandra 2016)

Además de todo, sirvieron muchísima comida, hasta un cordero al palo para la tarde. Habían muchos espacios donde descansar, como una reposera, deck o living en la misma pista de baile. Y para hacerlo aún más perfecto, se reservaron todas las cabañas del lugar para la familia de los novios.

La celebración no tuvo cotillón porque los novios consideraron que no iba a funcionar en un día de calor, así es que en vez de eso, contrataron la banda El Quinteto Teto, los cuales estuvieron increíbles. Muy buena música y animación, hicieron bailar a los invitados a las 6 de la tarde, a todo sol, con un muy variado repertorio de música.

Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía
Gonzo Fotografía Conozca más sobre “Gonzo Fotografía ”
Créditos: Gonzo Fotografía

Una boda al aire libre, cerca del mar, con todos esos pequeños detalles que hacen de este día algo inolvidable para los novios y sus más queridos. Después de todo, valió la pena haber esperado un año para llevar a cabo la fiesta de sus sueños, tal y como siempre lo habían querido. ¡Felicidades Alejandra y Francisco por su matrimonio!

Peinado y Maquillaje: Paula Muñoz | Tocado: Flor de Tocado | Vestido de novia: Karyn Coo | Aros novia: Oliver Webber  |Fotografía: Gonzo Fotografía | Música cóctel y almuerzo: Calle Vieja | Banda: El Quinteto Teto | Centro de eventos: Club el Tebo |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información