La boda de Carol y Felipe ¡con sabor y amor al vino!

La boda de Carol y Felipe ¡con sabor y amor al vino!

Conoce la boda de esta pareja de cómplices, amigos y enamorados. Sabiendo que el matrimonio puede ser de dulces y amargo, decidieron sellar su amor en una original ceremonia...

  • Real weddings
  • Corazón
  • Corbata de lazo
  • Gemelos
  • Banda
  • Pareja
  • Santiago Metropolitana

Esta entretenida pareja tuvo su primer encuentro en un tradicional happy hour, Felipe es amigo de un colega de Carol y un día salieron con los de la oficina y otros amigos. Así se conocieron y empezaron a enamorarse…. Sin pensar que estaban conociendo al amor de sus vidas, y que en un tiempo más, estarían juntos preparando su matrimonio en Santiago.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

Decidieron celebrar uno de sus aniversarios en el Hotel Monticello, tenían planeado tomarse una champaña en la habitación y luego ir a cenar y a jugar al casino. Mientras tomaban champaña, se intercambiaron sus regalos de aniversario, Carol le regaló un reloj y Felipe ¡el anillo de compromiso! Una argolla de oro con un zafiro, hecha a mano por encargo a la Joyería Lamoré.

“…estaba súper nerviosa porque pensé que se me había pasado la mano con el regalo y cuando fue el turno de Felipe, lo miré y se hincó, sacó una cajita con el anillo y me pidió matrimonio!” (Carol 2016)

Lo primero que debían hacer era fijar la fecha, decidir el lugar donde celebrarían su matrimonio, la lista de invitados y ¡los partes! El diseño de las invitaciones las hizo una amiga de los novios y la impresión la realizaron en Pajarito de papel.

De blanco y lila va la novia

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

La siempre radiante Carol se preparó para su matrimonio con la maquilladora profesional Vania Abarzúa, para los ojos, usó un delineado negro y sombra café, y para los labios, un tono rosado pastel. Además, le recogió elegantemente el cabello, para finalizar con un tocado de la tienda Nicoletta a su lado izquierdo.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

El traje de novia, un tradicional diseño de escote corazón, fue combinado con unos zapatos color lila de Zapato Soñado. La elección de éstos resultó todo un desafío ya que la novia calza 32, por lo que era imposible encontrar tacos en ese número. Los mandó a hacer a medida en la forma y color que ella quería. El lila era una combinación perfecta con el ramo de la novia del mismo color, unos tulipanes de tonos intensos, una creación de Carolina, una amiga de la novia que, si bien no se dedica a esto, tiene mucho talento.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

El traje negro del novio, de camisa blanca, botones negros, humita morada y suspensores fue encargado en Sastrería De la Cruz. Los zapatos eran de la tienda Aldo y como toque final, usó unos gemelos de nota musical ¡muy originales!

Además, dentro de las joyas que los novios lucieron en su día, destacaron los anillos de matrimonio que fueron pedidos al Joyero Juan Esteban Oyarzún, el anillo de compromiso de Carol y sus aros y colgante de plata con cristales Swarovski.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

La ceremonia del vino

Y así, el 22 de octubre de 2016 los novios llegaron al centro de eventos Santa Catalina de Chicureo para celebrar su ceremonia en los prados. Todo estaba listo y colorido con un sinfín de ornamentación floral a cargo de Lutty Valderrama, quien dispuso de dos pedestales de 1.80 cm de alto con follaje de avellano, lilium orientales fucsia y aster blanco y hiedra en el pedestal y dos pedestales más pequeños para el pasillo de entrada de la novia, con las mismas flores.

Carol y Felipe no profesan ninguna religión, por lo que optaron por realizar una ceremonia simbólica, la del vino. Ya habían realizado la ceremonia civil hace unos días y ahora era el turno de una celebración con todo el estilo e identidad de los novios. En lo que se describe como un momento único e irrepetible, la flamante novia caminó hacia el altar del brazo de su abuelo, mientras su carismático novio, interpretaba en guitarra “Sea of Love” de Cat Power. El momento fue inolvidable, sobre todo porque una de sus amigas, Danitza, lo acompañaba en la voz, y todo en su conjunto, era la combinación perfecta de todo lo que deseaban para su boda.

guardarDaniela NaritelliConozca más sobre “Daniela Naritelli”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela NaritelliConozca más sobre “Daniela Naritelli”
Créditos: Daniela Naritelli

Ya en la ceremonia, cada uno de los novios debía tener una copa de vino blanco y vino tinto en sus manos, Carol tenía el blanco y Felipe el tinto. Luego mezclaron ambos vinos en un decantador, los volvieron a servir en las copas y bebieron.

“Ambos somos amantes del vino, cuando nos conocimos yo solo tomaba vino blanco y Felipe solo tomaba tinto (odiábamos los otros), pero de cena en cena nos fuimos mezclando los gustos y terminamos tomando de todo. A la hora de elegir una ceremonia simbólica, nos pareció que la del vino se apegaba perfecto a nuestros gustos [..] sabemos que la vida de casados a veces pone algunos desafíos. Por eso el acto de tomarnos el vino es como “tomarse” lo bueno y lo malo que la vida nos traiga y comprometernos a estar con el otro en lo dulce y en lo amargo.” (Carol 2016)

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

La sesión de fotos fue realizada por la fotógrafa a cargo Daniela Naritelli. Con intuición, se hizo parte de las emociones y sentimientos de los novios para fotografiar lo esencial: “Nos gustó su toque espontáneo que logra plasmar los sentimientos y emociones de cada momento del matri.” (Carol 2016) En el jardín y con la dicha del momento, las fotos transmiten únicamente felicidad.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

La Celebración

El banquete también se realizó en el Santa Catalina de Chicureo, donde ellos mismos se encargaron del servicio de catering y de la decoración floral de la cena, predominaron los lilium blancos y lilas, gerberas, lisiantum y gibsofilias. Rodeados de flores, los novios brindaron por su amor, su unión y la compañía… y para el cóctel y el baile, los compañaron La Banda Cuba Ilé, un trio de cubanos que le dan ritmo y sabor a las celebraciones. Los novios los recomiendan principalmente para el cóctel; “…a la gente le encantó! Le dan una onda más cercana y entretenida al momento.” (Carol 2016)

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli
guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

Para el baile, estuvieron meses decidiendo qué harían. No querían bailar el típico vals fome que no va con su personalidad. Dos meses antes del matrimonio, por casualidad escucharon la canción “Mango con Petazetas” de La Moral Distraída y bromearon con bailar ese tema, lo cual era una locura por ser una bachata y no saber absolutamente nada de cómo bailarla pero se quedaron pegados con esa canción y literalmente ¡se lanzaron!

Después de clases particulares para armar la coreografía y ensayos una vez a la semana, segundos antes del gran momento, estaban muy nerviosos y con miedo de olvidarse de los pasos. “Siempre creímos que estábamos haciendo una locura, porque nadie se esperaría eso de nosotros, pero creo que eso le daba la gracia al baile.” (Carol 2016)

Después de tanto ensayo y decisión por sacarlo adelante, empezó la música y simplemente disfrutaron, a la gente les encantó ¿y cómo no? ¡Fue una sorpresa y un regalo ver tanta tenacidad y complicidad en una boda!

guardarDaniela NaritelliConozca más sobre “Daniela Naritelli”
Créditos: Daniela Naritelli

A la hora de tirar el ramo de novia, Carol buscó una opción diferente y optó por de las cintas, además, cambió el objetivo del ritual, esta vez, quién se quedara con el ramo tendría suerte en el amor ¡nada de ser la próxima en casarse! Se amarraron varias cintas al tallo del ramo, mientras la novia lo sujetaba en medio de la pista de baile, las solteras y casadas de la fiesta tomaron una punta de la cinta e hicieron un circulo alrededor de la novia bailando. Carol fue cortando las cintas con una tijera y la última que se quedó con una cinta, ¡tendrá suerte en el amor, se ganó el ramo y una botella de champaña para que la celebración no se acabe nunca!

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

Finalmente, los novios cortaron el pastel y se entregaron al baile y la fiesta. La cabina fotográfica de Boom-Box fue una gran idea para entretener a los invitados “…se portaron súper bien con nosotros, fueron rápidos y prendieron a la gente todo el tiempo, fue un tremendo acierto.” (Carol 2016)

Por su parte, los asistentes recibieron unos recuerditos personalizados que los recién casados hicieron con sus propias manos. Mandaron a pedir a Tokyo cientos de papeles de origami y armaron una grulla para cada invitado, a las figuritas les colgaron una mini tarjeta donde agradecían su participación y el regalo que habían recibido.

guardarDaniela Naritelli Conozca más sobre “Daniela Naritelli ”
Créditos: Daniela Naritelli

Desbordante de detalles, originalidad y compromiso, esta pareja de enamorados llevó a cabo su matrimonio exactamente como son ellos, representando todo lo que les gusta y en lo que creen, fieles a sí mismos y a su esencia, realizaron una boda de ensueño;

“Con este matri aprendimos que en realidad no hay que sentirse obligados a seguir todas las tradiciones de bodas y que si uno sigue sus gustos y hace lo que quiere, al final del día lo pasas muy bien. Terminó el matrimonio y estábamos súper satisfechos de haber hecho todo lo que quisimos, sin seguir las típicas reglas de un matrimonio, nos llevamos los mejores recuerdos.” (Carol y Felipe 2016)

¡Muchas gracias por compartir tan hermoso matrimonio y muchas felicidades!

Maquillaje y peinado: Vania Abarzúa | Tocado: Nicoletta | Zapatos novia: Zapato Soñado | Traje del novio: Sastrería De la Cruz | Zapatos novio: Aldo | Impresión partes de matrimonio: Pajarito de papel  | Anillo de compromiso: Joyería Lamoré | Argollas de matrimonio: Joyero Juan Esteban Oyarzún | Fotografía: Daniela Naritelli | Decoración floral ceremonia: Flores Lutty Valderrama  | Banda: Cuba Ilé | Centro de eventos: Santa Catalina de Chicureo | Cabina fotográfica: Boom Box

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Zapato Soñado Zapatos de novia
Flores Lutty Valderrama Flores matrimonio
BoomBox Company Recuerdos de matrimonio
Daniela Naritelli Fotógrafos
Lamoré Argollas de matrimonio
Santa Catalina de Chicureo Centros de eventos
Cuba ilé Música en vivo
Pajarito de Papel Recuerdos de matrimonio
Aldo Shoes Zapatos de novia