Luz María y Titán sellaron su unión en las románticas orillas del mar de Concón

Luz María y Titán sellaron su unión en las románticas orillas del mar de Concón

Luz María y Titán, un matrimonio lleno de magia y una celebración de ¡tirar la casa por la ventana! No te pierdas este fantástico enlace.

  • Real weddings
  • Valparaíso Región

Esta vez les traemos la historia de Luz María y Titán, que no hace mucho vivieron su particular cuento de hadas, una pareja muy especial cuyo amor no deja de sorprender, no hay más que ver cómo se miran, esa comunicación tan íntima, sin duda una pareja llena de amor que han decidido dar ese paso tan importante para consagrar su unión. Está claro, derrochan felicidad y eso se hace notar, la felicidad que nos hacen ver, nos evoca a algo mágico, algo sólido y fuerte que ambos han conseguido merecidamente.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

La celebración tuvo lugar a orillas del mar, una evento dulce y hermoso, el lugar que escogieron los novios no pudo ser mejor, El Club de Yates de Higuerillas de Concón, fue el escenario que dio pie a tan maravillosa ceremonia. Con el mar de fondo, el acto se convirtió en un sueño, el sueño que tanto habían esperado Luz María y Titán. En la ceremonia no faltó nada de nada; la atmósfera que crearon estaba llena de ilusión y amistad.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

Una mezcla entre lo infantil y lo especial de la brisa de playa. Fue una ocasión sencillamente espectacular, todo fluía como la brisa del mar.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

La indumentaria perfectamente pensada, el blanco como color principal, todos llevaban piezas claras que evocaban dulzura e inocencia “al puro estilo ibicenco“, salvo algunos más atrevidos que pusieron la nota de color. Por su parte, la novia optó por un vestido de novia de tirantes, (la ocasión lo ameritaba) y una falda voluminosa, con bordados en el pecho, y un ramo de flores que le daban ese toque colorido tan especial y acertado. Como accesorios: unos pendientes de plumas ¡ideales y muy atrevidos! El novio por su parte se enfundó en una camisa de lino y un chaleco a rayas, con pantalón beige, para seguir con la temática de la boda.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Luz María llegó al lugar de celebración, cual cuento de hadas, en una carroza roja de la mano de su padre. La ceremonia se dio como se esperaba, los novios estuvieron envueltos de todos los amigos y familiares que quisieron, hasta los invitados especiales de la novia: sus perros. Todo esto dio lugar a que fuera el mejor día y el más importante de sus vidas. La fiesta no tardó en darse y la noche se convirtió en la apuesta ideal.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

La noche dio comienzo y ahí estaba Ingrid Muhlenbrock, la fotógrafa que fue la encargada de guardar este día y coger cada instante de felicidad, con esa naturalidad que caracteriza estos momentos. La fiesta no tardó y la música no dejó de sonar, la noche era joven y la celebración estaba garantizada, desde la alegría que desprendían todas las personas presentes, hasta la música en directo.

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

¿Y cómo no…? ¡El baile no pudo faltar!

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

En ese clima de amistad, también hubo hueco para cantar un poco, los novios fueron los primeros en la pista dispuestos a entonar y dar letra a las melodías, la cosa era pasarlo bien y no había límites ni vergüenzas, ¡era su día y había que disfrutarlo al máximo!

guardarIngrid MuhlenbrockConozca más sobre “Ingrid Muhlenbrock”
Créditos: Ingrid Muhlenbrock

Y la ceremonia concluyó, aunque nadie quisiera, sólo queda desearles una larga vida juntos, y que todos los días de sus vidas sean como este día tan espectacular, que los sueños no acaben, que la ilusión no se termine y que siempre y cada uno de los días, esa mirada que sólo ellos saben descifrar se mantenga. ¡Feliz matrimonio parejita!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Club de Yates de Higuerillas Centros de eventos
Ingrid Fotos Fotógrafos