Melissa y Jorge, un imparable y determinado verdadero amor

Melissa y Jorge, un imparable y determinado verdadero amor

Jorge no necesitó más que una foto para saber que Melissa era la mujer de su vida y un par de meses para decidir que quería pasar el resto de su vida con ella, ¡una inspiradora historia de amor donde el galán hace de todo por conseguir el amor!

  • Real weddings
  • En la ciudad
  • 2017
  • Santiago Metropolitana

Melissa y Jorge se conocieron el año 2016 en el gimnasio donde ambos tomaban clases de TRX. Él había empezado a asistir en junio del mismo año y Melissa se había unido en septiembre. La clase a la que asistían contaba con un grupo de whatsapp, donde incorporaron a Melissa y le dieron la bienvenida. A Jorge le dio curiosidad saber quién era esta nueva integrante, ya que al ser carabinero y haber estado en servicio durante esa semana, no había podido asistir a clases. De esta forma, su intriga lo llevó a revisar el perfil de Melissa, en cuanto vio su fotografía se dijo a sí mismo; “ella va a ser mi polola”.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

El grupo de TRX estaba integrado por carabineros de diferentes grados y civiles que trabajan en la Institución, Melissa, como educadora de párvulos era parte de este último, desempeñándose en uno de los jardines institucionales.

Jorge comenzó a preguntar quién era Melissa, y como en el grupo de whatsapp le decían Tía Melissa, se hizo el gracioso preguntándole de quién era tía. Fue una una capitán amiga de él quien le dijo en una conversación privada que Melissa había sido educadora de uno de sus hijos, instancia que Jorge aprovechó para pedirle que se la presentara pues quería conocerla. Si bien esto nunca se llevó a cabo, varias semanas después Jorge la agregó a Facebook y le escribió en su muro, Melissa le contestó nunca imaginándose sus intenciones románticas. Después de alrededor de un mes, justo un día después de su cumpleaños, en la clase de TRX, algunos compañeros se acercaron a él para saludarlo, y como Melissa no podía ser la única que no lo hiciera, también lo fue a felicitar. “A mí ese día me llamo la atención porque andaba con una máscara entrenando, pero no le pregunté nada porque tenía una cara de pesado y lo encontraba súper quebrado, me era indiferente.” (Melissa, 2017)

Un día Melissa comenzó a escribirle por el chat de Facebook y le preguntó para qué era la máscara que tenía puesta en el entrenamiento, Jorge se alegró y también se sorprendió de que Melissa le hubiera escrito. Le contestó rápidamente que era una máscara de elevación, le dio una tremenda explicación y luego se desvió del tema para conversar diferentes cosas. Él estaba muy entusiasmado, ella le gustaba desde que había visto su foto, tenía esa ineludible sensación que ella era para él. De esta forma, se propuso hacer las cosas bien, ella no podía darse cuenta de que le gustaba, pero tampoco podía pensar que le era indiferente. Desde ese día estuvieron chateando por Facebook y whatsapp, conociéndose hasta que se volvieron a ver en un entrenamiento.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

“…sus ojos y su sonrisa me encantaban, ahora hablábamos y nos saludábamos con más confianza, yo busqué la manera de invitarla a salir, me costó bastante que me dijera que sí, cuando lo hizo yo hice la típica, invitarla al cine, pero cuando salía del trabajo y debía ir ya a buscarla, me dije “pero como tan tonto de invitarla a ver una película, si yo la quiero conocer y la voy a llevar a un lugar a estar callados y sin poder conocerla”, así que mejor la llevé a comer.” (Jorge, 2017)

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Gracias a su perfil de Facebook, Jorge supo que era fanática de Luis Miguel, así que ese día se consiguió un CD del cantante y durante el día se aprendió algunas de sus canciones. Cuando pasó a buscarla y se subió a su auto, él por supuesto estaba escuchando a Luis Miguel, ella lo miró asombrada, ¡Jorge se sabía hasta las canciones! Cuando ella le preguntó si le gustaba Luis Miguel, él le respondió que claro, indicándole que en la guantera tenía un CD. Eso fue un gran punto para Jorge, ese día conversaron y se rieron como si se conocieran toda la vida.

Un día viernes después de un entrenamiento, ella lo invitó a salir, fueron al cachafaz a ver stand up comedy y luego fueron a la casa de su mejor amiga Pamela Leiva. Cuando la fue a dejar a su casa, al momento de despedirse no pasó nada, hasta que Jorge llegó a su casa y cuando se estaba acostando, ella le mandó un mensaje por whatsapp que decía: ¿Yo te gusto cierto? Jorge quedó perplejo, no se esperaba una pregunta así. Optó por ser honesto y directo y su respuesta fue que sí, que le gustaba, pero no entendía por qué no le había hecho esa pregunta cuando estaban juntos. Ella simplemente le dijo que no tenía ninguna intención de tener una relación con él. A Jorge se le partió el corazón, al tratar de dormir pensaba ¿por qué me tengo que fijar en alguien que no me va a pescar?

Al día siguiente y pensando más fríamente, decidió seguir conquistándola, y se propuso que él sería la primera persona en la que ella pensara cuando despertara y la última cuando se acostara. “Así que le enviaba un mensaje que la hiciera sentirse bien todas las mañanas, la haría reír todos los días, total su sonrisa me encantaba, cada vez que lo hacia ella me gustaba más.” (Jorge, 2017)

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

El 22 de noviembre se celebra el día de la educadora de párvulos, él no lo sabía hasta que la conoció, la noche del 21 había trabajado toda la noche, la llamó durante su servicio para invitarla a tomar desayuno, le tenía hasta un regalo. Pasó a las nueve puntualmente a buscarla, como Jorge no conoce muchos cafés ni lugares donde tomar desayuno, le dijo que eligiera ella dónde ir, ¡total era su día! Después la fue a dejar a su casa para que se fuera a su trabajo y él se fue a la suya a descansar. Jorge cree que ese día a ella le empezó a gustar él, porque Melissa conociendo los sentimientos de él, aun aceptaba salir. Aparte de trabajar e ir a clases de TRX, Jorge estudiaba por las noches, un día Melissa lo llamó para invitarlo a su casa, él estaba en clases, por lo que le dijo que salía a las 23.00 horas, a ella no le importó y le dijo que lo esperaría. Para la última hora de clases Jorge firmó la asistencia y se fue a su departamento.

“…la anécdota que ella me esperó con un té de rosas, yo nunca había tomado eso, a parte que estaba muerto de hambre, pero no se lo dije, estaba feliz de la invitación…” (Jorge, 2017)

Ahí estuvo por largo rato, le gustaba mucho pero como sabía que no era correspondido no se atrevía a besarla. Así es que se fue a la casa, pero decidido que al día siguiente el beso iba. Jorge estaba tan determinado que incluso esa noche llegó a terminar un trabajo que tenía que disertar al día siguiente en clases, casi no durmió, pero estaba feliz de haber ido a visitar a su amada Melissa.

El día 1 de diciembre fue el gran día, como a las 21 ella le mandó un mensaje invitándolo nuevamente a su casa, él estaba demasiado cansado, pero absolutamente decidido, por lo que llegó cerca de las 12 de la noche a su casa, muerto de sueño conversaron hasta que llegó el momento, se acercó y le dio un beso;

“…fue increíble, yo súper contento, ahí ella me dijo que no se dio cuenta cuando yo le empecé a gustar, que conmigo se sentía súper bien, yo estaba en otro planeta, más contento que la cresta, me costó, pero finalmente como le digo yo “triunfó el amor”. (Jorge, 2017)

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

El 24 de diciembre le pidió pololeo, se lo escribió en su regalo de Navidad, eso también fue difícil de llevar a cabo, porque a ella le encantan los zapatos Melissa, que es una marca brasileña que Jorge no había escuchado jamás. En su búsqueda por los zapatos, encontró el local que las vendía en el barrio Italia, cuando llegó al local se acordó que no sabía cuánto calzaba, así es que llamó a una amiga de ella, Loreto Maldonado, que lo ayudó. Con tremendo obsequio, y luego de tan intensa y romántica historia por supuesto, Melissa le dijo que sí.

Después de cinco meses Jorge ya estaba decidido, sabía que era la mujer con quien quería estar toda la vida, así es que decidió pedirle matrimonio. No fue difícil comprar el anillo porque habían ido a la expo-novios y ahí habían aprovechado de probarse anillos, y recordaba que su medida cabía justo en su dedo meñique. En mayo de este año fueron con sus amigos a Punta Cana, y el 10 de ese mes con ayuda de sus amigos Francisco Campos, Nicolás Rojas y Matías Fernández, le pidió matrimonio en la playa;

“…era una noche muy iluminada por una tremenda luna llena y bajo una palmera con muchas luces, cuando me vio arrodillado frente a ella, solo atinó a darme un beso, no me contestó hasta que una amiga le gritó “y qué le dijo?” Y ahí mi boni me respondió que sí.” (Jorge, 2017) Al día siguiente llamaron a sus padres para contarles, volvieron a Chile como novios y a organizar su bello matrimonio en Santiago.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Decidieron casarse el sábado 28 de octubre, era un fin de semana largo y para sus familiares y amigos que viven fuera de Santiago les sería más fácil asistir. Organizaron todo con bastante tiempo y asesorándose con amigos que ya tenían la experiencia con sus respectivos matrimonios, además de sacar ideas en la web de distintas páginas donde ayudan con datos y proveedores para organizar matrimonios. La lista de invitados fue de 180 personas, ninguno por compromiso, asistieron las personas que los novios querían que estuviesen en ese día tan importante para ellos.

Los partes para el matrimonio fueron confeccionados por Javiera San Martín de Papelería social, a quien conocieron en una feria llamada “Matri hecho a mano”. Les encantó su trabajo, les hizo una ilustración de ellos, caracterizándolos con cosas que les gustan.

Preparación de los novios

Habiendo llegado el día de la boda, Melissa se preparó en el Hotel Hyatt Place en Vitacura. De su maquillaje y peinado estuvo a cargo Estrella Leiva, la profesional le acentuó su mirada con un leve delineado en sus ojos y pestañas, igualmente sus labios fueron coloreados sutilmente reluciendo su color natural. Su pelo caía solo por un lado, mientras que el lado izquierdo lucía un fino tocado de perlas blancas.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Su vestido strapless de La Casa Blanca sucursal Providencia fue un diseño que eligió con la ayuda de la especialista Paola Medina, quien siempre tuvo la mejor disposición. Lo combinó con unos zapatos color rosado claro, modelo Lady Love de su tienda favorita Melissa. El ramo de novia de la Florería Florecen Sueños tenía 12 rosas rojas, 10 varas mini rosas rojas, 6 varas de hipericum y 7 varas de lisianthus blancos. La florería envió el ramo al hotel tal cual Melissa había señalado, a la hora acordada y exactamente el diseño escogido.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Dentro de sus joyas se encontraba un precioso collar Swarovski, que fue un regalo de Jorge perfecto para su vestido strapless, el anillo de compromiso Swarovski y los anillos de matrimonio realizados por el talentoso joyero Elías Carmi. Los novios llegaron a él por recomendación, les pareció muy profesional y perspicaz, en una reunión captó exactamente lo que los novios tenían en mente y fue especialmente emocionante cuando les entregó las argollas, pues habían quedado simplemente perfectas.

El novio por su parte se preparó en su casa, vistió el uniforme denominado “de alta sociedad”, de etiqueta y no muy utilizado que consistía en pantalón, chaleco y humita color negro, camisa y chaqueta color blanco, todo confeccionado por Buena Senda Ltda. Sus zapatos modelo cadete de charol fueron hechos en Zapatería Molina.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Ceremonia y Sesión de fotos

El padre de Melissa fue a buscarla al hotel para llevarla personalmente la Iglesia de San Francisco de Borja (Iglesia de Carabineros). Matías Maira, propietario del auto de la empresa Boom Box Company que trasladaría a la novia, llegó al hotel antes del horario acordado, con el vehículo impecable y sabiendo exactamente la ruta a seguir.

Con mucha emoción Melissa y su papá entraron juntos por el umbral de la iglesia, hasta llegar al pasillo y encontrarse de frente con la mirada de Jorge, que sin decir nada, lo decía todo. Sus ojos brillaban y la emoción lo embargaba profundamente, era definitivamente el día más feliz de su vida.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Ambos se sentaron en el altar, se miraron y sonrieron secretamente, sabían que ambos estaban locamente enamorados comprometiéndose a estar por siempre juntos. Pronunciaron sus votos y se besaron como el último paso de esta procesión. Al salir, un arco de espadas los esperaba para celebrar sus primeros minutos de casados, ¡un escenario elegante, majestuoso y único!

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

La sesión de fotos se llevó a cabo en el mismo centro de eventos Club Manquehue, el lugar era tan bello que quisieron aprovechar su infraestructura. Los fotógrafos Alex Utreras y Francisca Solari de Espontánea, inmortalizaron a los novios que se entregaron a la cámara. En un escenario perfecto se ven dos enamorados que se admiran, se abrazan y coquetamente se observan. Los fotógrafos se caracterizaron por su profesionalidad y empatía, quienes incluso se quedaron más tiempo del acordado para poder realizar un trabajo impecable.

“…Alex Utreras y Francisca Solari se pasaron con su buena onda y preocupación, un gran trabajo, de verdad súper agradecidos de ellos.” (Melissa y Jorge, 2017)

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Celebración

La cena y fiesta fue realizada en el Club Manquehue, quienes se encargaron del banquete y catering con la gastronomía a cargo de Raúl Correa & Familia. Fernanda del Canto, decoradora del centro de eventos, ornamentó el salón con las flores elegidas; gerberas, ranunculos, rosas, tulipanes, lilium de colores naranjo, fucsia, blanco y follaje verde oscuro.

El ingreso de los novios al salón fue una verdadera puesta en escena, los novios querían salir de lo tradicional y hacer algo innovador, original y que prendiera a los invitados desde un principio. Melissa al ser fanática de Luis Miguel se puso en contacto con Marcelo Henríquez, el doble oficial en Chile, se juntaron con él y le explicaron lo que querían. Así fue como cada uno ingresó al salón por separado, cada uno con su sello para caer en lo típico, Jorge se encargó se conseguir fuegos artificiales de interior, como fiel fanático de la lucha libre (WWE) ingresó “al más puro estilo de la era attitude, con el tema de Stone Cold”, para ello usó el cinturón del campeonato. Todo salió exactamente como lo habían imaginado e incluso mejor. Al realizar el brindis también tuvieron los fuegos artificiales, ingresó nuevamente el doble de Luis Miguel para hacer una puesta en escena de 20 minutos donde las mujeres más prendidas salieron al frente a bailar junto a él.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

Otra de las sorpresas de la noche fue por parte de Melissa. Los novios tenían muchas canciones que los identificaban, pero había una en especial, el cover de Julián Peña con el tema “No puedo quitar mis ojos de ti”. ¡El ex vocalista del grupo Santos Dumont la cantó en vivo y los novios la bailaron frente a todos! Luego vino el baile de los novios, donde el saxofonista José Arratia, que estuvo durante el cocktail y la cena, también interpretó el vals que los novios habían escogido, el de la Bella y la Bestia porque el tipo es muy profesional y seco. Una muy linda presentación.

guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea
guardarEspontánea
Créditos: Espontánea

De la música, iluminación y sonido se encargó Manuel Iñiguez de Eventime Asesores Individuales, siendo parte del equipo del centro de eventos. La fiesta estuvo muy entretenida, cada invitado bailó hasta la madrugada, quienes todos terminaron con algo de cotillón, ya sea un gorro, sombrero, lentes o peluca como accesorio extra para seguir pasándolo bien.

Como regalo a los invitados, Melissa hizo variados recuerdos con porcelana, también hubo destapadores y llaveros con el logo de los novios y pantuflas con el logo para las mujeres. La cabina fotográfica de Foto Fiesta fue una muy buena idea para que los asistentes se llevaran un recordatorio personalizado de esta boda tan entretenida.

Les deseamos una romántica e inolvidable luna de miel recorriendo París, Londres, Venecia, Roma y Ámsterdam. ¡Muchas felicidades por su boda y gracias por compartir tan romántica historia de amor!

Invitaciones: Papelería social | Hotel preparación novia: Hotel Hyatt Place | Maquillaje y Peinado: Estrella Leiva | Vestido de novia: La Casa Blanca | Zapatos de novia: Melissa | Ramo de flores: Florería Florecen Sueños | Joyas de novia: Swarovski | Argollas de matrimonio:  Elías Carmi de Joyería EC | Traje novio: Buena Senda Ltda | Zapatos novio: Zapatería Molina | Automóvil: Boom Box Company | Centro de eventos: Club Manquehue | Fotografía: Espontánea | Gastronomía: Raúl Correa & Familia | Decoración:  Fernanda del Canto | Saxofón: José Arratia | Doble oficial de Luis Miguel: Marcelo Henríquez | Cantante: Julián Peña, ex vocalista Santos Dumont | Música, Iluminación y Sonido: Manuel Iñiguez | Cabina Fotográfica: Foto Fiesta |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

La Casa Blanca - Novias Tiendas de novia
Papelería Social Partes de matrimonio
SWAROVSKI Argollas de matrimonio
Joyería EC Argollas de matrimonio
BoomBox Company Recuerdos de matrimonio
Espontánea Videógrafos
Hotel Hyatt Place Vitacura Hoteles matrimonios
Estrella Leiva Make up Maquillaje y peluquería
Florería Florecen Sueños Flores matrimonio
Melissa Barrio Italia Zapatos de novia

Danos tu opinión

Lista de novios Zankyou ¡Recibe el 100% de tus regalos en efectivo!