Siete comportamientos negativos que los hombres deben eliminar por completo de sus vidas

Siete comportamientos negativos que los hombres deben eliminar por completo de sus vidas

La lucha contra el sexismo sigue siendo muy necesario hasta que muchos hombres eliminen por completo determinados actitudes, pensamientos y comentarios que resultan negativos para las mujeres.

  • Vida en pareja
  • Consejos

La realidad es que en la actualidad se sigue luchando contra el sexismo, aunque también es cierto que cada vez se camina más hacia un mundo igualitario. Sin embargo, todavía queda mucho camino por hacer. Es por este motivo, que desde Zankyou queremos aconsejar a los lectores masculinos que eviten ciertos malos hábitos o comportamientos contraproducentes, para que se acerquen más a un hombre del siglo XXI, y sobre todo para acabar por romper con estereotipos de lo que se supone que cada sexo debe hacer, intentando dejar cada vez más atrás una sociedad que aún es demasiado machista.

guardarpathdoc
Créditos: Shuttertock: pathdoc

1. Higiene y aseo personal

Las mujeres en su mayoría desde siempre se han cuidado, primero porque desde siglos atrás debían arreglarse y estar perfectas para el hombre, y después porque empezaron a querer estar bien por ellas mismas y centrarse en su propio bienestar, cuidando así tanto su higiene personal como su estilismo. También ahora los hombres cuidan cada vez más su aspecto, especialmente los jóvenes

Aunque los hombres empiezan a cuidar más su higiene, su ropa o su peinado, existe una gran mayoría de hombres que siguen dejando totalmente de lado su aseo personal. Incluso muchas veces los hombres han llegado a casos tan extremos en los que ni siquiera le dan la más mínima importancia a ir bien vestidos, aseados o peinados. Esto supone un comportamiento inadecuado con ellos mismos, pero también se aleja bastante de las normas socialmente establecidas.

Como los extremos nunca han sido buenos, en este caso tampoco lo es que los hombres se excedan en los cuidados, ya que muchos hombres se arreglan tanto que luego parecen productos artificiales. Al igual que en las mujeres buscamos naturalidad, con los hombres pasa lo mismo, tienen que ir arreglados adecuadamente tanto en su higiene como en la manera de vestirse, pero sin perder la esencia de ellos mismos.

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar Los seis cuidados especiales que debes poner en práctica, ¡Luce un cabello sano!

guardarSyda Productions
Créditos: Shutterstock: Syda Productions

2. Fanatismo exagerado

Otros de los malos hábitos que suelen tener algunos hombres se refiere a su fanatismo a la hora de defender sus ideas o pasiones, como pueden ser los deportes. Tanto es así que en ocasiones la rabia y la frustración les superan y les lleva a tirar objetos o insultar, actos en los que pierden toda la razón, y cuyo entusiasmo exagerado les hace parecer verdaderamente unos brutos.

guardarMarcos Mesa Sam Wordley
Créditos: Marcos Mesa Sam Wordley

3. En compañía, peor

Lejos de apartarse de los estereotipos que por desgracia todavía nos acechan, muchos hombres recaen en ellos sobre todo cuando se juntan en grupo con sus amigos. Por alguna extraña razón, cuando se juntan como una manada parecen auténticos animales, perdiendo toda personalidad, y basando todas sus conversaciones en mujeres y deportes, como si no existiera otra cosa en el mundo. Ocasiones en las que aprovechan para beber alcohol sin mesura, gritar como locos, utilizar un vocabulario más grosero y toda una serie de rituales que suponen les hace más viriles. Y con las nuevas tecnologías no iba a ser menos, utilizando sus grupos de Whatsapp para compartir muy a menudo material inapropiado y soez.

guardarMaster1305
Créditos:  Master1305

4. El macho ibérico

Quedan muchos hombres anticuados con ideas forjadas a fuego en sus cabezas sobre lo que es ser un hombre y lo que no, basándose sólo en estereotipos que no ayudan en la evolución para erradicar ciertos complejos. Muchos hombres se ven presionado precisamente por otros hombres, para ajustarse a esos patrones de conducta que se espera de ellos por culpa de la cultura dominante (la fuerza física, proveedores de dinero, ausencia de sentimientos o vulnerabilidad, carácter agresivo). Lo más importante de todo es el respeto hacia otros, como en cualquier otro ámbito, hay que abrir más la mente,  pues no todos los hombres tienen que cumplir los mismos patrones, y no por ello van a ser menos varoniles. No hay necesidad de ponerle etiquetas a las cosas, todos somos personas y vivimos nuestra vida como queremos.

También te puede interesar 10 mentiras muy comunes, que todos los hombres dicen, ¡que no te tomen por sorpresa!

guardarnd3000
Créditos: nd3000

5. De flor en flor

Por si fuera poco, muchos hombres siguen pensando que es muy fácil ligar con las mujeres mientras les digan las cuatro frases bonitas de turno y las inviten a tomar algo. Y lo más probable es que a ninguna mujer ya le haga gracia eso, pues esperan mucho más que halagos y copas de una noche. ¡Estos hombres se arriesgan a que la chica les de un buen plantón!

No se olviden que a cada mujer le gusta que la hagan sentir especial y única, así que eso de estar detrás de una y otra en las discotecas, como el que va de flor en flor, es horrible. Demuestra que al final sólo tienes un único interés, y no es el de conocer a una mujer. Además, los creídos que creen tenerlas siempre en el bote son los primeros que suelen quedarse solos, al igual que los que van de bordes o sobrados, no intenten esto con ellas porque les darán mil vueltas.

guardarnd3000
Créditos: nd3000

6. No empatizar

Que los hombres no saben escuchar lo hemos oído millones de veces. Este es un estereotipo como otro cualquiera, pero también una de las quejas más frecuentes entre la población femenina.

Sin embargo, quizá no tenga tanto que ver con el no escuchar, sino que desde siempre los hombres y mujeres han afrontado los problemas desde perspectivas diferentes. Por lo general, los hombres suelen necesitar espacio y confianza para resolver las cosas por sí mismos, mientras que las mujeres necesitan hablar y recibir la mayoría de veces más empatía que soluciones. Así como las mujeres están más acostumbradas a hablar de lo que les molesta, a los hombres, por el contrario, les cuesta abrirse y hablar de sus sentimientos.

También te puede interesar 14 cosas que los hombres no soportan de las mujeres.

guardarStokkete
Créditos: Stokkete

7. Machismo

La historia siempre ha dejado a la mujer al margen de todo. Por eso no es de extrañar que todavía en nuestros días se vean comportamientos machistas sobre todo en determinadas situaciones, como por ejemplo, en la realización de las tareas de la casa. Por desgracia, existen todavía hombres que piensan que estas responsabilidades están más indicadas para ellas. ¡Tremendo error!

¡Compartir las tareas de la casa puede mejorar tu vida sexual! ¿Qué estás esperando?

Debido a la educación patriarcal durante siglos, seguimos comprobando cómo algunos hombres ven correctos determinados comportamientos, aunque les parezcan inofensivos, como comentarios relativos a la mujer como si esta fuera un ser inferior y delicado, a la cual hay que proteger y dejar bien patente la masculinidad. Frases hechas como “eso es cosa de mujeres”, “las mujeres conducen peor” o “las mujeres no entienden de deportes” parecen inocentes pero se escuchan a diario, y hacen que siga denigrando a las mujeres y sea más difícil luchar contra los estereotipos y la desigualdad en todos los ámbitos de la sociedad.

En este sentido, no podemos olvidar una de las peores lacras de nuestra sociedad, la violencia machista. Hay millones de mujeres que sufren constantemente el desprecio y la humillación de sus propias parejas, violencia tanto física, como verbal o psicológica, que dejan a las mujeres con el autoestima totalmente hundidas. Ojalá acabemos con este problema pronto.

guardarRawpixel.com
Créditos: Rawpixel.com

El dominio histórico sobre las mujeres hace que el feminismo sea todavía una revolución necesaria. La población masculina tiene que aprender que existen formas igualitarias para relacionarse en sociedad, y todos juntos podremos lograr acabar con las injusticias que aún existen sobre este tema.