Tamara y Aldo, ¡puro amor desde Olmué a Nueva York!

Se conocieron hace aproximadamente siete años cuando ambos trabajaban en un centro de salud porteño, él ejerciendo su profesión de dentista y ella de nutricionista. Tamara, de Osorno, se había ido a estudiar a la quinta región para luego quedarse trabajando, y Aldo es de Quilpué.

“Ambos nos gustamos desde que nos vimos, pero al trabajar juntos nos resultaba extraño pensar que algo podía pasar.” (Tamara y Aldo, 2018)

Créditos: Rodrigo Villagra

La atracción fue inevitable y los argumentos en contra de un romance perdían peso cada vez que sus miradas se cruzaban o comenzaban a conversar y conocerse cada vez más. Un día Aldo propuso lo que sería su primera cita; subir el cerro Las Vizcachas en Olmué. Esa primera salida juntos fue definitoria, estaban irremediablemente locos el uno por el otro, lo que no se imaginaron en ese entonces era que estaban conociendo a quien sería su compañero de vida y que unos años más tarde celebrarían un bello matrimonio en Olmué.

En un viaje de vacaciones en Nueva York, justo cruzando el puente de Brooklyn y mientras estaban sentados en una banca, Aldo le propuso matrimonio a Tamara. Si bien él estaba nervioso, ella nunca lo notó, definitivamente fue una gran sorpresa que no se esperó.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Tuvieron una preparación de boda bastante rápida, ya que se comprometieron el 25 de enero de 2017 para casarse casi nueve meses después, el 21 de octubre del 2017. En la búsqueda del centro de eventos, se guiaron por el estilo campestre y las hermosas áreas verdes que les permitirían realizar la ceremonia civil a la intemperie. De esta manera, el lugar escogido fue la Hostería Selva Negra, en Quebrada Alvarado. Teniendo fijado el día y el lugar, las invitaciones al matrimonio fueron encargadas a Vanilla Diseño.

“Organizar el matrimonio fue harto trabajo, pero lo pasamos bien haciéndolo. Por lo general compartimos gustos así que no era difícil tomar la decisión una vez que veíamos opciones.” (Tamara, 2018)

Preparación de los novios

Desde temprano la novia comenzó con los preparativos para lucir todavía más bella el día de su matrimonio. En una cabaña cerca de la hostería y acompañada de su familia, se maquilló y peinó con Jennifer Morales de Peluquería Estilo, quien le delineó los ojos color negro y pintó sus labios rosa intenso, tonos que le iluminaron su rostro. Además, lució un estilo completamente diferente en su pelo, el cual se encontraba recogido por el lado izquierdo y del lado opuesto caían ondas simétricas y precisas por delante de sus hombros y un tocado blanco le daba un elegante toque a su cabellera. Lo divertido es que la novia perdió el tocado que se había comprado originalmente y se dio cuenta el mismo día del matrimonio, así es que rápidamente fue a comprar otro, pero con el apuro no supo dónde encontró el substituto. La tiara original finalmente apareció y fue regalado a una amiga de Tamara que se casó después y sí pudo lucirlo.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

El vestido de novia de Novias Mint fue un diseño strapless con aplicaciones de mostacillas en plateado con caída simple. Lo acompañó con unos zapatos de Zapatería Maestra de cuero de color palo rosa, taco de seis centímetros, estilo años 20.

Su ramo de flores fue un regalo de una amiga de la novia que encargó en Feel Flowers. Era un ramo hermoso de tonos blancos, rosado pálido y con detalles verdes azulosos. En joyas usó una cadena y aros de perlas en forma de gota de Joyas Maritza, el anillo de compromiso de Joyería Trujillo en Quilpué y las argollas de matrimonio de Gina Joyas.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

El novio, por su parte, se preparó en la casa de sus padres en Quilpué. Su traje estilo italiano color gris y Gillette con solapa fue encargado en Sastrería García Vellella y sus colleras fueron escogidas en Colleras Chile. Completó su atuendo con unos zapatos de vestir de cuero color café claro de Salamander, comprados en Estrasburgo, Francia.

Créditos: Rodrigo Villagra

Ceremonia y sesión de fotos

En los jardines de la Hostería Selva Negra y a través de un camino de pétalos de rosa, Aldo se dirigió al altar a esperar por el amor de su vida. La novia entró minutos más tarde del brazo de su padre con una sonrisa inolvidable para todos los asistentes. Era el momento de sellar su amor y comenzar una vida junto al otro. Estaban rodeados de la naturaleza que anhelaban para ese día y de toda su familia y amigos que los habían visto conocerse y enamorarse.

Dos pequeños pajes entraron por el mismo pasillo para entregarles a los novios los anillos de matrimonio. Pequeñas dulzuras que se quedaron en el altar acompañando a los novios.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

El beso final los declaró marido y mujer y una lluvia color rosa los despidió hacia su sesión de fotos. A la entrada de la ceremonia se encontraba una estantería de madera de Maple Muebles y Juegos que tenía pétalos para lanzar al momento de la salida de los recién casados. Este fue un regalo del cuñado de la novia ¡una verdadera sorpresa para Tamara y Aldo!

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Los recién casados se dirigieron a inmortalizar su alegría inconmensurable en medio de la naturaleza con el cerro Las Vizcachas de fondo, el lugar de su primera cita. El fotógrafo Rodrigo Villagra, con un inconfundible talento, capturó lo esencial de aquel día, la dulzura de Tamara y la galantería de Aldo, una pareja total y locamente enamorada.

“El fotógrafo fue Rodrigo Villagra, quedamos muy contentos con nuestra elección de fotógrafo, este fue elegido sin recomendación, pero vimos unas fotos de su trabajo y nos gustó mucho la forma que logra captar los momentos espontáneamente.” (Tamara y Aldo, 2018)

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Celebración

Los novios hicieron entrada a la hostería que se encontraba muy bien decorada, el mismo centro se había encargado de la ornamentación, abundando los lisianthus en colores blanco y rosado pálido. Los centros de mesa los elaboraron los novios con madera de espino, cáñamo, arpillera y frascos de vidrio. En la terraza se encontraban también colgadas una infinidad de fotografías de los novios, sus familias y amigos.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Tamara y Aldo tomaron el micrófono para agradecerles a todos el haber reservado ese día para compartirlo con ellos y celebrar su amor. Luego tomaron las copas y realizaron el brindis inicial que llevó a varios invitados a tomar la palabra, pues todos tenían algo que decir ¡y una pareja por la cual brindar! Luego llegó el momento de pasar al salón principal de la hostería para compartir el banquete, mientras los novios realizaban una última sesión fotográfica en las inmediaciones de la Hostería Selva Negra.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Para el primer baile de casados prepararon el tradicional vals “El Danubio Azul”, ocasión en la que los novios también pudieron bailar con sus padres. La música, iluminación y sonido estuvo a cargo de la productora que trabaja directamente con la hostería Selva Negra.

Los hermanos tanto de la novia como del novio organizaron una sorpresa muy emotiva para ellos, recopilaron saludos de todas aquellas personas que no habían podido asistir al matrimonio y los presentaron en un video. “Esto nos emocionó mucho ya que era gente importante para nosotros, que por motivos de fuerza mayor o distancia no pudieron asistir.” (Tamara y Aldo, 2018) Además, y para continuar con las sorpresas, una amiga de la novia realizó un video con su historia, y así todos los presentes no se perdieron ningún detalle de todo lo que Tamara y Aldo habían vivido en esta romántica e inolvidable historia de amor.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

El cotillón que los novios habían comprado en Meiggs fue perfecto para inmortalizar los momentos en la cabina fotográfica de Instant Photo Booth, todos y cada uno con divertidos mensajes posaron frente al lente para recibir una secuencia de fotos que de seguro adornaría sus casas y los haría acordarse por siempre de tan entretenido matrimonio.

Luego de que Tamara lanzara el ramo a un grupo de solteras que se morían por agarrarlo, de que Aldo obtuviera la tradicional liga de la novia y de haber lanzado el whisky al grupo masculino del evento, se repartieron pañuelos de cueca con bordados por Lorena Valdés. El padre de la novia pertenece a un conjunto folclórico en Osorno, de donde es la novia, y como le gusta tanto, decidieron sorprender de esta forma a la familia y los amigos.

Créditos: Rodrigo Villagra
Créditos: Rodrigo Villagra

Y así todos siguieron celebrando con pañuelo en mano, luego con más cotillón, más música, risas, sorpresas y mucha buena onda.

¡Felicidades por su matrimonio y muchas gracias por compartirlo!

Centro de eventos, banquete, iluminación y sonido: Hostería Selva Negra | Partes de matrimonio: Vanilla Diseño | Maquillaje y Peinado: Jennifer Morales de Peluquería Estilo | Vestido de novia: Novias Mint | Zapatos novia: Zapatería Maestra | Ramo de novia: Feel Flowers | Cadena y aros novia: Joyas Maritza | Argolla de compromiso: Joyería Trujillo | Anillos de matrimonio: Gina Joyas | Traje novio: Sastrería García Vellella | Colleras: Colleras Chile | Zapatos: Salamander | Estantería de madera: Maple Muebles y Juegos | Fotografía: Rodrigo Villagra | Cabina fotográfica:  Instant Photo Booth | Bordado pañuelos: Lorena Valdés |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Aele Fotos de Matris
Natalia y Guillermo, ¡celebrando la música, la vida y el ineludible verdadero amor!
Habiéndose ya visto en una oportunidad, ella supo de inmediato que estaban destinados a estar juntos. No pasó mucho tiempo hasta que se conocieron, comprometieron y casaron con un ritual inusual e imperecedero, ¡una imperdible historia de amor!
Créditos: Ángelo Guidotti Fotografía
Yennifer y Mauricio, ¡un romance, dos bodas y un inevitable amor!
Se encontraron cuando creían que el amor ya no existía, comenzaron una relación hermosa que nada detuvo hasta que rodeados de glaciares se comprometieron a una hermosa boda llena de detalles imperdibles.
Créditos: María Jesús Letelier Photography
Camila y Rodrigo: una historia salida de la celebración de matrimonio de unos amigos
La historia de Camila y Rodrigo es de esas en las que se sabe que dos personas están predestinadas a estar juntas desde que se conocen. ¡Descubre su romántica celebración de matrimonio!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información