La diferencia se produce al terminar el régimen, aquí los cónyuges deben compartir las ganancias que cada uno obtuvo durante el matrimonio. El cónyuge que obtiene más ganancias debe compartirlas con el otro.

Se justifica porque se entiende que el que obtuvo menos contribuyó a que el otro obtuviera más, contribuyó generalmente con el trabajo realizado en el hogar, está mirado en atención a la mujer.