¿Cómo elegir el ramo de novia perfecto? ¡Cinco factores a tener en cuenta!

Las flores siempre han sido un imprescindible para las novias, por su vistosidad y delicadeza. No importa si son rosas, tulipanes, flores silvestres o rosas, lo cierto es que el ramo de novia es el complemento perfecto para poner una nota de color a ese día tan especial. Eso sí, es muy importante que selecciones el apropiado, teniendo en cuenta el estilo de tu matrimonio y tu vestido de novia. Para ayudarte a elegir el ramo de novia perfecto te hemos preparado una guía con cinco pasos a seguir. ¡Ya verás como no es tan difícil como pensabas!

Paso 1. Un tipo de ramo para cada vestido de novia

Es obvio: uno de los momentos más esperados de un matrimonio es cuando la novia hace su aparición. Todas las miradas se dirigirán hacia ella y al vestido, pues por fin quedará revelado el secreto mejor guardado. En este sentido, es indispensable conocer cómo combinar los distintos ramos de novia con el vestido.

– Bouquet. Se trata de uno de los ramos preferidos de las novias. Lo reconocerás porque es un ramo redondo que simula media esfera. Por lo general, el diámetro no sobrepasará los 30 centímetros y está integrado por flores de menor tamaño. El bouquet es el ramo perfecto para aquellos vestidos de novia de cuerpo no demasiado recargado y faldas más elaboradas. Buenos ejemplos serían los vestidos estilo princesa o los que están compuestos por una falda voluminosa.

– Silvestre. Hoy en día, esta clase de ramo de novia se ha puesto muy de moda. Está formado por flores de temporada y, por lo general, es desenfadado, sencillo y con un aire boho muy interesante. Es para ti si tu matrimonio será rústico o campestre. Además, si tu vestido de novia se caracteriza por un corte lánguido a base de tejidos livianos y con gran movimiento, enhorabuena, acabas de encontrar tu ramo.

Los más bonitos ramos de novia silvestres. ¡Te encantarán cada una de estas propuestas!

 shutterstock
Créditos: shutterstock

– Asimétrico. Últimamente lo habrás visto mucho en blogs de temática nupcial. El ramo asimétrico es un bouquet compuesto por flores muy variadas que están colocadas sin, según parece, seguir un orden. Sin embargo, realmente sí que están distribuidas estratégicamente y a conciencia. Este tipo de ramo es idóneo para combinar en tonalidades empolvadas con vestidos de novia cuello halter y aquellos con escote en forma de corazón.

– De tallo largo. Este estilo de ramo es similar al bouquet, pero se distingue de este por la clase de flor y por su tallo, que suele ser más largo y menos grueso. El ramo de tallo largo es conveniente para novias altas que apuestan por la elegancia y sobriedad, características que contrastan con un ramo lleno de flores lindas y vistosas.

– Cascada. En este caso, las flores presentan una caída en forma de cascada. Ya que es un ramo muy vertical, está indicada para novias altas como en el supuesto anterior. Si te has decidido por llevar un velo de novia, debes saber que este ramo combina estupendamente. Si bien es cierto que es un ramo menos demandado, si sabes escoger las flores adecuadas, resultará ideal para tu matrimonio.

La empresa Azahar Flores de Novia nos cuenta que “otro buen tip es que si el vestido tiene detalles plateados, los colores fríos le quedarán mejor al vestido y si el vestido tiene detalles dorados, la gama de colores cálidos serán una buena combinación”.

Quizás te interese Cómo combinar tu vestido de novia con el ramo de flores ideal.

Alejandro Hermosilla
Créditos: Alejandro Hermosilla

Paso 2. Ten en cuenta la forma de tu cuerpo

La forma de tu cuerpo determina, sin lugar a dudas, que optes por un look u otro. En el caso del ramo de novia, aunque no te lo creas, también. No en vano, en tu estilismo para el gran día, el ramo es un detalle fundamental y, por este motivo, es preciso escoger un ramo que esté en consonancia con cada uno de los demás aspectos. Desde Bloemist Flores nos recuerdan que “la forma y tamaño del ramo debe ser proporcional a la altura de la novia para que sea cómodo de llevar”. Te damos las claves para seleccionar un ramo en función de tu figura.

1. Reloj de arena. Para novias de cintura estrecha y pecho y cadera más voluminosas, la mejor opción es un vestido de novia corte imperio, tipo evasé o estilo sirena. Todos ellos se encargarán de definir tu silueta y destacar tus bonitas curvas. Este tipo de cuerpo, entonces, combinará con ramos de novia tipo bouquet o en cascada.

2. Pera. Si eres más ancha de caderas que de hombros y con formas redondeadas pero bien definidas, decántate por vestidos de novia de corte princesa, línea A o un estilismo corto (solo para las más atrevidas). Añadir volumen en el área de las caderas permitirá que se disimulen. Combina tu vestido con un ramo en cascada, silvestre o asimétrico y te encantará el resultado.

3. Triángulo. Si te caracterizas por ser más estrecha de hombros que de caderas, lo más recomendable es que optes por vestidos con escotes abiertos, como cuello barco u hombros caídos. De esta forma, agregarás volumen a la zona inferior para disimular la cadera. Para esta silueta, le mejor opción es el ramo asimétrico o en cascada, ya que las flores que se presentan a distintas alturas estilizan.

4. Redondo. Nuevamente, el ramo en cascada o asimétrico es el más aconsejable para este tipo de cuerpos. Si apuestas por un vestido de novia corte imperio, ¡tu look será de 10!

Martín Carrasco
Créditos: Martín Carrasco

Paso 3. Considera tu personalidad

En este punto, hazte una pregunta: ¿Cómo te consideras?

– Novia tradicional. El ramo de novia tipo bouquet es para ti, por su forma redonda y fácil manejo. Es de los más demandados, así que por algo será, ¿no?

– Novia romántica. Si te consideras una soñadora, un ramo en cascada es perfecto para tu matrimonio. Te enamorarás al instante al ver cómo una cascada de flores cubre tus manos, como si cayeran al suelo.

– Novia detallista. Podemos poner diversos ejemplos de ramos como domo, bonche, posy o clutch. Cualquiera de ellos será adecuado para ti si te gusta cuidar los detalles. Cuando escojas las flores, añade algún elemento que signifique algo para ti y que sirva para unir los tallos, como algún objeto de la familia, un encaje antiguo…

– Novia boho. Por ejemplo, un ramillete, un ramo silvestre o eco son algunas de las alternativas más sencillas y, al mismo tiempo, económicas. Lo mejor es que pueden prepararse con cualquier flor de temporada y tienen un carácter desenfadado que irá muy bien con tu estilo.

– Novia refinada. Una buena idea es escoger un ramo en el que las flores descansen, en cierta manera, en uno de tus brazos, como si quisieras mostrarlo a tus invitados. Estos ramos suelen tener los tallos más largos que habitualmente.

Lee también La entrega del ramo de novia. ¿A quién se lo van a regalar? ¡Diversas opciones donde elegir!

Pajaritos en la Cabeza
Créditos: Pajaritos en la Cabeza

Paso 4. Opta por flores de temporada

Cada época del año especial y en cada una de ellas encontramos aspectos positivos para celebrar un matrimonio. Las flores, en este sentido, pueden servir para dar visibilidad a la estación en la que te casas.

Para un matrimonio que se celebra en otoño, puedes escoger aquellas flores de verano y que aguantan unos meses más. Buenos ejemplos son las dalias o el brezo. Ambas opciones son ideales porque aguantan bien en el tiempo y mantienen el mismo aspecto incluso después de secas. ¡Escoge ramos de novia que sean cálidos y llenos de color!

Para un matrimonio de invierno tienes dos alternativas. Por un lado, decantarte por tonalidades frías, como un guiño a las bajas temperaturas de esta estación. Por otro, optar por colores cálidos que contrasten con el ambiente. Algunas flores de esta época son los tulipanes, calas, rosas, anémonas, ranúnculos o astilbe.

Si tu matrimonio es en primavera, ya sabes que esta es la estación en la que el color invade los campos. Aprovéchate y agrega color a este acontecimiento con lindas flores como las peonías, paniculata, rosas, claveles, lavanda…

Por último, quedan los matrimonios de verano para llenarlos de margaritas, peonías, rosas, dalias, claveles y muchas especies más.

Quizás te interese ¡Atención novias! Elige el ramo en función de la estación del año. ¡Apuesta por las flores de temporada!

Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

Paso 5. Fíjate en el estilo de tu matrimonio

En esta ocasión, se trata de combinar el ramo con los diferentes estilos de matrimonio. Vamos a ver cuáles son:

– Matrimonio clásico. En él encontramos tonalidades suaves y pasteles como blanco, rosa nude o melocotón. En cuanto a flores: rosas, hortensias, amapolas, camelias, peonías o ramilletes silvestres.

– Matrimonio romántico. Si vas a celebrarlo en un entorno tan idílico como un jardín o una iglesia coqueta y recóndita con tonos naturales como azules, blancos, marrones o azules, entonces, en tu ramo no puede faltar el nude que contraste con los colores vivos de las hojas o las flores silvestres. Apuesta por gardenias, camelias, claveles, lavanda, paniculata

– Matrimonio moderno. Añade toques diversos a tu ramo, con flores de tallo largo acompañadas de otras de menor tamaño. Ese estilo asimétrico encaja muy bien con este estilo de matrimonio. Opta por orquídeas, rosas, tulipanes o camelias en colores pastel.

– Matrimonio vintage. Se trata de un estilo de matrimonio que precisa un ramo de novia en tonalidades nude que contrasten con otras más oscuras. Elige tus flores favoritas y mézclalas con flores silvestres.

– Matrimonio rústico. En este caso, la mejor opción son los ramilletes silvestres y ramos eco informales. No pueden faltar paniculata, craspedias, lavanda y, por qué no, espigas.

– Matrimonio urbano. Si tu sueño siempre fue celebrar un matrimonio cosmopolita en plena ciudad, el ramo debe ser moderno y vanguardista. Los tulipanes o las rosas y, en general, las flores de tallo largo se convertirán en las protagonistas.

En resumen, nuestra amiga de Florería Mariel comenta que “si nuestra boda es clásica o elegante, lo mejor son las rosas en todos los tonos. Si la boda es romántica o vintage, recomiendo los colores pasteles y flores delicadas como rosas, tulipanes, astromelias, mini rosas y ranúnculos. Si la boda tiene un estilo más hippie, recomiendo las flores silvestres y un ramo más desordenado con lilium, girasoles, gerberas, maules y lisianthus”.

Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

Solo cinco pasos te separan del ramo de novia perfecto, aquel con el que te sientas identificada. Será tan apropiado para ti que ¡hasta te dará pena lanzarlo a tus amigas!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Comentarios (1)

Danos tu opinión

Cómo elegir las joyas de matrimonio. ¡Ocho aspectos imprescindibles a tener en cuenta!
Cómo elegir las joyas de matrimonio. ¡Ocho aspectos imprescindibles a tener en cuenta!
¿Aún no eliges tus joyas de matrimonio? Con estas ocho pautas estarás lista para saber cómo elegir las joyas perfectas para tu look de novia. ¡Toma nota y a brillar!
Cómo elegir el auto de matrimonio para los novios. ¡Cinco consejos para encontrar el modelo perfecto!
Cómo elegir el auto de matrimonio para los novios. ¡Cinco consejos para encontrar el modelo perfecto!
¿Qué auto elegir para el día de mi matrimonio?, sigue el consejo de los expertos en tendencias nupciales para que la elección sea la correcta y llegues al altar en el mejor vehículo posible.
La entrega del ramo de novia. ¿A quién se lo van a regalar? ¡Diversas opciones donde elegir!
La entrega del ramo de novia. ¿A quién se lo van a regalar? ¡Diversas opciones donde elegir!
La pregunta de la semana de nuestras redes sociales divide a las usuarias y genera un debate encantador.

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información