X

Francisca e Ignacio, ¡un amor de viajes, travesuras y eterno romance!

Los protagonistas de esta historia se conocieron hace alrededor de cuatro años atrás, cuando Francisca trabajaba en una empresa de financiamiento de maquinarias y camiones. Ignacio se encontraba trabajando en una empresa que, precisamente, distribuye estas máquinas y camiones, y es así como se conocieron y entablaron una amistad.

Un año después de haberse conocido, las circunstancias laborales propiciaron un acercamiento entre Francisca e Ignacio, se llevaban bien e incluso, Ignacio le pedía a Francisca que le presentara a una amiga para salir, pero la indicada estaba justo enfrente de sus ojos, solo debía abrirlos un poco más. Luego de unos años, el amor nació, se comprometieron y acabaron celebrando su matrimonio en Santiago.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Como amigos se habían dado cuenta que tenían muchas cosas en común, se fueron acercando, Ignacio finalmente la invitó a salir y se pusieron a pololear. Al trabajar en compañías relacionados, estuvieron ocho meses teniendo citas sin que ningún colega lo supiese ni sospechase. Cuando se dieron cuenta que estaban enamorados y la relación iba en serio, no quisieron seguir escondiendo aquel sentimiento que los hacía sentir tan felices, así es que lo hicieron público y, por suerte, recibieron una muy buena acogida, pues ya habían probado que sabían diferenciar muy bien el trabajo y la vida privada.

“Ya sacándonos ese peso de encima, todo empezó a fluir con naturalidad, y nuestra relación se hizo mucho más sólida. Un detalle no menor es nuestra gran diferencia de edad, ya que tenemos 10 años de diferencia, los que, pese a que no son menores, hemos sabido complementar muy bien y para mi suerte él no los aparenta”. (Francisca, 2017)

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Cada uno con un círculo de amigos y entornos diferentes, se abrieron a conocer el mundo del otro, integrándose y siendo parte de la vida e historia de ese ser amado que es tan distinto a uno e igual a la vez. Todo este proceso de conocimiento e integración funcionó muy bien, ambos siendo unos amantes de los viajes, a los tres meses de pololeo partieron a Europa a conocer y a aventurarse no solo al viaje, sino a ellos mismos, puesto que recién estaban empezando “a escribir su historia”.

En mayo del año 2016, se fueron a un inolvidable viaje a Cartagena de Indias en Colombia. Estaban caminando por la muralla de la ciudad a plena luz del día, cuando Ignacio les sugirió que se sentaran un momento, en ese preciso instante sacó un precioso anillo de Tiffany & Co, la novia aceptó la propuesta emocionada, se puso el anillo en su dedo meñique y procedieron a contar la noticia a sus amigos y familia.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

La organización de su boda duró casi un año, estableciendo como fecha del matrimonio el 25 de marzo de 2017. Apenas volvieron de sus vacaciones, lo primero que hizo la novia fue pedir cotizaciones de centros de eventos, encontrándose con la sorpresa de que estaba casi todo reservado para marzo de 2017. En ese momento, puso toda su energía en encontrar el lugar adecuado, ya que esa era la fecha que querían para celebrar su boda, por lo que hizo un Excel comparativo con los lugares disponibles y los valores. En esa semana, Ignacio justo tuvo que viajar por trabajo a la India, por lo que cuando volvió ¡casi se murió de la sorpresa! Tenían que empezar desde ya evaluar los gastos que conllevaba el matrimonio y empezar ahora mismo a tomar decisiones y reservar el lugar.

Para escoger el centro de eventos, priorizaron aquellos que incluían banquetería y que tenían un precio más accesible, pero apenas llegaron a la Casona Santa Carolina, se enamoraron y escogieron sin dubitaciones la viña. Ya con fecha y lugar establecido, los partes de matrimonio quedaron en manos de la empresa Papelito, quienes tuvieron mucha paciencia para llevar a cabo los cambios, resultando un trabajo personalizado y muy bello.

Preparación de los novios

El día de la boda los novios se arreglaron en distintas casas, Francisca estaba con su mamá y hermana. Para el maquillaje eligió a la profesional Nicole De Giorgis, quien usó colores en sus párpados que resaltaron sus ojos y delinearon finamente sus labios. “…la verdad es que a mí me gusta mucho su estilo, siento que se arriesga un poco más de lo convencional, pero dejando siempre elegante”. (Francisca, 2017)

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

El vestido de novia, de espalda descubierta y amarres en el cuello, destacaba por sus detalles color dorado en el frente, cintura y espalda. Habiendo sido escogido en Punto Clave, le realizaron varias modificaciones que lo dejó mucho más bonito.
Lo combinó con unos zapatos Cambalache y un ramo maravilloso que le hizo Claudia de Bouquet Du Fleur, donde utilizó colores de verano, naranjos, rojos, verdes y amarillos, los cuales le daban más vida y elegancia al look de la novia.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Mientras la novia juntaba todos los elementos necesarios para lucir espectacular, Ignacio se preparaba para el gran evento con un terno azul intenso de Fernando Veliz, corbata de Hugo Boss y zapatos de Patricio Arévalo. Una combinación perfecta, de tonos excepcionales y temperamento justo.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Ceremonia y sesión de fotos

Muy guapos los dos y de punta en blanco, llegaron a la iglesia donde se suponía que la ceremonia empezaría a las 18.00, aunque los novios habían citado a los invitados a las 17.45 para evitar retrasos, ya que había otro matrimonio después del de ellos.

Recién a las 18.30 llegó la novia en el espectacular Cadillac blanco del 61 de Tuerca. Francisca se veía preciosa y del brazo de su cuñado, quien también fue el padrino, hizo entrada a la iglesia San Ignacio. Se le veía nerviosa pero feliz, sintiendo un dejo de culpabilidad por su retraso, pero radiante porque se veía exactamente como ella quería, ¡con mucho estilo, bella y elegante!

“Pero hubo un problema…realmente no alcancé a estar lista a la hora y llegué a las 18:30, y tuve 45 minutos a los invitados esperando. Me quería morir, pero mal que mal ¡era mi día! Y debía verme muy bien”. (Francisca, 2017)

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Lo bueno de la tardanza fue que cuando Francisca llegó, la iglesia estaba llena, todos los invitados habían llegado y ocupaban cada espacio de ese enorme lugar. Tremendamente emocionada, cuando Fran vio a Ignacio al fondo de la iglesia, esperando por ella, “casi murió de la emoción”. Se estaba por casar con el hombre de su vida, sin dudas había llegado el momento de empezar con esta historia que ya estaba siendo escrita.

Los casó el padre Eugenio Valenzuela, dando una predica preciosa y con una sonrisa, los declaró marido y mujer. Los recién casados salieron de la misa en una lluvia de colores, sonrisas, promesas y más enamorados que nunca a su sesión de fotos, para luego ¡celebrar!

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Una vez en la Viña Santa Carolina, y aprovechando los últimos rayos de luz, los novios se fotografiaron e inmortalizaron cada emoción, sensación y mirada, a través del lente experto de Carlos Romero. Jugando con la elegancia del escenario y el júbilo de Francisca e Ignacio, se aprecian escenas conmovedoras de romance, travesura y amor.
“El fotógrafo escogido fue Carlos Romero, quien aparte de ser un excelente profesional, personalmente es encantador, lo que ayuda mucho para que las fotos salgan lindas y espontáneas”. (Francisca, 2017)

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Celebración

La entrada la realizaron a través de las bodegas de la viña, mientras sonaba “Crossfire” de Brandon Flowers, con confetis y un sinfín de tonos. Ignacio besó a Francisca como si fuese a ser la última vez en la vida, los asistentes se conmovieron con tanto romanticismo y amor, para luego agradecerles por acompañarlos en un día tan bonito e invitarlos a disfrutar de esa noche, con una deliciosa cena, trago y buena música.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Para el baile de los novios, ambos prepararon una sorpresa, pero para justo antes de eso, Francisca le había preparado otra sorpresa a su ya marido. Le cantó Falling in Love de Elvis Presley, una presentación muy animada, única y apasionada. Luego comenzó su baile que tenía de todo un poco, Killers, Candy Man de C. Aguilera, Despacito, Bailando, Major lazer, para terminar con Hallo de Beyoncé. “Los invitados realmente nos lo agradecieron, nos dijeron que realmente le pusimos un sello al matrimonio y que gozaron nuestro show. Luego de eso se abrió la pista con todo y bailamos a morir”. (Francisca, 2017)

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

De la música se encargó el inigualable VJ Mundy, a quien contrataron por sus impresionantes recomendaciones y la cantidad de extras que tenía para realizar una fiesta entretenida, donde nadie se quedara sentado. La pista de baile efecto dominó la consiguieron en Dance Floor, un servicio igualmente muy recomendado.

Los novios celebraron, bailaron, entregaron el ramo de novia a la soltera que se quedó con la última cinta en la mano y un cotizado whisky a aquel varón que agarró la caja en el aire, mientras todos se abalanzaban intentando tener algo de suerte.

Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero
Carlos RomeroConoce los mejores trabajos de Carlos Romero
Créditos: Carlos Romero

Muchas felicidades a los novios, que tengan una vida entretenida, llena de viajes, romance y amor ¡Gracias por compartir su historia con nosotros!

Anillo de compromiso: Tiffany & Co | Centro de eventos: Viña Santa Carolina | Invitaciones: Papelito | Maquillaje: Nicole De Giorgis | Vestido de novia: Punto Clave | Zapatos: Cambalache | Ramo de flores: Bouquet Du Fleur | Traje del novio: Fernando Veliz | Corbata: Hugo Boss | Zapatos novio: Patricio Arévalo | Fotografía: Carlos Romero | DJ: VJ Mundy | Pista de baile efecto dominó: Dance Floor | Automóvil: Tuerca

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información