Romina y Gonzalo, ¡un amor romántico, dulce y predestinado!

Los novios de esta romántica historia se vieron por primera vez en septiembre del año 2008 cuando ambos asistieron al cumpleaños de un amigo en común de la parroquia a la que los dos asistían, estaban como predestinados, el destino los había escogido y el momento en que ambas miradas se cruzaban había llegado. No se imaginaron entonces que estaban conociendo a aquella persona con la escogerían pasar toda su vida y juntos celebrarían el más hermoso matrimonio en Santiago.

Gonzalo había llegado hace unos meses de Chillán a vivir a Santiago, en abril del 2008 había viajado junto a su mamá en busca de nuevas oportunidades y con el objetivo de estudiar una carrera para luego volver a su ciudad natal. Romina el mismo año cursaba 4°medio y participaba activamente en la parroquia de su comunidad, mientras Gonzalo había empezado a asistir a confirmación en la misma iglesia para así conocer nuevas personas.

Tiempo después del primer encuentro se volvieron a ver gracias a actividades parroquiales, conversaron un poco más e intercambiamos messenger y desde ahí ya no había excusas ni dificultades, ¡por lo que no dejaron de hablar! Concretaron su primera cita en diciembre, dos meses después de conocerse, en la plaza de Quilicura y días después, Gonzalo le pidió pololeo a Romina. Así comenzaron oficialmente su bella relación.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Estuvieron juntos durante años, en ese tiempo ambos terminaron sus carreras, viajaron y crecieron uno al lado del otro. Para su séptimo aniversario de pololeo él la invitó a pasar el día en el Cajón del Maipo, tuvieron una mañana de spa, un rico almuerzo, para luego recorrer la carretera hasta donde se acaba el camino. En ese momento bajaron del auto con una manta y subieron una gran roca. Estaban ahí en medio de la montaña con un hermoso cielo azul cuando Gonzalo le propuso matrimonio a Romina, exactamente el 20 de diciembre del 2015. “Yo antes de contestar entre la emoción, nerviosismo y asombro quería saber quién más sabia de esto, y entre risas respondí felizmente que SÍ. De vuelta a Santiago me contó que mis papás y mi hermana mayor eran cómplices de este momento, y esta última lo había acompañado a escoger un anillo de compromiso.” (Romina, 2018)

Su primera anécdota de matrimonio fue con la fecha de la boda, habían escogido el 14 de enero del 2017, se encontraban seleccionando lugares cuando recibieron una invitación de matrimonio para el mismo día de una tía muy querida de Gonzalo. Como ellos todavía no habían realizado ninguna reserva y la idea era que toda la familia pudiera asistir y participar, pospusieron su evento para el 27 de octubre, un fin de semana largo que esperaban que favoreciera a sus familiares del sur.

Revisaron y visitaron distintas comunas hasta que encontraron El Canelo de Nos, un centro ecológico en medio de la comuna de San Bernardo con un estilo muy rústico y familiar que les fascinó y se contactaron con una banquetera que realizaba matrimonios en ese lugar, Pretton Eventos, vieron sus propuestas, buscaron recomendaciones y decidieron realizar su boda con ellos.

Después de decidir que su matrimonio tendría detalles rústicos y predominarían los colores marsalas y burdeos, los novios escogieron a Pasanti, los cuales diseñaron unos partes con un fondo que simulaba madera con flores en los tonos seleccionados, un mapa, una faja y una tarjeta de agradecimientos, la cual se entregó junto a los recuerdos.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Preparación de los novios

Esa mañana Romina se preparó en una cabaña del centro de eventos acompañada por su familia. Carolina y Marcia de Caromyissi se encargaron del maquillaje y peinado respectivamente. Eligieron colores sutiles, destacando los labios y los ojos, esta era la parte que más le preocupaba a Romina ya que toda su vida ha usado lentes y no quería dejar de hacerlo y sentirse distinta en este día tan especial. El peinado fue un tomado bajo al lado izquierdo con ondas y acompañado de un tocado en tonos burdeos y rosados confeccionado por Paulina Águila de Tocados Miig. Paulina le envió diferentes opciones a Romina para elegir y unir diseños, creando el tocado ideal, que estuvo listo a tiempo y a un muy buen precio.

Su vestido de novia fue un vestido corte sirena de color Ivory de Novias Mint, y fue casualmente el primero que se probó. Si bien siguió buscando en otras tiendas, terminó volviendo por él “…fue al igual que con Gonzalo, amor a primera vista.” Combinó su elección con unos zapatos color Ivory rayas con taco cuadrado de 10 cm. de Zapato Soñado. Y dentro de sus joyas, lució unos aros y pulsera de plata, ambos regalos de su madre.

En cuanto a su ramo de novia, lo encargaron a Sofía de Sefora Novias. Ella fue muy atenta en cuanto a los requerimientos de la novia, consiguiendo su ramo ideal que constaba de una base de rosas rosadas en tistintos tonos, suculentas grisáceas, mini rosas, ranúnculos burdeos, waxes y ramas de eucaliptus. El mismo proveedor también se encargó del ramo para lanzar con las cintas y sus dijes.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Gonzalo se preparó en su casa de Conchalí junto a su madre y algunos familiares cercanos que llegaron desde Chillán. Su traje Thomas J. Fiedler fue un smoking italiano de dos piezas color burdeo, acompañado de colleras, humita y suspensores de color negro. Los zapatos fueron unos botines negros de charol y cuero diseño de ajedrez de la misma tienda, Thomas J. Fiedler.

Sefora Novias fue el proveedor que también se encargó de confeccionar los bouttoniers para Gonzalo, el papá de la novia y los pajes, las coronas para las pajecitas, los arreglos de la iglesia y los centros de mesa para la recepción todos en la misma temática del ramo de novia.

Por último, las argollas fue un regalo de matrimonio de la mamá de Gonzalo. En una expo-novios conocieron a Nicolás de Joyas Ibáñez, quien los ayudó, orientó y mostró con mucha amabilidad todas las opciones para crear las argollas que ellos querían. Finalmente, seleccionaron unos anillos de oro amarillo, corte inglés, teniendo el de la novia un diamante.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Ceremonia y sesión de fotos

Para los novios era muy importante la ceremonia religiosa y su intención siempre fue casarse en la parroquia donde Romina había asistido toda su vida y con el párroco que la vio crecer, pero esta quedaba tan lejos del centro de eventos que tuvieron que buscar un nuevo lugar. Afortunadamente, encontraron la capilla “San Cirilo de Alejandría” que quedaba muy cerca de El Canelo de Nos y cumplía con todo lo que los novios querían.

La capilla estaba perfectamente bien decorada por Sefora Novias, las flores eran las mismas del ramo de novia y adornaban el altar dándole un toque elegante e íntimo.

Primero llegó el novio que hizo entrada del brazo de su madre, para luego esperar en el altar la llegada de su prometida. Romina caminó con paso seguro, bella y sonriente en compañía de su padre. Las emociones vividas en ese momento son inexplicables, el tiempo se detuvo y solo existían ellos, que poco a poco se acercaban para cumplir el sueño de sus vidas, ¡estar por siempre juntos! Pasanti realizó los canastos para los pajes, el porta-argollas, el cartel de “aquí viene el amor de tu vida”.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

La ceremonia la ofició el diácono de la comunidad donde pertenece la novia, Walter Bauer, quien realizó una preciosa ceremonia, muy amena y emotiva. Cada momento fue acompañado por las interpretaciones musicales del Coro Aclaró.  A la salida, todos los invitados lanzaron burbujas y papeles de colores a los recién casados, había llegado de celebrar e inmortalizar ese día tan especial con su primera sesión de fotos.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

El profesional que se encargaría de las fotos de la boda fue uno de los proveedores que más les preocupaba, por lo que realizaron su búsqueda y elección con mucha anticipación, querían alguien que capturara la esencia de los novios y los invitados, así fue como llegaron a Rodrigo Villagra, contratándolo con más de un año de antelación.

“La sesión de fotos se realizó después de la ceremonia religiosa en el mismo centro de eventos, nos preocupaba que en las fotos de noche no se apreciara la belleza del lugar, pero Rodrigo y su equipo captaron lo que estábamos buscando.” (Romina y Gonzalo, 2018)

En la oscuridad de la noche se podía percibir el brillo y resplandor de la felicidad infinita de Romina y Gonzalo. El fotógrafo a cargo, Rodrigo Villagra, jugó con las sombras de los dos enamorados, quienes se abrazaban sutilmente, y se repartían caricias en las penumbras.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Celebración

En un automóvil de época color burdeos los novios llegaron al patio central de El Canelo de Nos, de la mano realizaron su entrada donde todos sus invitados los esperaban listos para brindar. Una amiga los recibió con la versión en español de la canción Aleluya. El lugar se encontraba perfectamente iluminado por guirnaldas de luces dispuestas por Marcelo González Vera.

Para el primer vals, eligieron el tema “A Thousand years (Parte 2)” de Christina Perri y Steve Kazee, que es una canción que siempre les ha gustado y representado. Luego bailaron con sus padres, volvieron a brindar, se dio inicio al cóctel y los saludos de toda la familia y amigos que los acompañaban. Y finalmente, se fotografiaron con sus invitados teniendo como fondo las iniciales de sus nombres R&G, un bello trabajo que realizó el novio.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

A la entrada del salón había un lindo cartel de bienvenida realizado por Pizarras Geppeto, siempre muy responsables les enviaron siempre los bosquejos del diseño y recibieron el producto en el tiempo solicitado.

Para la cena, los invitados fueron distribuidos en las mesas, cada una de ellas tenía un tema musical, el animador los nombraba y los invitados entraban bailando al ritmo de la música y se ubicaban en su lugar. La decoración floral del centro de eventos también estuvo a cargo de Sefora Novias, todo con un toque rústico, donde predominaban los colores burdeos, rosados y las suculentas.

Durante la cena, justo antes de iniciar el buffet de postre se proyectó en el salón un diaporama con la historia de cómo se conocieron los novios, trabajo que estuvo a cargo de Carolina de Foto Feliz Producciones, quien les atendió y entregó un gran trabajo. Los saludos de los novios mesa por mesa fue otra instancia particularmente emotiva, ya que hubo algunos asistentes que les dirigieron muy bellas palabras, en ocasiones incluso no pudieron evitar soltar una lágrima.

Terminada la cena, se presentó como sorpresa un grupo de baile pascuense que no solo los deleitó con sus danzas, también integraron a los novios en su presentación. Fue muy significativo para los recién casados, puesto que su luna de miel fue en Isla de Pascua, y también había estado a cargo de la productora del matrimonio.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Posteriormente vino la divertida presentación de una coreografía grupal de los novios con unos amigos, donde había un mix del vals de los novios y el tema “Andas en mi cabeza” de Chino y Nacho. Los espectadores de tal performance reían y aplaudían, una excelente idea para dar inicio a la fiesta, a la barra libre y a la fotocabina de Smatphotocabinas, donde los invitados podían sacarse fotos ilimitadas y obtener una tirita personalizada con el logo del matri para su refrigerador. La iluminación del salón, el audio y la animación fueron realizadas por la productora Pretton Eventos.

Más tarde vino el cotillón y uno de los regalos de los novios para sus invitadas ¡pantuflas! Para que las invitadas bailaran toda la noche, personalizadas con su logo que habían encargado a Pasanti.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Para retomar el baile, los esposos realizaron un pie de cueca, ambos participaban en un grupo folclórico y el baile nacional es algo que llevan presente desde muy pequeños, por lo que no podían dejar pasar esta oportunidad sin hacerlo.

La torta fue un regalo de la hermana de Romina y estuvo a cargo de Erick Lapi Degustaciones, los novios los habían conocido en una expo-novios y les había dado la confianza necesaria para algo tan importante como la torta, sobre todo porque estaban en búsqueda de una naked cake, diseño que no todas las pastelerías acceden a preparar. El pastel escogido constaba de tres pisos, cada uno con dos sabores distintos como el red velvet con queso crema y frutos rojos, bizcocho de naranja con chocolate y confitura, bizcocho de zanahoria con crema y manjar y bizcocho de zanahoria con queso crema y naranja. Se encontraba montado en una base de madera y decorada con un bouquet de flores de azúcar iguales a la del ramo. “Sin duda quedamos felices con este proveedor, su disposición en la degustación de diseñar lo que queríamos, su profesionalismo y comunicación durante todo el proceso, la belleza de su trabajo y sobre todo el sabor que sin duda fue el que estábamos buscando.” (Romina y Gonzalo, 2018)

Las figuras de la torta, apoyadas en una base de la torta a su costado, fueron un regalo de un amigo de los novios que los hizo en porcelana en frío, personalizados y que representa a los anfitriones del evento haciendo algo que a ambos les gusta mucho, bailar cueca.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

Los protagonistas del evento pensaron en absolutamente todo para su gran casamiento y una de las cosas que más se preocuparon fue de realizar hermosos y significativos obsequios para sus invitados. Como regalo principal escogieron unas suculentas que compraron en Auto Huerto y que cambiaron a maceteros de greda comprados en Pomaire, les pusimos una etiqueta pedida en Aliexpress estampada con un timbre personalizado de Timbre Mío. También realizaron alfajores de distintos sabores, con ayuda de su familia y marcados con el logo de su matrimonio, fueron entregado cuando los invitados se retiraban. Para los últimos asistentes que se quedaron en la fiesta, prepararon un kit “anti-caña”. La bolsita fue pedida por Aliexpress y contenía café, chocolate, mentitas, parche curitas, sal de fruta y una mini botella de agua mineral. A los niños invitados de la boda, para que se sintieran parte de la celebración, les regalaron un morral con sorpresas para que se llevaran de recuerdo, y para los más pequeñitos habilitaron una cabaña con una cuidadora donde podían descansar o pintar durante la fiesta.

Por último, pusieron un rincón dedicado a todos aquellos que no pudieron acompañarlos físicamente en este día tan especial, pero que sabían que en espíritu estaban con ellos. Los años recientes habían sido muy duros para sus familias por diversas perdidas familiares, por eso mismo, les pareció justo y preciso tenerlos presentes en este espacio que realizó Gonzalo. Arriba se encontraban las fotos del papá de Gonzalo y los abuelos y tíos de ambos novios. Más abajo había una pizarra que decía: “Aquellos que amamos nunca se van, caminan a nuestro lado todos los días, no se ven, no se escuchan, pero siempre están cerca, siempre amados, siempre recordados y muy queridos”.

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video

¡Muchas felicidades por su matrimonio y gracias por compartirlo!

Centro de eventos: El Canelo de Nos | Banquetería y Producción: Pretton Eventos | Partes y accesorios de boda: Pasanti | Maquillaje y Peinado: Caromyissi | Tocado: Paulina Águila de Tocados Miig | Vestido de novia: Novias Mint | Zapatos novia: Zapato Soñado | Ramo de novia/Decoración floral: Sefora Novias | Anillos de matrimonio: Joyas Ibáñez | Traje y zapatos novio: Thomas J. Fiedler | Coro: Coro Aclaró | Fotografía y Video: Rodrigo Villagra Fotografía y Video | Guirnaldas de luces: Marcelo González Vera | Cartel de bienvenida: Pizarras Geppeto | Torta: Erick Lapi Degustaciones | Suculentas: Auto Huerto | Timbre personalizado: Timbre Mío | Diaporama: Foto Feliz Producciones | Cabina fotográfica: Smartphoto Cabinas |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Cinekut
Cami y Nicolás, lo bueno y realmente importante de la vida: ¡el amor!
Se conocieron para año nuevo en un turno ejerciendo como médicos, instancia que les cambió la vida y los llevó a celebrar el más emocionante matrimonio, con sorpresas y detalles que te harán llorar de felicidad. ¡No te lo pierdas!
Créditos: Cinekut
Camila y Renan, ¡amarse el uno al otro, profundamente, por siempre y para siempre!
Les tomó un tiempo darse cuenta que tenían al amor de su vida frente a sus ojos y fue en Bélgica cuando decidieron no volver a pasar un día lejos del otro ¡una historia y una boda llena de sorpresas, magia y romanticismo!
Créditos: Fabián Corada
Pamela y Felipe: el idilio de una boda de mil flores en primavera
Cuando Pamela conoció a Felipe se negó a darle nada más que su nombre, pero él encontró la forma de contactarla. ¡Una imperdible historia de amor con un matrimonio elegante, clásico y lleno de detalles románticos e inspiradores!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información