Sandra y Ernesto, ¡un amor de ayer, de hoy y de siempre!

Se vieron por primera vez el 5 de diciembre de 2009, en la hermosa y pequeña ciudad de San Carlos. Era el cumpleaños de un amigo de Sandra, y Ernesto había llegado sin haber sido invitado directamente, casi como un colado, pues era amigo de unas amigas de Sandra que se encontraban en la celebración.

“Ambos vivíamos en Santiago, muy cerca casualmente y el destino nos unió en nuestra ciudad natal, para no separarnos más.” (Sandra, 2018)

Créditos: Valentina Reyes

A la semana siguiente, se reunieron en Santiago a tomar café y conversar, lamentablemente al día siguiente falleció la abuelita de Sandra, con quién se había criado. De alguna manera, sintió que ella se había podido ir tranquila, puesto que el destino finalmente le había puesto a la persona indicada en el camino, “…para cuidarnos y amarnos mutuamente.”

Pololearon un par de meses y en septiembre del año siguiente decidieron dar el siguiente paso y se fueron oficialmente a vivir juntos. Lo primero que hicieron fue adoptar una perrita, Lady Ana, una raza chilena maravillosa, ella fue su primera hija. Estaban enamorados y disfrutando, pero como es de esperar, la convivencia en un principio no fue fácil, pero el amor que se tenían les dio la paciencia y fortaleza para superar los obstáculos y lograron salir adelante.

El 27 de abril del año 2012, nació su preciosa hija Trinidad, desde ahí les cambió la vida en 360°, su llegada les hizo estar más unidos aún. Así fue como en el año 2015 se compraron su casa en Lampa, destino en el que siguieron cumpliendo metas y sueños.

Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

Pasó un tiempo y una mañana de primavera, justo después de haber tomado desayuno, Ernesto le pidió matrimonio. Ella no se lo esperaba para nada y literalmente quedó en shock, perpleja de que ese momento hubiese finalmente llegado. No le contó a nadie en casi un mes, el primero en saber fue el amigo del cumpleaños donde se habían conocido, luego pasando la prueba de fuego se enteraron los padres del novio y desde ahí lo hicieron público completamente.

Ese año se fueron de vacaciones a Bayahibe, ocasión ideal para realizar una petición de mano romántica y bajo las estrellas. Se encontraban solo los dos cenando al lado del mar con una maravillosa luna cuando él se arrodilló y le pidió matrimonio, esta vez con un precioso anillo de compromiso. Tal y como lo describe Sandra; “…fue un momento que atesoraremos por siempre en nuestras vidas.”

Créditos: Valentina Reyes

Ahí empezó toda la organización de su matrimonio en Santiago, luego de casi 200 cotizaciones se quedaron con aquellos proveedores que más se ajustaban a sus requerimientos. El centro de eventos escogido fue Casa Piedra y las invitaciones fueron hechas por los mismos novios. Su boda fue pensada para hacerla entre sus más cercanos amigos y su familia, aquellos que han estado presente desde el día en que se conocieron, siendo testigos de cada etapa, decisión y sorpresas que les ha tocado vivir.

“Pasamos por varios momentos, alegres, de soledad… lo que nos hizo unirnos mucho más como pareja. Lo que más rescato de la organización es que la paciencia y el buen humor es fundamental.” (Sandra, 2018)

Preparación de los novios

En la majestuosidad de Casa Piedra, la novia se entregó en maquillaje y peinado a Patricia Natalia López Vives, quien le aplicó tonos suaves y delineó sus labios color rosa. La profesional hizo un trabajo extraordinario, dejando su pelo recogido que se encontraba sujeto a un tocado, regalo del novio. Este era de origen italiano hecho con cristales Swarovski que combinaba con sus preciosos aros.

Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

Su vestido de novia, de encaje, escote corazón y pequeña cola, lo encargó en Aliexpress, el cual llegó en menos de dos meses y era tal cual lo había solicitado. Los pequeños ajustes que realizó en la parte superior los llevó a cabo la excelente modista Marta Díaz de Emporio Bazar Valle Grande.

Su atuendo se encontraba combinado con sus zapatos de taco alto y color cobre Vince Camuto. Y para terminar el look, el ramo de flores en tonos rosados fue elaboración de la novia en conjunto con sus dos damas de honor. “Compré las flores en el Terminal de las Flores, de hecho, tuve la suerte de encontrar las últimas peonías de la temporada.” (Sandra, 2018)

Créditos: Valentina Reyes

El novio, por su parte, se preparó en la casa de los novios, vistiendo con un traje negro Mossimo, una elegante humita negra y unos zapatos de charol del mismo color.

Los anillos de matrimonio fueron un regalo de la madre de Ernesto, ya que estas pertenecían a sus padres. Mandaron a fundirlas junto a sus ilusiones y así lograron obtener sus argollas con historia.

Créditos: Valentina Reyes

Ceremonia y sesión de fotos

La novia estaba feliz y ansiosa de que finalmente había llegado el momento de casarse con Ernesto, el amor de su vida. Ya en el altar de la catedral Castrense en Providencia, en ocasiones, la emoción los embargaba, pero entre risas y miradas, la ilusión era el sentimiento más distintivo. Los novios estaban por cumplir un sueño, rodeados de compañía, cariño y comprensión, se casaron eternamente enamorados.

“Luego de salida de la iglesia, no nos fuimos directo a la fiesta, nos tomamos una maravillosa sesión fotográfica en el parque Bicentenario. Queríamos una boda más urbana y ese lugar representa todo lo que amamos de Santiago.” (Sandra, 2018)

Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

En una tarde maravillosa, ambientado en uno de los parques más lindos de la capital, Valentina Reyes captó con precisión como los novios se fundían con el paisaje y daban rienda suelta a su felicidad, elegancia y eterno romanticismo.

“Valentina Reyes, SIMPLEMENTE EXCELENTE, me hizo todas las fotografías que le pedí.” (Sandra, 2018)

Créditos: Valentina Reyes

Celebración

El centro de eventos Casa Piedra estaba absolutamente preparado para una velada inolvidable, ornamentado con toques románticos y tradicionales. La decoración floral fue encargada en Los Gnomos y la novia también agregó un par de arreglos para que el matrimonio tuviera su sello personal.

Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

El banquete y torta estuvo a cargo del centro de eventos, el pastel de los novios de tres pisos tenía una figura de los novios junto a su pequeña hija y unas flores color rosado a tono con la decoración del salón.

“En la fiesta hicimos nuestro propio vals, en donde mezclamos el romanticismo de Ed Sheraan, con Thinking Out Loud, seguido del Funk de Bruno Mars y terminamos con lo que sabíamos que la fiesta prendería inmediatamente, Mi Gente de J Balvin. Esto duró tres minutos. Seguido inmediatamente de eso, se inició la fiesta con La Gozadera de Marc Anthony con Gente de Zona…y todos a la pista automáticamente.” (Sandra, 2018)

Créditos: Valentina Reyes
Créditos: Valentina Reyes

La música quedó en manos del DJ Ariel Robert, quien mantuvo entretenido a todos los presentes con un excelente repertorio. Y para animar más la fiesta, contaron con una rutina de baile entretenido de Shirley Duarte de Action Fitness Group.

Memorables fueron los lanzamientos del ramo de novia, donde las solteras muy emocionadas esperaban con ansías tener la suerte de agarrarlo. Lo más entretenido fue que Sandra en vez de lanzar uno, los sorprendió a todos con cinco diferentes ramos, “…y así varias quedaron contentas y sacó muchas risas.” Como si esto fuera poco, minutos más tarde la novia también realizó el ramo de cintas, ¡así es que fue un total de seis ramos que dejaron a varias invitadas con un excelente pronóstico de noviazgo!

Finalmente, llegó el cotillón para seguir animando a los presentes. Y como recuerdo para sus invitados, Sandra preparó unas preciosas suculentas hechas por ella.

“Puedo agregar que estamos muy contentos por todo lo que lo vivido, si pudiera recomendar algo a otros novios, sería que en el antes y durante la boda, sean ustedes mismos, sean espontáneos. Si tienen que reír o llorar, háganlo fuerte, sin miedo a nada, inviten a ese momento tan especial a quiénes realmente tienen que estar… No piensen en el compromiso con las personas, solo piensen en quienes le llenan el corazón.” (Sandra, 2018)

¡Felicidades por su matrimonio y gracias por compartirlo con nosotros!

Centro de eventos: Casa Piedra | Maquillaje y Peinado: Patricia Natalia López Vives | Tocado: Swarovski | Vestido de novia: Aliexpress | Arreglos vestido de novia: Marta Díaz de Emporio Bazar Valle Grande | Zapatos novia: Vince Camuto | Traje del novio: Mossimo | Fotografía: Valentina Reyes Fotografía | Decoración floral: Los Gnomos | DJ: DJ Ariel Robert | Baile entretenido: Shirley Duarte de Action Fitness Group |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Nora y Vicente, ¡una gran composición de amor!
Nora y Vicente, ¡una gran composición de amor!
Sus creencias, talento y amor por la música los puso en el lugar y momento precisos para que se conocieran y decidieran unir sus vidas por siempre ¡una hermosa historia romántica!
Créditos: Voilá Estudios
Elizabeth y Daniel: una historia de amor desde la más tierna infancia
Elizabeth y Daniel se conocían desde pequeños. Muchos creyeron en esta bonita historia de amor que ellos. Conoce su romántica celebración de matrimonio repleta de hermosos detalles.
Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Katherine y Milenko: ¡12 años de un puro, mágico e imperecedero amor!
Se conocieron en el colegio, se enamoraron y nació la preciosa Martina a unir sus vidas por siempre, ¡no te pierdas la inolvidable historia de amor que ya lleva más de una década!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información