Camila y Rodrigo: una historia salida de la celebración de matrimonio de unos amigos

La historia de Camila y Rodrigo es una de esas historias de amor en las que los protagonistas se conocen de toda la vida. Ambos estudiaban juntos en el Saint George. “Él es dos años mayor que yo pero, como es habitual, mis amigas y yo nos juntábamos con los de dos generaciones más arriba, que resultaron ser del grupo de mi futuro marido“. (Camila, 2018)

Desde pequeños compartieron juntos juegos y paseos, aunque nunca fueron especialmente cercanos entre ellos, a pesar de la buena onda que tenían, “aunque Rodrigo me confesó, cuando nos pusimos a pololear, que yo le encantaba desde hacia tiempo, lo que en mis amigas era de conocimiento público“. (Camila, 2018).

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Pasaron los años y cada uno tuvo sus pololeos hasta que el 8 de marzo de 2014 se encontraron en la celebración de matrimonio de la hermana grande de una amiga que tienen en común y a la que Camila fue sola. Ella le echó el ojo de inmediato y él también, a pesar de que él fue de pareja de la hermana chica de la novia.

Cuando terminó la misa de este matrimonio, se encontraron con una profesora de atletismo, Haide, quien, como si fuera una adivina, les dijo: “sáquense una foto conmigo, hacen una hermosa pareja” y ellos se sintieron mal porque no eran novios ni nada. Empezó la comida, luego vino la fiesta y bailaron una canción de Villa Cariño y fue, en ese preciso momento, cuando la magia comenzó y desde esa noche no se separaron.

Comenzaron a pololear seriamente el 29 de junio de 2014, en San Pedro de Atacama y fue tras un año viviendo juntos, cuando Rodrigo le pidió matrimonio a Camila en un viaje de vacaciones en Belice, arriba de un velero y durante un atardecer en Caye Caulker, en el que de fondo se escuchaba a Bob Marley. fue entonces cuando ambos comenzaron con los preparativos de la celebración de matrimonio en Santiago Metropolitana.

Preparación de los novios

Para su gran día, Camila eligió un diseño único de Francisca Larraín creado a medida para ella. El vestido fue confeccionado con género piel de ángel, tenía encaje en el faldón, aplicaciones y mostacillas en la parte del escote. Para vestir sus pies, la novia eligió un diseño de la tienda de una mujer argentina que vende zapatos de cuero bellísimos y que se llama Cambalache.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

El tocado de la novia fue un premio que ganó con anterioridad en un sorteo organizado por Zankyou en colaboración con Locas por Las Novias. Camila nos cuenta que la dueña, Nicole, “es un encanto de persona y tuvo la mejor disposición para asesorarme con la elección de ese tocado tan elegante confeccionado a mano con perlas de río y cristales“.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

El peinado y el maquillaje corrieron de la mano de María José Bermúdez, una amiga de toda la vida de su hermana y que de profesión es diseñadora pero que, desde hace algunos años, se dedica a la asesoría de imagen, maquillaje y peinado. Como es una persona de confianza, “fue muy cómodo que fuera ella la encargada de este ítem tan importante para cualquier novia“. (Camila, 2018) El ramo de novia se encargó a la Florería Florencia de Chillán y se trataba de un ramo de colores pasteles y verdes muy delicado.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

En cuanto a joyas, el anillo de compromiso es con el que siempre había soñado Camila y que Rodrigo eligió pensando en un modelo clásico. Las argollas de matrimonio se las compró a la señora del primo de un amigo que se llama Josefina Araya y que, junto a su hermana Laura, tiene una joyería en el mall Espacio Urbano de La Dehesa, que se llama Au Collection.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Por su parte, para el día de su matrimonio, Rodrigo eligió un traje en color azul de la sastería Calabrese, con camisa blanca y corbata y pañuelo en tonos burdeos (al igual que los botones del traje). La corbata y pañuelo eran de Calabrese, las colleras eran de Wendy Pozo.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Ceremonia

El matrimonio entre Camila y Rodrigo tuvo lugar el 9 de diciembre de 2017 en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús, en Chillán, un pueblo cercano al campo de la familia de la novia llamado Coihueco. Una de las curiosidades de la ceremonia es que antes de que tuviera lugar, la gente del pueblo estaba agolpada esperando a que salieran de la ceremonia y todos les grababan, sacaban fotos y aplaudían. “Fue una especie de hito en el pueblo, era de verdad como ser reina“. (Camila, 2018)

La ceremonia religiosa fue muy emotiva ya que les casó el padre José Luis Ysern, quien fue amigo y profesor de psicología de la madre de Camila e hizo que ella estuviera más cerca que nunca de todos. Además, la madrina de la novia fue su abuela (la madre de su madre), por lo que siempre será un recuerdo que Camila llevará en su corazón. Las sobrinas de Camila y Rodrigo fueron las pajes y parecían unos verdaderos angelitos y “ver a Rodrigo esperándome en el altar, entrar del brazo de mi padre y mirar a cada uno de los invitados presenciando ese momento, no tiene precio“. (Camila, 2018)

Para su entrada en la iglesia, Camila eligió la canción “Bello Abril”, de Fito Paéz, una canción que seguro no va a olvidar en la vida.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

A la hora de salir de la iglesia, los novios lo hicieron en una camioneta roja Ford de la familia y se fueron en la parte de atrás con una banqueta, como si fuera una escena de película.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Tras la salida de la iglesia, los novios fueron a tomarse unas hermosa fotografías de la mano de María Jesús Letelier Photography (amiga del primo de la novia).

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Celebración

Tras esta sesión de fotos, los invitados estaban aguardando en el campo de la familia para el banquete, que fue servido por el catering Paulo Gaete Recepciones. El banquetero fue quien se encargó, mayormente de la decoración del lugar, aunque los novios y su familia aportaron un retablo de marcos de fotos antiguas que simulaba una pared de un living para que así los invitados se sacaran fotos. Además, hicieron mesas y sillas con cortezas de árboles. Cada invitado recibió una miel de Chiloé, que produce un amigo de la pareja. “Es una de las mejores mieles que hemos probado y trae buena suerte regalarla cuando uno se casa“. (Camila, 2018)

Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Tras el banquete, vino la fiesta en la que no faltaron hangover kits y también chalas de animal print para las mujeres, para que así no tuvieran excusa para seguir bailando. Además, para los más valientes, había fuera del lugar del baile, un toro mecánico ya que quisieron darle cierto toque campestre a su fiesta de matrimonio.

María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography
María Jesús Letelier Photography
Créditos: María Jesús Letelier Photography

Desde Zankyou queremos agradecer a Camila y Rodrigo que hayan decidido compartir con todos nuestros lectores todos los detalles y fotografías de su matrimonio y os deseamos que !la llama de su amor no se apague nunca!

Vestido de la novia: Francisca Larraín | Zapatos de la novia: Cambalache | Peinado y maquillaje: María José Bermúdez | Ramo de novia: Florería Florencia |  Tocado de novia: Locas por Las Novias | Argollas de matrimonio: Au Collection | Traje del novio: Calabrese | Accesorios del novio: Londress Wendy Pozo | Ceremonia religiosa: Iglesia Sagrado Corazón de Jesús | Fotógrafo: María Jesús Letelier Photography | Catering y decoración: Paulo Gaete Recepciones

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Rodrigo Villagra Fotografía y Video
Romina y Gonzalo, ¡un amor romántico, dulce y predestinado!
Se amaron desde la primera vez que se vieron, y mientras más se conocían más certeza tenían que pronto celebrarían el matrimonio más entretenido y bello de la temporada ¡una boda imperdible!
Créditos: Rodrigo Villagra
Tutú y Francisco, ¡un 28 de octubre histórico cargado de mucho romance y sorpresas!
Habiendo estado en el mismo colegio y nivel por 10 años nunca se vieron, hasta que llegó el gran día donde sus miradas se cruzaron para vivir todo lo que es un amor destinado a ser, vivir y soñar ¡su boda estuvo llena de sorpresas que te inspirarán!
Créditos: Antum Fotografía
Almendra y Alexis, ¡un amor por toda la eternidad!
Se conocieron compartiendo la misma fe, se enamoraron profundamente y a los meses decidieron casarse ¡el día de su boda se comprometieron en más de una ocasión sellando un compromiso sin fin!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información