CL Login
CL

¿Cómo enfrentar invitados “revoltosos” en tu boda?

El nunca bien ponderado “invitado revoltoso” más que una persona no deseada en la participación de tu fiesta, es aquella que no se comporta de la forma indicada, el que quiere tomar un protagonismo que no le corresponde.

Este tipo de invitado es el que se emborracha, el florerito de mesa, el que quiere incluso aparecer en toda las fotos, una especie de polilla que en cuanto ve el flash se las arregla para estar… Son aquellos invitados que de forma obligada “tienen que invitar”, que incluso son familiares cercanos, hermanos, primos, amigos de infancia o de la vida. Son los invitados que tú y tu novio adoran, pero que pueden ser capaces de arruinarlo todo y hacerles pasar vergüenza en frente de los invitados que son por compromiso, como el jefe, el gerente de la empresa, los compañeros de trabajo que efectivamente si quieren disfrutar de la fiesta, son esos que como se dice en Chile “muestran la hilacha”.

Daniela GaldamesConozca más sobre “Daniela Galdames”
Créditos: Daniela Galdames

¿Qué pasos tengo que seguir?

Lo primero es identificarlos al momento de realizar la lista de invitados (dejarlos con destacador). Encargarlos a otros familiares, una especia de “guardián” para que lo llame a terreno si eventualmente se excede con el trago, si quieren hablar si no se lo piden, si quieren realizar actos que por protocolo le corresponden a los novios.

Por otro lado, ya que los tienes identificados, procura encargarlo a tu wedding planner, ella de todas maneras sabrá qué debe hacer. El invitado no debe ser una preocupación para los novios, deleguen antes de la fiesta y antes de la ceremonia religiosa. Lo otro que pueden hacer en modo de estrategia es hacerlos partícipes de la organización, casi como un colaborador del wedding planner.

Entrégale responsabilidades, cosas como “ayúdanos con que esté todo en orden”, sólo con esto cambiarán el rol del “invitado revoltoso” y no querrá despreocuparse de detalles, querrá ayudarlos y cooperar para que todo salga bien.

Ampersand Wedding FilmsConozca más sobre “Ampersand Wedding Films”
Créditos: Ampersand Wedding Films

La idea es ser lo suficientemente diplomáticos en ambos casos. Advertirle al ya mencionado invitado que es importante que para que todo salga bien y que efectivamente disfruten de la fiesta, debe controlar sus excesos y que la fiesta no sería lo mismo si él no estuviese presente. Diplomacia pura.

Sería ideal ni siquiera tener que pensar en que efectivamente si existen estos familiares o amigos que puedan realizar cosas que incomoden al resto de los invitados. Las fiestas no están compuestas por normas, la idea es compartir y disfrutar al máximo. Tampoco es necesario crear una especie de “agente secreto” para que vele por el orden de los invitados, por lo tanto, todo en su justa medida está permitido. En este artículo claramente nos referimos a los excesos, a las situaciones incómodas que absolutamente ninguna pareja de novios desea enfrentar, menos preocuparse por aquello. Pero son cosas que lamentablemente pasan.

Igor Miranda | Wedding PhotographerConozca más sobre “Igor Miranda | Wedding Photographer”
Créditos: Igor Miranda | Wedding Photographer

Debes tener contemplado:

- Pedir con diplomacia a los invitados que se porten a la altura de las circunstancias.

- Informar a tu wedding planner acerca de quiénes son los “invitados revoltosos”.

- Autorizar a tus wedding planner para que tomen decisiones en el evento, antes de que la situación se vaya de las manos.

- Invitar al “revoltoso” a participar de manera activa en la organización de tu evento. Pídele cooperación en cuanto a los detalles, coméntale en que vas avanzando, que sepa que estás trabajando esmeradamente en el “día de tu vida”.

- Pide a tus cercanos “bien portados” que estén atentos para que te ayuden a controlar situaciones que puedan hacer pasar un mal rato al resto de los invitados.

OverpaperConozca más sobre “Overpaper”
Créditos: Overpaper

Lo importante es que con tu novio luzcan y se sientan “despreocupados”, procuren realizar todas las indicaciones de manera previa, ya sea relacionadas o no con el protocolo que conlleva la organización de una boda (nos referimos a determinar cosas como quién hablará en la ceremonia religiosa y en la fiesta). Recuerden siempre los detalles, desde el comienzo al final y claramente contraten una excelente productora de eventos o wedding planner si desean llamarlo así.

Lo importante es que los novios tengan totalmente claro los límites que quieren en su fiesta. De pronto tener que advertir al “revoltoso” resulta arruinar las disposiciones de los invitados para disfrutar del evento de su vida.  

¡Te ayudamos a encontrar lo que estás buscando!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Danos tu opinión

Crea gratuitamente una web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de organización de bodas o eres un profesional de este rubro, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen en más de 19 países. Más información