Publicidad

Cinco razones para tener un cortejo nupcial con niños. ¡Llena tu matrimonio de ternura!

Llegar y salir del altar, acompañados de un adorable cortejo de niños, es una opción que te sorprenderá. ¡Te contamos cómo lo puedes organizar!

  • Protocolo
  • Cortejo nupcial
  • Niños

Los niños siempre son un tema cuando llega el día del matrimonio, ya que hay novios que prefieren que sus invitados disfruten completamente de la fiesta sin estrés, ni preocupación, mientras que otros los prefieren revoloteando en su día especial. Tener un cortejo nupcial con varios niños y niñas es uno de los sueños de muchas novias… Según la tradición, el niño lleva las argollas en el clásico almohadón o en alternativas también delicadas y bonitas más novedosas, luego la damita, la canasta con flores o pétalos representando ambos la inocencia y la pureza. ¡Convierte a los niños en los “grandes protagonistas” del día de tu matrimonio! Aquí tienes cinco razones por las cuales integrar a los niños en tu boda.

1. Dale protagonismo a las argollas

Publicidad

No importa si tu matrimonio es religioso o civil, ya que hay varios momentos en los que ellos se pueden lucir. Comenzando por confiarles las alianzas, en los cuales ellos se sienten con una gran responsabilidad y generan un momento de gran ternura.

Los novios muchas veces no siguen la formalidad del protocolo obviando el almohadón de las argollas, como también las flores, y simplemente los niños van adelante de ellos hasta llegar al altar. Si estás pensando en algo no tan protocolar, te sugerimos que al momento previo a la llegada de la novia, entre algún pequeños con un cartel que diga “Aquí viene la novia” o “Ya llega la mujer de tu vida”.

También te puede interesar: ¿Cómo hacer la entrada y la salida de la iglesia sin errores?

¿No te quieres perder las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarCréditos: KT Merry Photography
Créditos: KT Merry Photography

2. Integrarás a toda la familia

El cortejo nupcial lo forman niños cercanos a la familia, sobrinos o primos de la pareja, hijos de uno o de ambos, o incluso niños de amigos íntimos. El número sugerido de pajes y damitas es de 2 a 6 niños, aunque si queremos sumar más, para darle más alegría al matrimonio, podemos elegir un número razonable de manera que no opaque la entrada de los novios captando los pequeños toda la atención.

guardarCréditos: Lorena San José
Créditos: Lorena San José

3. Genera emociones en tus invitados

Los niños son tan graciosos que sin duda conmoverán a los invitados, dotando de ingenuidad y ternura a la ceremonia. En lo posible asignarles roles distintos a cada uno, así estarán atentos a lo que deben hacer y no se distraerán fácilmente. Por la responsabilidad que se requiere, la edad ideal es entre 3 y 10 años.

Cualquier invitado se enternecerá al ver a los pequeños vestidos de pajes entrando a la iglesia, o lugar donde se realice la ceremonia, y lanzando pétalos de rosas, momento mágico que quedará en la retina de todos los asistentes. Y por último el preferido por las niñitas, llevar la cola del vestido de la novia, ya que se sienten como princesas de cuentos. Una vez finalizada la ceremonia, generalmente salen detrás de los recién casados o la mayoría de las veces salen con sus padres.

Si los niños que tienes en mentes no son tan pequeños como para cumplir estos roles, la experta María José Guerrero Wedding Planner Kalitá, nos da otra gran idea: “cuando son un poco mayores o son hijos de alguno de los novios, pueden preparar un lindo y breve mensaje para sus padres o para su segundo padre o madre, momento que genera una gran emoción para los novios.”

4. Diviértete al máximo

Piensa en todo lo que puedes hacer respecto al diseño de la vestimenta de los niños. Puede elegirse en combinación con el vestido de la novia, o con algún detalle en la misma gama de colores. Una coronita o una cinta en la frente o una flor en el cabello ayudarán a dar un toque romántico a las personitas. La elección de los zapatos será un accesorio indispensable como complemento.

El color del vestido dependerá del estilo del matrimonio, el momento del día y el clima. Los tonos pasteles, el rosa, verde pálido, amarillo, azul, crema, beige, blanco, son ideales para el día, donde la vestimenta será más sencilla y los tonos más subidos como el rojizo, azul marino, verde botella, entre otros, quedan muy bien por la noche.

En cambio los varones pueden llevar como accesorios corbata de moño, fajillas de colores, chalecos o si queremos un estilo más armonioso, combinar las camisas con los colores del matrimonio.

¿Cómo vestir a los niños en una boda? ¡Ideas para los más pequeños de la casa!

guardarCréditos: One Love Photo y Banako Photo
Créditos: One Love Photo y Banako Photo

5. Los niños son niños

Para concluir, es importante tener en cuenta que estamos hablando de niños y que no entienden de costumbres o exigencias. Por eso es probable que en algún momento puedan verse asustados, sufrir pánico escénico, cansancio o simplemente llorar desconsoladamente por el entorno, la música y la gente. Aconsejamos no angustiarse, disfrutar el momento y sobre todo la espontaneidad de ellos.

Sin duda ellos pueden ser unos grandes protagonistas en el día de tu matrimonio y acompañarte para hacer una entrada triunfal hasta llegar al altar junto a tu gran amor.

Te puede interesar: ¿Cómo entretener a los niños en tu matrimonio? ¡Los más pequeños lo pasarán en grande!

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Kalitá Wedding planners
Publicidad

Danos tu opinión