Bárbara y Francisco, una boda de mucho talento, música y pasión

Siendo ambos de Temuco y habiendo vivido en la misma ciudad hasta terminar la enseñanza media, paradójicamente y como suelen ser las mágicas historias de amor, nunca se conocieron. Bárbara conocía a la mayoría de sus amigos y compañeros de colegio y Francisco también a los de ella, pero entre ellos no se habían conocido. En mayo de 2011, una amiga de la futura novia la invitó por el fin de semana a su casa en Algarrobo, cuando la pasaron a buscar, Francisco era quien iba al volante. Ese fin de semana la atracción entre ellos fue innegable, por lo que siguieron en contacto, se vieron en Santiago y ¡a los 12 días se pusieron a pololear!

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Tienen gustos parecidos, siendo el principal viajar, tratando siempre de programar algo lo más seguido posible. También son amantes de la buena cocina, en realidad Francisco es muy bueno cocinando y Bárbara le encanta comer rico, así es que hacen una excelente dupla.

La verdad es que se complementan en muchas cosas, les encanta ir a la feria de las pulgas, al persa y a anticuarios a buscar “tesoros”. Ella es diseñadora de imagen y él arquitecto, por lo que muchas veces se apoyan en sus trabajos. Ella tiene una empresa de decoración de eventos que hoy en día es de los dos y, por otro lado, lo ayuda en todo lo que tiene que ver con decoración de interiores y terminaciones en las remodelaciones de casas y departamentos que él hace en su empresa.

En mayo de 2015 tenían planeado un viaje a Nueva York, todas las amigas de la inminente novia le decían que se venía el anillo y ella pensaba que claramente no podía haber una mejor ciudad para una petición de matrimonio, pero por alguna razón el día del viaje ella estaba segura de que no pasaría. Ese día Francisco llegó atrasado para irse al aeropuerto, así es Bárbara le hizo la maleta y apenas él llegó partieron al viaje, esto mismo le hizo pensar que “no había forma de que hubiera anillo”.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Un día paseando por Chinatown, se percataron de que estaba lleno de joyerías. Francisco le empezó a decir que tenía que volver al día siguiente pero que tenía que volver solo ¡evidentemente le quería hacer creer a Bárbara que le iba a comprar un anillo ahí! Ella no sabía si creerle porque era muy claro que la estaba molestando, sin embargo, la situación la hizo ponerse nerviosa, y tenía razones, estaban a punto de pedirle matrimonio con un maravilloso anillo y ella ni se lo sospechaba.

“…ese mismo día cruzamos el Brooklyn Bridge, recorrimos y nos tomamos varios tequilas margaritas en un bar (al parecer Francisco necesitaba relajarse), a la vuelta cruzamos por el Manhattan Bridge y en la mitad del puente se puso a llover, paramos en uno de los techitos curvos que hay, en medio del puente, en medio de la lluvia sacó el anillo y me pidió matrimonio.” (Bárbara, 2017)

Después de pasar la emoción y de haber recibido algunas felicitaciones de gente que cruzaba el puente y que se había dado cuenta de la petición de matrimonio, volvieron a Manhattan y fueron a comer a un restaurant y luego, para seguir celebrando, terminaron la noche en el bar “The Pavilion” en Union Square.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Al regresar a Chile eligieron como fecha para casarse el día 12 de marzo de 2016. Como ambos vivieron en Temuco y sus familias aún viven allá, decidieron organizar un entretenido matrimonio en la Región de la Araucanía.

Ya teniendo la fecha, el siguiente paso era encontrar el lugar ideal, cotizaron algunos salones típicos, pero había uno que a Bárbara le gustaba desde antes, Terrazas del Ñielol, el cual queda en la cima del cerro Ñielol, el lugar más alto de Temuco, con una vista espectacular. Los novios nunca habían asistido ahí en una boda, pero sabían que se organizaban matrimonios pequeños y simples, por lo que negociaron arrendar solamente el lugar, ellos mismos se encargarían de todos los proveedores necesarios: el banquete, la decoración, música, luces y sonido. Pero no sería solo eso, el lugar era súper antiguo y bastante abandonado, por lo que tuvieron que empezar a evaluar qué arreglos requería, pintar los muros, cambiar vidrios quebrados, arreglar algunos escalones en mal estado, sacar las pinturas y antigüedades que se encontraban guardadas, entre otras. Fue realmente una ardua tarea para tener el centro de eventos de sus sueños para una boda ideal.

En cuanto a las invitaciones, la novia junto a un amigo diseñó dos tipos de partes, uno en formato díptico que se habría como una tarjeta y otro en formado simple impreso por ambos lados. Los mandó a imprimir a Índigo de Papel, resultando en unos novedosos y entretenidos partes con muy buena calidad de impresión.

Créditos: Diseñado por Bárbara e impreso por Índigo de papel

Preparación de los novios

El día de la boda, Bárbara estaba a las 8:30 am en la peluquería para lograr el peinado que quería, un moño muy apretado con un jopo que destacaría el tocado que iba en la nuca. En la prueba todo había resultado perfectamente, pero esta vez el jopo no resultaba, se bajaba a pesar de la laca. Tuvieron que lavarle dos veces el pelo para empezar todo de nuevo, hasta que después de muchos intentos funcionó, estaba un poco chueco, pero no era terrible. Bárbara ya se había entregado a los posibles imperfectos del día y principalmente a los problemas con la gravedad a las que estaba expuesta por su peinado, así que le dijo a la peluquera que no se estresara más, que estaba bien y se fue a maquillar.

Para el maquillaje, le recomendaron a una maquilladora que se decía era la mejor de Temuco. Sin dudarlo, Bárbara reservó, pero no se enteró hasta unos días antes de la boda que ella no iba a maquillar a domicilio. Eso cambiaba radicalmente la preparación de la novia con fotografías que tendría en su casa, pero se adaptó al nuevo plan y fue a la prueba de maquillaje que tampoco resultó como esperaba. Había pedido un maquillaje muy natural, con labios en tonos nude, pero terminó ultra maquillada. Ya estaban a dos días de la boda y para evitar el estrés que conlleva buscar un nuevo profesional, decidió que sería enfática en pedirle un maquillaje mucho más sutil el día del matrimonio. Cuando era su turno, justo estaban terminando de maquillar a su hermana, estilo natural con smokey eyes, como a Bárbara le gustó como le quedó a ella, le pidió que le hiciera lo mismo y afortunadamente resultó bien. Oscureciendo sus párpados resaltó su mirada y el tenue color de sus labios le dio el toque perfecto de distinción y belleza.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Su vestido de novia resultaba ser primordial para la novia, siempre había querido hacérselo a la medida, así es que sabiendo muy bien qué era lo quería, por recomendación llegó a Mundo de Seda de Paula Martínez, donde se puede encontrar lo mejor en sedas y encajes franceses. Basándose en las ideas de Bárbara, Paula le hizo un boceto y le mostró algunas telas, dándole una excelente atención muy personalizada. Por recomendación de ella, y debido al impecable trabajo que realiza con la seda, pidió hora con Cristina Hernández de María Velo Novias. Muy cariñosa y pendiente de los requerimientos de la novia, entendió muy rápido qué era lo que Bárbara quería, analizaron juntas distintas alternativas para los detalles y la acompañó a ver nuevamente las telas y las eligieron juntas.

“La primera prueba del vestido, donde uno se prueba generalmente el forro sin forma definida, ¡me sorprendió! Me probé un vestido absolutamente con su forma final, vi inmediatamente el corte del vestido y como iba a quedar… me fui absolutamente segura y confiada.” ( Bárbara, 2017)

Luego solo quedaba agregarle la segunda capa al vestido y trabajar en los detalles, especialmente en la aplicación de pedrería bordada, en primera instancia esa aplicación la iba a hacer Bárbara, pero cuando llegó a las demás pruebas Cristina le tenía distintas opciones que había bordado con la pedrería y eran preciosas así es que dejó todo en sus manos, sin recibir ningún cobro extra. “…en resumen todas las pruebas de principio a fin fueron fabulosas y el vestido me quedo como guante. ¡La recomiendo a ojos cerrados!” (Bárbara, 2017)

Su atuendo lo completó con unos zapatos en tonos dorado, plateado que encontró en Zapatera de Nueva Costanera. El tocado y el ramo los hizo ella misma, a través de su empresa Las Marías Decoración, en la que habitualmente recibe pedidos. El de ella era un tocado en tonos plateados con lentejuelas y pedrería y el ramo estaba hecho con flores de aspecto silvestre. Como accesorios, usó su anillo de compromiso de María Guzmán, un modelo antiguo con mucho engaste. También un reloj de oro y brillantes que le dejó su abuela materna y por sorpresa, dos anillos de plata finitos que usa diariamente, que además se los regaló Francisco al principio del pololeo, el día del matrimonio no se dio cuenta de que no se los había sacado.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Por su parte, Francisco también quería un traje a la medida, pero como generalmente deja todo para el último, corrieron un gran riesgo mandándolo a hacer con tan poco tiempo. Don Ismael es el sastre que ha vestido siempre a su abuelo, Francisco le contó que quería un traje azul de corte moderno “semi pitillo” con dos pantalones y chaleco. Compraron la tela en Chantilly en el centro, ¡una tela italiana preciosa! (Fine Mohair) Don Ismael le tuvo listo el traje rapidísimo y le quedó impecable. Las camisas se las mandó a hacer a Camisas Briduch de algodón egipcio, a la medida, preciosas y a un precio razonable. En cuanto a la corbata, iba a usar una rosada clarita, pero a último minuto se puso una corbata azul con detalles en blanco que le pasó su papá, más un pañuelo blanco en el bolcillo de la solapa ¡se veía estupendo!

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Ceremonia y sesión de fotos

La ceremonia se llevó a cabo en la Iglesia San Juan Bautista, la cual se encontraba decorada con un caminito de árboles de canelo. La novia entró del brazo de su papá, a su paso irradiaba paz y felicidad, por fin había llegado ese momento que tanto habían esperado. Rodeados de la mejor compañía, ambos estaban en el altar, bendiciendo sus argollas, prometiéndose dar lo mejor de ellos y acompañarse por siempre, en las buenas y en las malas.

A la salida, los novios, con paso seguro, caminaban del brazo y les sonreían a los amigos, a la familia y a la vida, mientras caían papeles de colores y Bárbara y Francisco se alistaban para una maravillosa sesión de fotos.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do
Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do
Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do
Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Con un manejo total del escenario, la fotógrafa Marize Parra de Yes I Do inmortalizó la elegancia de los flamantes novios. En los alrededores de Terrazas del Ñielol, inmersos en uno de los mágicos bosques del sur, se distinguen las sonrisas, los colores y la prestancia de los novios. Y es que al mirar las fotografías no se necesitan palabras para describir el amor de Bárbara y Francisco, es con hechos cuando nos descubrimos y enamoramos.

“…conozco a Marize Parra desde la época del colegio y había visto su trabajo fotográfico de matrimonios y me encanta, los contraté enseguida y puedo decir que las fotos de nuestro matrimonio son de las más lindas que he visto, quedamos contentísimos con su trabajo, son súper profesionales.” (Bárbara, 2017)

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do
Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Celebración

Los recién casados realizaron su entrada al recinto con la canción “Surfin USA” de los Beach Boys, muy a tono con el momento y con la atmósfera. El centro de eventos se veía espectacular, todo estaba exactamente como los novios lo habían soñado, pero había resultado tan bien porque los novios habían estado en cada pequeño detalle de la organización y decoración de la fiesta, lo cual requirió un tremendo esfuerzo de parte de Bárbara y Francisco.

Para el cóctel y la pista de baile decidieron encarpar, Carpas Titán montó una carpa negra con ventanas que resultó sin problemas. Las Marías Decoración, empresa de los novios, estuvo a cargo de la ornamentación. Colgando se apreciaban guirnaldas de luces y banderines de colores. En cuanto a los menús y números de mesa los diseñó la novia conjunto con su amigo con el que había diseñado las invitaciones e igualmente los mandó a imprimir a Índigo de Papel.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

En el cóctel también pusieron algunos árboles de canelo y, además, arbustos de flores que pusieron dentro de maceteros de latón que habían llevado desde Santiago. Para los centros de mesa de la comida se les ocurrió hacer caminitos de pasto que querían poner con las raíces a la vista, el papá del novio que se dedica a la Agricultura hizo varias pruebas con distintas semillas, finalmente decidieron utilizar cebada.

“Ambas familias se coordinaron en Temuco y plantaron en recipientes desechables que después eliminamos e instalamos estos “pastos” sobre bases de roble, se veían preciosos; como nuestras mesas eran rectangulares montamos dos rectángulos de pastos por mesa y flores amarillas en el centro.” (Bárbara, 2017)

El buffet de postres y el del cóctel los decoraron con un estilo campestre y en la misma línea, pusieron lecheros grandes de una lechería antigua en la entrada del matrimonio.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Crockery Rental se encargó de suministrar todo el mobiliario para el salón, vajilla, mantelería y mesas con luz led para el cóctel. El servicio fue muy bueno, siempre fueron muy atentos y responsables, incluso les prestaron muestras de vajilla para la degustación.

Para amenizar la comida contrataron a Lydwina Simon, una cantante Francesa que vive en Chile. A Bárbara la conoció porque alrededor de un año antes de que Francisco le pidiera matrimonio, fueron con su papá a comer al Parque Arauco y ella estaba cantando, les gustó tanto que les fueron a pedir el teléfono, y ese día, un tanto en broma y un tanto deseando que fuera cierto, se dijeron que la tendrían para su futuro matrimonio. “Contactamos a Lydwina, le contamos que queríamos que nos cantara en la comida, le ofrecimos además los pasajes y alojamiento para que viajara a Temuco con su músico y acepto de inmediato. ¡Realmente canta precioso y es muy amorosa!” (Bárbara, 2017)

De la banquetería se hizo cargo el chef y productor de eventos Cristián Morales. Llegaron a él buscando una alternativa que los dejara participar en las decisiones del menú y que no fuera impuesto por alternativas. Decidieron en conjunto el menú y programaron una degustación con algunas alternativas para tener opciones de elección. La degustación para ocho personas la preparó solamente Cristián en casa de Bárbara, como no contaba con ayuda pensaron que iba a ser imposible, pero lo hizo perfectamente y, además, logrando una presentación inmejorable.

“Lo llamamos, le contamos un poco lo que estábamos buscando y coordinamos una reunión, apenas lo conocimos nos encantó, entendió súper bien lo que queríamos, estuvo todo el tiempo abierto a todas nuestras ideas y también aconsejándonos con su experiencia, nos encantó la reunión que tuvimos así es que decidimos que nos íbamos a quedar con él para que preparara el cóctel y el plato de fondo. Con el tiempo decidimos que él se encargara también del equipo de mozos.” (Bárbara, 2017)

Con respecto a los postres, amigos cercanos y familiares les habían ofrecido preparar sus especialidades, como resultaba algo novedoso y significativo, optaron por esa opción, postres caseros y aparte tendrían algunas tortas y postres de la zona que les habían recomendado.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

Una de las cosas totalmente impensadas que ocurrieron fue un sorprendente y terrible corte de agua el día anterior al gran evento. El chef había llegado con todo su equipo a avanzar en las preparaciones y no había agua. El gran problema era que literalmente estaban en la punta de cerro, la bomba del lugar es gigante y muy antigua y los encargados no sabían cuál podía ser la razón del corte, por lo que tampoco sabían cuándo volvería la indispensable agua. Desesperados, los novios compraron todos los bidones de agua que encontraron en el supermercado para que pudieran cocinar y lavar y Francisco en la noche con sus hermanos salieron a recorrer el bosque para buscar la bomba y ver si podían hacer algo, estuvieron hasta la madrugada. Mientras tanto ya estaban coordinando camiones aljibes, bomberos y baños químicos. Finalmente, el agua llegó como a las 02:00 a.m. ¡no podía ser tanta la mala suerte!

Con respecto a la música, era un tema muy importante para ellos, ya que los novios sabían muy bien qué querían para cada momento de la boda. Hicieron listas en Spotify con mucha anticipación para el cóctel y para la fiesta y contactaron a un DJ de Temuco que a Bárbara le encanta Erich Garrido. Él ya tenía la fecha tomada con otro matrimonio, pero igualmente reservaron con un equipo que se encuentra coordinado por Erich. Les enviaron las listas que tenían y les avisaron sobre la música prohibida, entre otros Américo. Ellos también se encargaron de la iluminación del salón y de la carpa. Para el vals de los novios programaron “El Danubio Azul” de Strauss, un baile romántico y con estilo. También bailaron con sus padres y se convirtió en un momento íntimo, muy especial e inolvidable.

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

La fiesta partió con la canción “La Gozadera” de Gente de Zona ft. Marc Anthony, con tan entretenido tema imposible quedarse sentado. Si bien durante la fiesta aparecieron algunas canciones que nunca habían escuchado, no fue un gran inconveniente, ya que se mantuvo prendida en todo momento que era lo importante. Todos bailaron, rieron, cantaron y pasaron una noche memorable en esta entretenida y muy especial fiesta ¡Felicidades a los novios que realmente lo dieron todo!

Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do
Yes I DoConoce los mejores trabajos de Yes I Do
Créditos: Yes I Do

¡Muchas gracias por compartir tan lindo matrimonio!

Centro de eventos: Terrazas del Ñielol | Impresión invitaciones, números de mesa y menús: Índigo de Papel | Telas vestido de novia: Mundo de Seda | Diseñadora vestido de novia: María Velo Novias | Zapato novia: Zapatera | Fotografía: Yes I Do | Tocado, ramo y decoración: Las Marías Decoración | Anillo de compromiso: Joyas María Guzmán | Traje del novio: Sastre Don Ismael | Tela traje del novio: Chantilly | Camisas novio: Camisas Briduch | Encarpado: Carpas Titán | Mesas, vajilla, mantelería y luces led: Crockery Rental | Cantante cóctel: Lydwina Simon | Banquete: chef y productor de eventos Cristián Morales | Música y luces: Equipo de DJ Erich Garrido |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Bárbara y Matt, un amor que cruzó fronteras
Bárbara y Matt, un amor que cruzó fronteras
Esta es la historia de amor y la boda de Matt y Bárbara, una ceremonia de ensueño es la que vivió esta maravillosa pareja, una historia de inspiración y de la vida real, donde quisimos compartir con ustedes un hermosos recuerdo.
Photo : Christophe Pasteur
Los cuatro temores que todos los testigos esconden en silencio
Los testigos de una boda son importantísimos para la pareja. En un momento de crisis, recurrirán a ellos. ¿Qué es lo que más les aterroriza a los elegidos? Míralo aquí.
Recuerdos para matrimonios en Santiago: las 10 mejores ideas para sorprenderlos a todos
Recuerdos para matrimonios en Santiago: las 10 mejores ideas para sorprenderlos a todos
Sabemos que escoger el recuerdo de matrimonio perfecto en Santiago puede ser un poco complicado, pero con estas empresas encontrarás el souvenir de boda que de deseas.

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información