Melissa y Diego, ¡un amor para decir sí y mil veces sí!

Se conocieron cuando comenzaba el año 2009, habían entrado a estudiar juntos, cada uno con proyectos académicos fallidos, habían decidido darle una nueva oportunidad a sus estudios. Y así, en estas circunstancias, la vida los juntó.

“Recuerdo que cuando mi padre me fue a matricular me dijo: si tu hermana encontró el amor de su vida en esta misma institución, ¿por qué tu no? Yo solo reí.” (Melissa, 2018)

La relación se fue dando de a poco, hacían trabajos juntos y se empezaron a conocer mejor, se dieron cuenta que tenían gustos similares respecto a la música y eso los unió mucho más. Se hicieron muy amigos, se contaban todo; las penas, alegrías, amores y desamores, se apoyaban mutuamente, y así pasaron dos años de amistad, hasta que Diego empezó a mostrar otro tipo de interés hacia Melissa. Ella lo notaba, pero trataba de ignorarlo, hasta que a finales del 2010 ambos decidieron darse una oportunidad, que resultó en siete años de pololeo y un increíble matrimonio en Algarrobo.

Créditos: El Arrayán Fotografía

Juntos les gusta compartir noches de conversación acompañados de la música que disfrutan y de vez en cuando ir a uno que otro concierto de sus artistas favoritos.

Decidieron casarse cuando llevaban alrededor de 3 años juntos, incluso establecieron una fecha tentativa que fue haciéndose más segura a medida que pasaba el tiempo y se acercaban al día elegido. Hubo ciertas situaciones familiares que pusieron en duda el plan inicial, pero los novios lograron, por el bien de ellos mismos y de sus cercanos, que no cambiara la decisión ya tomada.

Teniendo decidida la fecha faltaba algo esencial ¡la petición de matrimonio! “Como mujer uno espera el ansiado anillo de compromiso, Diego decía que para qué, que no era necesario, porque ambos decidimos casarnos, que ya no era sorpresa, y bueno, me convenció y no volví a molestarlo.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía

Transcurría la noche del 2 de agosto del 2017, ambos se encontraban en la casa de los padres de Melissa, con Diego se despidieron para ir a dormir, todo parecía normal, ella fue a su pieza y de repente le llega un video a su whatsapp de Diego. Eran fotos de ellos con una canción que ambos les gusta mucho, en cada foto habían letras y al final de la canción Melissa pudo formar el mensaje que decía ¿quieres casarte conmigo?

“…fui corriendo donde estaba él, y ahí estaba esperándome con velas y con un anillo en sus manos, nos abrazamos y dije Sííí, mil veces sí. (Melissa, 2018)

Celebrarían su boda en el Fundo Santa María de Algarrobo el día 20 de enero de 2018. Los partes de matrimonios, con la idea de realizar algo que saliera de lo común, los hicieron ellos mismos con pergaminos entregados en una cajita de tonalidades café y azul con su logo.

“Todos los detalles y los partes lo confeccionamos nosotros mismos, ya que nos dedicamos a realizar estos tipos de trabajos. Así que dejamos el dato.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía

En la organización de la boda pasó de todo, entre que a los novios se les cayeron los souvenirs y quedaron un poco dañados, también se les acabó la tinta de la impresora para los obsequios de los asistentes. También vivieron momentos de completa felicidad, así como pequeñas penas constantes que finalmente son parte de la vida y que los novios han sabido sobrellevar juntos.

“Los preparativos de la boda, la boda en sí y su celebración estuvieron marcadas emocionalmente por la ausencia de personas fundamentales para nuestra vida, para mí la ausencia de mi padrino y para Diego la ausencia de su madre, ambos nos dejaron a fines del año 2015 y todo lo que hemos hecho ha estado acompañado de estos momentos tristes de nuestra vida.” (Melissa, 2018)

Preparación de los novios

Melissa se preparó en el lugar de evento junto a sus padres, tenían una habitación especialmente para ella adornada con flores, cosas para beber, espejos, todo lo que se necesita para ese día. Del maquillaje y peinado se encargó Patricia Ayala, quien la dejó tal cual Melissa quería. Realizó un excelente trabajo usando los colores precisos en su rostro y combinándolo con un peinado semi-tomado en el que se lucía una trenza que cruzaba por delante.

“Mi estilista, una profesional sequísima, me la recomendó mi hermana, quien también se maquilló y peinó con ella el día de su matrimonio, Patricia Ayala Molina, con una disposición única, me dio toda la confianza y seguridad que se necesita para la ocasión, el resultado fue hermoso.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

El vestido de novia fue un regalo de su tía Mary. Melissa visitó muchas páginas en internet, hasta que llegó a La Casa Blanca, pensó que le costaría encontrar su vestido, pero solo alcanzó a probarse cuatro. Cuando llegó a la tienda le mostraron uno que ella rechazó, no era para nada de su estilo, pero fue tanta la insistencia de la ayudante que aceptó probárselo. “…me miré y no dude, ese era mi vestido, y al ver a mi madre y a mi tía en lágrimas, lo confirmé aún más, lo amé.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Para los zapatos, la novia buscaba algo cómodo, no es de usar tacos en su día a día, por lo que necesitaba algo esencialmente cómodo el día de su boda. Buscó por todos lados, encontró algunos preciosos pero que eran muy altos, hasta que encontró en Dafiti unos zapatos blancos, sin tanta altura y taco ancho, tradicionales de cuero blanco, hechos a su gusto y medida para disfrutar como se merece.
El ramo de flores lo hizo Norma de Pasión Floral. Quedó maravilloso, tal cual la novia lo había imaginado, rosas azules con detalles rústicos.

“Cosas que nos emocionaron, para mí fue todo el proceso previo, estar con mis padres ayudándome a prepararme eso es algo hermoso que agradezco mucho.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Por su parte, Diego se preparó en casa de su hermana junto a toda su familia. El traje de novio fue difícil porque Diego quería salir de lo común, finalmente encontró su traje ideal en Trial Novios, un diseño color azul a cuadros. Siempre había querido uno azul ya que Diego es fanático de la Universidad de Chile.

Todas las Joyas que utilizó la novia fue un regalo de su mamá. El anillo de compromiso fue de la Joyería Lavín que está ubicada en Providencia y las argollas de matrimonio fue un regalo de la cuñada de Melissa.

Créditos: El Arrayán Fotografía

Ceremonia y sesión de fotos

Los recuerdos más bellos siempre están cargados de anécdotas que hacen de cada momento algo único, por eso mismo, esta no podía ser la excepción. El encargado de ir a dejar a Melissa a la iglesia demoró en llegar, ya que al auto no se le podía cerrar el capó, mientras viajaba en la carretera se le volaron los adornos del auto, tuvo que devolverse a buscarlo. Finalmente, llegó a buscar a la novia y la llevó al destino, la Iglesia Colonial Nuestra Señora de la Merced del Totoral en El Quisco. Es monumento nacional y tiene todo el estilo de los novios; sencilla, rústica, pequeña y acogedora.

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Melissa llegó del brazo de su papá, donde al final del pasillo se encontraba Diego esperándola. Fue muy emocionante cuando tanto ella como Diego caminaron al altar, pues al entrar vieron lo amados al contar con la presencia de todos aquellos que ellos querían que estuviesen en un momento tan importante.
La decoración de la iglesia fue realizada por la misma institución, les preguntaron el estilo que querían y ellos la decoraron con arreglos de flores blancas y en las bancas con flores blancas con arpillera, se veía hermoso.

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

La sesión de fotos a campo abierto estuvo colmada de miradas, abrazos y una absoluta entrega entre ellos. Los fotógrafos Danae y Jaime de El Arrayán Fotografía, realizaron un trabajo bellísimo haciendo parte de cada escenario a esta romántica pareja de recién casados.

“…excelentes profesionales, sequísimos en lo que hacen y estamos enamorados de cada una de sus fotos, sentimos que lograron captar cada momento, súper preocupados de que todo saliera bien, todos nos hablaron de lo bien que trabajaban, que su trato era muy cordial, puras cosas buenas hacia ellos, nosotros contentos y felices de haber tomado la mejor opción.” (Melissa y Diego, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Celebración

La celebración se realizó en Fundo Santa María de Algarrobo. Un lugar maravilloso de áreas verdes, donde se disfruta de la naturaleza al aire libre, todo lo que los novios querían estaba en ese lugar. Ofrecían el servicio completo, así que Melissa y Diego se encargaron solamente de los detalles más mínimos, aunque no menos importantes. El servicio fue espectacular, todo en manos de Loreto Catalán Eventos, quien hizo realidad los sueños de los novios. En la decoración se utilizaron girasoles y flores en tonos violeta y azules.

“…maravillosa persona, siempre dándonos en el gusto, con un equipo fabuloso que se destacó y así lo hizo saber nuestros invitados, elogiando cada detalle respecto al cóctel, cena y servicio de los muchachos.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Durante la recepción, fue muy emotiva la intervención de algunas personas que quisieron expresar palabras y sentimientos sobre los protagonistas de la noche. Todo estaba hermoso y saliendo exactamente como los novios lo habían imaginado.

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

La fiesta, la música, la iluminación y sonido estuvieron a cargo del mismo centro de eventos. Para el baile los novios no se habían preparado, ya que habían estado preocupados de otras cosas, por lo que el baile había quedado en segundo plano. La improvisación fue fantástica, tan romántica como natural, acompañados del vals clásico, “…queríamos un matrimonio tradicional con detalles que salieran de lo común.” (Melissa, 2018)

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Dentro de las sorpresas que los novios prepararon estuvieron la espectacular presentación de la batucada Son Playa Batucada del Quisco. Esa idea surgió justo un día antes del matrimonio ¡justo a tiempo! Así fue como a mitad de la fiesta aparecieron ellos llenando a los invitados de alegría, bailando, jugando, lo pasaron muy bien, a todos les encantó.

Créditos: El Arrayán Fotografía
Créditos: El Arrayán Fotografía

Todo estaba preparado para que los invitados se llevaran el mejor de los recuerdos del matrimonio, por lo que en cada rincón había algo para ellos. Como era al aire libre a las mujeres les regalaron pañuelos para el frio entrando la noche. En un sector había fotos de Melissa y Diego con cada uno de los invitados recordando algún momento vivido. También les regalaron un kit de emergencia a aquellos que se excedieran y un kit anti-aburrimiento para los niños, para finalizar se llevaron un souvenir de cactus y suculentas con detalles rústicos, ¡un recuerdo maravilloso!

Créditos: El Arrayán Fotografía

¡Felicidades por su boda y gracias por compartirla con nosotros!

Centro de eventos: Fundo Santa María de Algarrobo | Maquillaje y Peinado: Patricia Ayala | Vestido de novia: La Casa Blanca | Ramo de flores: Pasión Floral | Traje del novio: Trial Novios | Anillo de compromiso: Joyería Lavín | Fotografía: El Arrayán Fotografía | Banquetería: Loreto Catalán Eventos | Batucada: Son Playa Batucada |

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Danos tu opinión

Créditos: Mat and Fer Photography
Tania y Alejandro, ¡un pintoresco y estiloso amor porteño!
Una romántica y asertiva petición de mano los llevó a celebrar una boda llena de detalles y momentos maravillosos ¡con una sesión de fotos imperdible!
Créditos: Espontánea
Melissa y Jorge, un imparable y determinado verdadero amor
Jorge no necesitó más que una foto para saber que Melissa era la mujer de su vida y un par de meses para decidir que quería pasar el resto de su vida con ella, ¡una inspiradora historia de amor donde el galán hace de todo por conseguir el amor!
Créditos: Aele Fotos de Matris
Karla y Sebastián, ¡un encuentro fortuito y una vida de eterna felicidad!
En Valparaíso cruzaron sus vidas, con los años se enamoraron profundamente y un reencuentro en República Dominicana los comprometió para casarse en un hermoso día de marzo, ¡imposible perderse esta historia de amor!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información